lunes, 5 de marzo de 2012

VAN HALEN. Y con ellos llegó el escándalo!!!!! Primera parte



Genios y figuras. Los Van Halen jugaron en la gran división del Rock durante muchos años e incluso llegaron a reinarla. Demostraron no tener rival encima del escenario llegando a descubrir las vergüenzas de intocables de capa caida como los Black Sabbath. Los cuatro miembros, Alex, Michael, Eddie y David merecen todos los honores, pero son sin duda los dos últimos los que se llevan la palma. El primero revolucionó al Rock duro con su guitarra y el segundo le añadió todo el picante y la mordiente como "frontman", formando un duo imparable de una maquina que funcionó a todo trapo hasta 1985...Amados por Gene Simmons, odiados por los mismísimos Aerosmith...VAN HALEN!! Los auténticos reyes del Rock pesado californiano.


Uno de los debuts más espectaculares de la historia del rock, así de simple. Cuando el hacha (nunca mejor dicho) de Gene Simmons puso sus zarpas encima de esta banda, sabía lo que hacía: de unos tales Mammoth que se ganaban la vida, como otras muchas bandas de la época, en locales angelinos, a todo un fenómeno de masas en los States. Un guitarrista que revolucionó la técnica, y que pasó por la derecha, a toda velocidad, a elementos que se las daban der ser los mejores manejando el mástil. Temas que enganchaban a la primera escucha para, décadas después, seguir instalados en tu cerebro de manera casi obsesiva. Una banda compacta, divertida, que igual disfrutaba en escenarios pequeños de locales como el “Whisky a Go Go”, como reventaba estadios.

            Tenían tan claro que el disco iba a ser un bombazo que hasta se atreven a incluír como tema un solo de guitarra. Bueno, deberíamos decir, EL SOLO DE GUITARRA. Si señores, el solo que comparte reinado con el de Hendrix en “Voodoo Chile” o el de Page en “Stairway To Heaven”. “Eruption” es algo más que eso, un solo de guitarra, para convertirse en un fenómeno musical: técnico y transgresor como hasta entonces no se había dado, creador de una escuela que, hasta la fecha, no ha tenido muchos alumnos aventajados. Eddie continúa siendo el absoluto dueño del copyright del estilo.

            Otro de los aspectos del disco es la inclusión de versiones, algo que sería posteriormente un denominador común en los discos de VH: en este, encontramos una versión atomizada del “You Really Got Me” de los hermanos Davies, que seguro estuvieron orgullosos de haber parido semejante tema para el lucimiento de los chicos de Roth.


Y dos temas que esenciales para comprender en sonido VH en toda su amplitud: “Running With The Devil” y “Ain’t Talkin’bout Love”. Con estas estructuras patentaron los Halen su sonido tan característico, y que ya no les va a abandonar nunca.

            Detrás de los espectaculares Eddie y David Lee Roth, una base rítmica compacta y musculosa, la del siempre sonriente Michael Anthony y el gran tapado en la sombra, el Sr. Alex Van Halen, uno de los baterías más imaginativos de la escena rockera, no siempre reconocido como tal (no quiero pensar lo que hubiera ocurrido si, cuando eran niños, Alex hubiera seguido con la guitarra y Eddie con la batería, tal y como habían pensado en su tierna juventud).

            Mención aparte para Ted Templeman, ese productor que era el quinto miembro de VH en la sombra, y que es en gran parte responsable de su característico sonido y del tremendo impacto de la banda.

            En definitiva, y como de vez en cuando se reconoce en estadísticas e historias del Rock, un álbum atemporal, de esos que da gusto poner en el coche en verano, cuando vas camino de la playa. O, qué coño, en pleno invierno, cuando caen chuzos de punta del cielo. Te alegra el día… vaya si te lo alegra.

Ricardo Moreno "Ritchie"






Menos de un año después de dejar al mundo con la boca abierta con su álbum de debut, los hermanos Van Halen, David Lee Roth y Michael Anthony vuelven al estudio para dar forma a la continuación de su fenomenal primer trabajo.

            Difícil tarea, el listón estaba muy alto, y ya no eran unos principiantes a los que se les podía dar el beneficio de la duda.

            VH lo solventó con otro disco que, si bien no era tan impresionante como su debut, si contenía gran parte de la esencia de ese primer trabajo. De hecho, muchos de los temas que lo componen ya estaban escritos en los tiempos en los que Gene Simmons se los agenció para su equipo. Por lo tanto, de esos mimbres no podía salir nada malo. Y así fue.

            El tema estrella, “Dance The Night Away” no posee la explosividad ni la contundencia de las canciones de su primer trabajo, pero coño, tampoco le hace falta. Un tema divertido, con clase, sin alardes. Simplemente, un tema para quedarte a gusto cuando lo escuchas, y una concesión a la comercialidad que a los VH les iba a venir muy bien en el futuro. Un tema ideal para las FM americanas, tan poderosas en esa época para encumbrar o defenestrar a grupos.

            Junto a este tema, otros no tan amables, que nos recuerdan con qué clase de tipos estamos tratando: “Somebody Get Me A Doctor”  podría haber estado perfectamente incluída en su primer disco, y “Spanish Fly” nos vuelve a dejar con la boca abierta ante lo que es una alarde de técnica y buen gusto por parte de Eddie.

