jueves, 21 de noviembre de 2013

MIRADAS RETROSPECTIVAS: TESLA, THE LAW. REEDICIONES: HONEYMOON SUITE, ACE FREHLEY



El ocho de Diciembre de 1986 saldría al mercado el debut de una de las grandes bandas de Hard Rock americano de la década de los ochenta.

Tomando su nombre de uno de los padres de la electricidad Nicola Tesla, la banda original de la capital de California Sacramento, ficharía por el sello de David Geffen "Geffen Records", abalados por un rotundo directo que llamaba la atención por las aptitudes vocales de un menudo "Front-Man" llamado Jeff Keith, y por un par de guitarristas de la vieja escuela.

Keith, considerado y respetado como una de las voces clásicas del Rock duro mundial, ha mamado la esencia de los grandes, destacando Steve Marriott, Paul Rodgers y Steven Tyler, de los que ha adquirido ese "feeling" tan maravilloso que nos ha dejado en tantas canciones de la banda.

Pero todo empezó con "Mechanical Resonance", un disco que en España pasaría de puntillas pero que en programas radiofónicos de la época como "Rompe Hielos" o "Emisión Pirata"si que tendría su espacio para que temas como "Ez Come Ez Go" saliesen al aire a la caza de adeptos rockeros con ganas de algo diferente a bandas cañeras como Maiden o WASP, o heavies poperos como Bon Jovi o los Europe, todos ellos en diferentes momentos álgidos en la península ibérica.


Si bien el inicial "Ez Come, Ez Go" ya me abdujo desde la primera escucha con su estupendo "Heavy Rock", fue "Comin´Atcha Live" la que definitivamente te ganaba para la causa Tesla. Entre riffs y punteos de un duelo fenomenal que Frank Hannon y Tommy Skeoch mantienen desde la primera nota, y la arrancada de la base rítmica de unos cáusticos Troy Lucketta y Brian Wheat, transcurre este cañonazo de enormes dimensiones sónicas. Para que el flipe sea aún mayor Jeff Keith está estratosférico.

Pero para nota elevada "Gettin´Better", un excitante medio tiempo que Keith empieza a capela y adormilado pero que cambia el paso y rockea la vida sin compasión entre acústicas y eléctricas amplificadas, estando Keith monumental, cantando con una clase digna de Sammy Hagar vs Steven Marriott. ¡Genial de veras!

"2 Late 4 Love" y "Rock me to the Top" son otras dos puñaladas traperas de Heavy Rock 80´s. 
Lo curioso de Tesla es que pese a la producción y el sonido que "Mechanical Resonance" posee, no es un trabajo típico de aquella época. Tesla no son una "Hair Band".

Un tema puramente "Blues Rock" como "Were not Good Together" vive a millones de años luz de la música de unos Ratt o unos Dokken.


Este poderoso medio tiempo es uno de los números más destacados de "Mechanical Resonance". Jeff Keith y la banda comienzan como en aquellas míticas canciones de los 70, como si quisiesen unir bajo el mismo cielo "Starway to Heaven", "Cant Get Enough" de Bad Co o el "Take me Home Tonight" de Boston.

Esto no deja de ser Rock clásico, lo que ahora recibe ese nombre, ya lo hacían los californianos a mediados de los 80. Así que el temazo en cuestión empieza cascado y lastimero, y acaba hiper activo y vital dentro de su desesperada letra, con un Keith rendido ante al que hay que rendirse irremediablemente.

"Mechanical Resonance" prosigue con otros dos temas legendarios: "Modern Day Cowboy" y "Little Suzie". La primera es un dramático Rock duro super resultón, y la segunda es una maravillosa adaptación de un dúo Pop ochentero, al que las acústicas coronan como una de las joyas más finas del Rock duro de aquella época.

Otros tres temas que se salen del Hard Rock estandar que marcaba la moda imperante son "Cover Queen", "Changes" y "Before my Eyes". Esta última canción es la muestra de como puede sonar una balada despojándola de la babosidad que impregnaba a la mayoría de baladas "80´s Old School".

Este debut de Tesla, fue el comienzo de una discografía corta, pero que sigue siendo intensa, y que continuaría dos años más tarde con el estupendo "The Great Radio Controversy", otro inteligente artefacto que unía con precisión Rock duro, Heavy americano y Blues rock.

