lunes, 24 de octubre de 2011

NOVEDADES



DREAM THEATER – “A Dramatic Turn Of Events”.


Han ido sobre seguro. Riesgo, el mínimo. Bastante riesgo era prescindir de los servicios de uno de los mejores (sino el mejor) baterías del mundo. Muchos, (entre los que me cuento), les esperábamos con las garras afiladas, mayormente, por el comentado suceso. Y van los cabrones, y se descuelgan con este disco. Prueba superada.

Ausente Portnoy, el otro cerebro del grupo, Petrucci, ha tomado los mandos compositivos y productivos. Se nota. El tío está absolutamente desmelenado y genial en este disco. Un solo “solo”, valga la redundancia, vale ya la compra del disco. Me refiero al de “Breaking All Illusions”. ¿Se puede alcanzar un orgasmo oyendo música? Si, señores. Se puede.

Y ahora, vamos al asunto Mangini. ¿Un batería de tapadillo para este disco? ¿Muy por debajo de sus posibilidades? ¿Pobre sonido de batería, comparado con otros discos? Ni de coña. Señores, me quito el sombrero ante este hombre. Cuando, como he comentado, éramos muchos los que estábamos con el hacha preparada para defenestrar a este hombre, el tipo no solo cumple, sino que está espectacular en algunos tramos. Vuelvo a mencionar “Breaking All Illusions” (¿se nota que me parece el mejor tema del disco? Por momentos, veo planear la sombra de Walsh y Livgren en esta canción).

Los temas: un disco que empieza con un trallazo como “On The Backs Of Angels” no puede ser un mal disco, aunque luego encontremos temas como “Far From Heaven” o “Beneath The Surface”. Las baladas, amigos, las baladas que no deben grabar gente como ésta. Porque, señores, estos dos temas palidecen ante “This Is The Life”. Eso si es una balada, término que me jode bastante. Yo prefiero llamarlo “canción majestuosa”.

Luego están los marcianismos: “Lost Not Forgotten”. Los detractores de este grupo, que son muchos, les acusan precisamente de eso, de exhibicionismo. Ya tienen otro argumento más para ello. Pero… qué cojones… el que no pueda, que se joda.

Por cierto… “Build Me Up, Bring Me Down”… suena sospechosamente a “Lie”. Si cuando yo digo que han ido a asegurar…

Entre medias, temas más o menos de estilo DT clásico: “Outcry” y “Bridges On The Sky”, esta última, inicialmente titulada “Shaman’s Harvest”. Oyendo la intro, ya sabemos todos por qué.

En fin, como ya he dicho, un disco sin riesgos, que contentará a los seguidores más clásicos del grupo y seguramente captará alguno más. Lo que me temo es el siguiente. Ahí si que tendremos que arriesgar un poco más, y ver realmente por dónde van a ir los tiros a partir de ahora. Y ahí los quiero ver yo y alguno más…

The waiting carries on….

Ricardo Moreno "RITCHIE"



1 comentario:

  1. Lo escuché hace poco y me gustó mucho. En cuanto a Mangini, tal y como comentas, muy, pero que muy bien. Apenas se echa a faltar a Mr.Portnoy.

    Hace poco también escribí un post sobre este CD. Te hago un link a mi blog para ir cambiando información (www.rockfloyd.com)

    Saludos

    ResponderEliminar