            La versión, que no puede faltar: “You’re no Good”. Temas hechos para un calavera como Lee Roth: “Beautiful Girls”.

 


Un disco que confirmó a VH en primera división, si es que todavía quedaba algo que confirmar. A partir de ahí, los hermanos Van Halen, con todo el pescado casi vendido, se van a dedicar a experimentar con otro tipo de sonidos, un poco más alejados de la apuesta segura que eran su primer trabajo y este “II”.

            Y, para finalizar, un par de curiosidades que quizá alguno ya conoceis: la guitarra negra con listas amarillas que Eddie luce en la contraportada del disco, está enterrada junto con Dimebag Darrell, el malogrado guitarrista de Pantera. Parece ser que Eddie tuvo el detalle de cederla para ese evento al haberse enterado de que Dimebag siempre la había considerado como su “guitarra-fetiche”. Esa guitarra, en realidad, nunca llegó a oirse en este disco, simplemente aparece en las fotografías.

            También, la fotografía de la contraportada le costó un disgusto a Lee Roth. Al aterrizar del salto en el que se le ve en la misma, Roth se rompió un pie al ponerlo encima del pie de micro en el aterrizaje.

            Si es que estos chicos iban como locos….

Ricardo Moreno "Ritchie"





 
En 1980 Van Halen eran la banda de hard Rock más famosa de America (Les habian robado ese gran honor a sus venerados-odiados Aerosmith) y miles de jovenes les admiraban y adoraban como a unos nuevos "Mesias" del Rock. De hecho, los chicos se volvian locos cada vez que Eddie Van Halen dibujaba un tapping por los trastes de su guitarra y las chicas suspiraban con cada salto acrobático de 180 grados que "Diamond Dave" realizaba sobre un escenario.

El ascenso meteórico de la banda con sus dos primeros trabajos habia que refrendarlo lo más inmediatamente posible con un nuevo disco, el tercero en discordia: "las mujeres y los niños primero". Con lo cual, Ted Templeman (Que habia producido los dos primeros trabajos) y Don Landee se encerraron en un estudio Californiano durante dos semanas y medio junto a los miembros de la banda para gestar un impactante disco de nueve temas con todo el universo de sonidos que les habian hecho grandes. Nueve canciones que les llevarian al puesto número 6 del Billboard Americano. Después de esto, Van Halen ya no tendrian que seguir demostrando nada a nadie (Aunque la mayoria de críticos les seguirian odiando por sus continuos desplantes y sus maneras de "Rock-Stars") ya que su "Status" era tan grande como el de los grandes iconos del Rock.

Eran tiempos de máxima diversión para la música dura y sus seguidores, todavia estaban lejos los amaneramientos que tanto daño harian a las bandas americanas por culpa de las grandes corporaciones y las propias e insaciables ambiciones de las mismas años después. Por eso un tema como "And The Cradle Will Rock" era perfecto para iniciar un disco como este. El riff inicial de Eddie no fue hecho por una guitarra y si por un teclado que estaba pasado através de un amplificador Marshall que le otorgaba ese parecido guitarrero. Un tema poderoso repleto de "Overdubs" y riffs sensacionales. Al final de la canción si te fijas bien y conoces los primeros discos de Van Halen puedes dislumbrar un guiño al "Aint Talk About Love" del primer trabajo en forma de riff.



Siguiendo los mismos derroteros de la primera canción nos damos de bruces con "Everybody Wants Some". Si todo es perfecto en este tema más un solo de guitarra que es puro espectáculo, para el análisis quedan las labores rítmicas perfectamente conjuntadas de Michael Anthony y Alex Van Halen que forman un duo de demolición imparable en todo el disco. En "Fools" vuelven a dar una sobervia clase de aguante y quite a las guitarras del genio Eddie y a las locuras vocales de David Lee Roth que sigue enervandonos como solo él sabe hacerlo en "Romeo Delight", poderoso corte que serviria a la banda como overtura para sus conciertos durante varios años.

En los dos primeros trabajos de estudio, Eddie hacia gala de su poder en un par de cortos pero brutales instrumentales; en "Tora-Tora" lo vuelve hacer aunque no te deja con la boca abierta como en "Eruption" si es un preludio perfecto para la correosa "Loss Control" que entra a matar desde la primera nota de riff.

Que Van Halen dominan a la perfección varios estilos dentro del Rock( Se labraron su inicial carrera musical a base de covers clásicos del género) queda patente en "Take You Whiskey Home" y "Could This Be Magic" en las que hacen un ejercicio retrospectivo de Rock sureño primero y Country Rock después en el que demuestran que además de ser grandes músicos y tener un excelente sentido del humor, a la hora de hacer voces (Michael Anthony ¡Que grande!) tienen pocos rivales. Otra muestra de esto último lo vuelven a realizar en "Its A Simple Rithyme" con la que cierran la tercera obra maestra de su corta pero imparable hasta el momento carrera discográfica.

Caído en Little Big Horn










No hay comentarios:

Publicar un comentario