Caído en Little Big Horn




REEDICIONES:
El sello británico especialista en reediciones "Rock Candy", acaba de editar remasterizados los tres primeros discos de la banda canadiense Honeymoon Suite.

El quinteto de Niagara Falls (Ontario) debutó en 1984 con el homónimo "Honeymoon Suite" , y dos años más tarde publicaría "The Big Price", un disco producido por Bruce Fairbairn (Bon Jovi, Black N Blue, Prism...) que cosecharía un éxito sin paliativos en el país de origen de la banda Canadá, donde llegó al disco de platino. 

En 1988, el quinteto con un cambio en sus filas (el teclista Robb Preuss sustituye a Ray Coburn) publica "Racing After Midnight", un trabajo con el que se trató de conquistar definitivamente el mercado USA.

Como Bruce Fairbairn estaba ocupado con Bon Jovi preparando el "New Jersey", WEA contacta con el legendario productor asociado a Warner y productor de Van Halen, Little Feat y Montrose entre otros Ted Templeman.

La banda bajo el sol californiano graba su trabajo más cálido y excitante, aunque los canadienses tengan que tragar con algunas de las imposiciones del productor Templeman.

Una de ellas era la inclusión "Si o si" del tema "Cold Look", compuesta por el dúo Kelly/Steinberg y que ambos músicos habían publicados en su proyecto AOR I-Ten unos cinco años antes.


La versión de Honeymoon Suite será un poco más rockera que la original, volcada a que las guitarras luzcan más que el teclado, pero poco más, y naturalmente para la voz de Johnnie Dee, que cruza perfectamente a John Bon Jovi con Lou Gramm.

Pese a la producción y que parte del disco es grabado en USA, Honeymoon Suite sigue sonando como lo hacen las bandas AOR originales de Canadá. Así la la inicial "Lookin´Out for Number One" recuerda y de que manera a los mejores Loverboy.

En "Long Way Back" planea el "Summer of 69" de su compatriota Bryan Adams, y en buena parte de la peliculera "Love Fever" son Rick Springfield o Stan Bush los que acuden a la cita aorera impuesta por la banda.

En aquella época Honeymoon Suite eran una de aquellas bandas de las que aparecían sus temas en la banda sonora de alguna peli. En aquel año firmaron uno de los temas centrales de "Leather Weapon" (aquí "Arma Letal"). Este tema vendría en la versión británica del álbum, no apareciendo en la nueva reedición de "Rock Candy".

"Racing After Midnight" no es un disco puramente AOR. Canciones como "Other Side of Midnight" o "Love Changes Everything" son material Hard Rock melódico del bueno, con muy buena guitarras y la perfecta voz de Johnnie Dee.

Aunque la calidad del disco decae hacia el final, "RAM" es un muy buen trabajo de Hard-Aor, ideal para el verano si, pero también para levantar la moral en los lúgubres días del periodo otoñal.

Caído en Little Big Horn





REEDICIONES: 
Seguramente que si se hace una encuesta entre los fans de KISS preguntando por el miembro más "Cool" de la historia de la banda un porcentaje muy alto votaría por "Space Ace".

El carismático guitarrista del Bronx no solo grabó un puñado de riffs memorables con Kiss, también creó y cantó alguna de las mejores canciones de la banda, y cuando en 1978 publicaron los cuatro discos de Kiss por separado, el repertorio de su debut se tragaba de un solo bocado al resto de sus compinches del beso metálico.

El caso es que en los primeros 80 se fue (o lo largaron) de Kiss y en 1987 sacaba su segundo trabajo en solitario (primero bajo la denominación "Frehley Comet") y un año después la continuación "Second Sighting").

Ambos discos recibieron en general buenas críticas, y fueron aceptados por los fans de Kiss, pero tan solo unos meses más tarde Frehley decide disolver la banda para volver en el 89 como Ace Frehley.

"Spaceman" alude a su compromiso con los fans para deshacer el "Cometa rockero" , del que se salva el bajista John Regan.


Ace se rodea de Eddie Kramer que producirá "Trouble Walkin´", y de viejos conocidos como Peter Criss o nuevas "Super-Novas" como Sebastian Bach.

El disco contiene chutes hard rockeros tan adictivos como la inicial "Shot Full of Rock". "Five Card Stud" o "Lost in Limbo" aúnan buenas melodías con las guitarras duras de Ace.

"Back to School" vale más como canción que todo lo que su ex banda había grabado para "Crazy Nights" y sobretodo "Hot in the Shade".

Otros dos temas que vienen en esta edición de "Rock Candy", el clásico de la ELO "Do Ya", y el "Hide your Heart", un flojo tema compuesto por Paul Stanley, Desmond Child y Holly Knight que los mismos Kiss grabarían ese mismo año para el desafortunado "Hot in the Shade".

Lo curioso es que este tema cuya versión es mucho mejor la de "Space-Ace" , es una canción del montón dentro de "Trouble Walkin´", pero es uno de los destacados del "Hot in the Shade" de Kiss. 

El Hijo de Ron Keel







MIRADA RETROSPECTIVA 1991

Hubo una época dentro del Rock donde todo Dios se apuntó en algún momento de su carrera discográfica al mundo del AOR. 

Prácticamente no se libró nadie, ni bandas ni solistas; así que desde las chicas de Heart hasta Don Henley pasando por Roger Daltrey, todos sucumbieron al almibarado Rock imperante en la FM americana en los años ochenta.

Bad Company también pasó su particular víacrucis entre "Fame & Fortune" y "Here Comes Trouble". Fueron cuatro buenos discos en los que ya no ponía la voz Paul Rodgers y si lo hacía el estupendo Brian Howe.

El caso es que el gran Paul Rodgers, una de las voces definitivas de la historia del Rock (Free,Bad Company, casi nada ¿Eh?) también tuvo sus escarceos con la música que inventaron Boston y Foreigner, mitificaron Journey, Asia y Van Stephenson, y se la fueron cargando entre todos con melodías cada vez más alejadas del Rock.

Su llegada al mundillo del AOR fue tardía, aunque los Bad English estaban en boca de todos los especialistas, el género melódico por excelencia tenía los días contados en la cumbre de las radios del planeta. Quizás si Paul Rodgers hubiese aparecido con este disco a mediados de los ochenta la suerte no le habría dado la espalda.

Era 1991 cuando el vocalista de Middlesbrough acuerda en un Pub londinense la creación de una nueva banda junto al batería Kenny Jones (Small Faces, The Faces, The Who...), es de esta manera como nace "The Law".

Curiosamente, con The Law Rodgers deja de escribir material, algo que siempre había realizado tanto en Free como en Bad Company, pasando a grabar canciones escritas por otros artistas (otra de las modas del AOR ochentero), tan solo las tres últimas canciones del álbum tienen su sello y firma.


El resto del material, como ya reseñé, viene firmado por artistas de distinto pelaje, desde el cantante Pop Bernie Mardones que le "regala" la inicial "For a Little Ride", hasta Phil Collen y el dúo Bryan Adams/Jim Wallace con los temas "Miss You in a Heartbeat" y "Nature of the Beast".

Rodgers nos ofrece la cara más rockera de "The Law" con la marchosa "Tough Love" y trata de embelesarnos con la balada super AOR "Missing you Bad Girl".

El disco no solo lo guisan Rodgers y el batería Jones. Junto a ellos está permanentemente a las seis cuerdas Jim Barber y un sinfín de artistas que colaboran de una u otra manera (David Gilmour, Chris Rea, Bryan Adams, el bajista Pino Palladino...)

Las once canciones (en la reedición del 2008 doce) son puro AOR sin mucho más que añadir, con todos los bienes y males del género, pero en general buenos temas. Y es que la voz de Paul Rodgers creo que ya es suficiente reclamo para los aficionados al género melódico para uso y disfrute de temas más o menos afortunados del estilo a lo que bandas como Bad English o Journey destilaban en aquella época.

La crítica machacó al disco a su salida, y el público en general le dio la espalda a The Law, causa por la cual Rodgers desintegró al trío tan rápidamente como lo había formado, aunque parece ser que hay material con canciones para una continuación de este trabajo que finalmente no vería la luz.

Caído en Little Big Horn









No hay comentarios:

Publicar un comentario