martes, 2 de octubre de 2018

TOM PETTY: 'LONG AFTER DARK' 1982

blogdecaido2018

Un año ha pasado desde que Petty nos dejó de manera repentina . Petty era tan grande que cuando se fue recibió elogios de compañeros del mundo de la música tan dispares como Ring Starr, Neil Young o Fish; el grandullón ex vocalista de Marillion fue uno de los más afectados por su muerte en las redes sociales.

El resto de sus seguidores y del Rock And Roll siguen llorando su  pronta marcha, la del genio que con aparente sencillez era capaz de noquearte con un riff como el de 'American Girl', volarte los sesos con el imparable rockanrol de 'You Wreck Me', ponerte un nudo en la garganta con todo un disco ('Echo') o  de llevar en determinados momentos la batuta de un combo de genios llamado The Traveling Willburys. 

A comienzos de los años 80 nuestro héroe dicen que padeció la fiebre 'Damm & The Torpedoes'. Fue tan grande el material escrito para ese disco que la resaca le duró al de Gainesville dos álbumes más, 'Hard Promises' y 'Long After Dark', sobre todo este último que recibió algún que otro palo y tibias reseñas , cuando la realidad me dice que es un magnífico trabajo con menos clásicos que el debut o 'Damm', pero que esconde brillantes perlas labradas con las estupendas guitarras de Mike Campbell y recitadas por la personal voz del añorado rubio de Florida.

Dos singles potentes marca de la casa para perpetuar el idilio de Petty y los Heartbreakers con las emisoras de radio se volvieron a dar con la Power Pop 'Change of Heart' y con la muy 80´s cubierta de heladas capas de teclado obra de Benmont Tench 'You Got Luck Me'.

El resto del material que cubría el primer acto de Long After Dark pasa en un pestañeo; la inmediata 'One Story Town' con ese toque chuleta de western endurecido por Campbell y Petty, la eterna canción perfecta de Rock de cada disco plasmada en 'Deliver Me', y las enseñanzas de los Byrds transformadas en robusto Rock & Roll a golpe de riffs de título 'Finding Out'.

blogdecaido18

La distancia entre la música del álbum y Foreigner se acercan como el Sol al Perihelio con 'We Stand A Change', no se tocan ni se pisan, pero el AOR está ahí latente como la lava volcánica antes de salir expulsada al exterior.

'Straight Into Darkness' es un bello flashback de amor/desamor que nos cala hasta empaparnos y 'The Same Old You' busca desesperadamente el Rock & Roll del debut, no corona la cima como 'American Girl' pero llega sin problemas al campamento base.

'Between Two Worlds' es la cuarta colaboración de Petty y Campbell en el disco, con un riff garajero del último y el piano de Tench en lo más alto logrando un resultado bastante Stoniano.

'A Wasted Life' despide de una manera un tanto oscura y depresiva un estupendo disco que entre otras cosas tuvo la novedad principal de Howie Epstein como bajista de la banda.

Petty y los Heartbreakers tardarían tres años en facturar nueva música para el 'accidentado-incomprendido' 'Southern Accents' , otro trabajo con críticas desiguales y víctima del sonido estándar de los 80 y de sus excesivas producciones.


viernes, 21 de septiembre de 2018

MÖTLEY CRÜE: 'SHOUT AL THE DEVIL' 1983

Los que rondamos los 45 tacos y fuimos militantes metálicos en los años 80, caímos rendidos ante el sonido e imagen que los Crüe o los WASP nos mostraron con sus debuts y siguientes discos. Poseían potencia sónica y eran los herederos Heavy Rockeros de Kiss o Alice Cooper.

blogdecaido18

Lawless y Sixx eran dos personajes muy populares en L.A. en aquellos días, los dos destilaban carisma y cierto talento, además, habían  formado parte de la banda Sister antes de crear sus respectivas bandas.

Los caminos de estos dos forajidos volverían a cruzarse varias veces en los 80, uno de ellos parece ser que fue durante la grabación del disco que hoy nos ocupa; Lawless le entregó a Sixx 'Wild Child', pero la canción  no encajó en la voz de Vince Neil, así que se la guardó a buen recaudo para 'The Last Command', el segundo disco de WASP.

Mientras tanto el cuarteto formado por Neil, Sixx, Lee y Mars grababan temas tan adictivos como 'Looks That Kill', una versión de los Beatles y cosas que como 'Louder Than Hell' quedarían aparcadas para un futuro inmediato.

Entre medias de la grabación del nuevo álbum, la banda hizo aparición en el US FESTIVAL del 83, donde otras estrellas metálicas se dan cita (ahí están Triumph, Quiet Riot o Judas Priest) presentando además de  alguna de las canciones del próximo trabajo, un nuevo Look más Heavy y amenazador que el que mostraban en 'Too Fast For Love'.

Para esta ocasión los cuatro 'Mötley' lucen vestimentas que recuerdan y mucho las pelis de `Mad Max', una imagen apocalíptica que ilustrará la cubierta de 'Shout At The Devil', y el de la intro que abría el disco y que estaba recitada por Nikki Sixx, en la cual daba rienda suelta a una civilización post nuclear de auténtico kaos que era el preludio perfecto de lo que se nos venía encima con el tema que titula el redondo.

blogdecaido18

El riff de Mars que no hace prisioneros da paso a un desatado Neil que serpentea su voz con chulería entre la potencia del ritmo machacón que el bajo de Sixx y la batería de Lee dejan en cada golpe de la misma. El estribillo lo conocemos de sobra, Mötley abandonan el Glam Punk metálico del debut para meterse de lleno en el pentagrama que luce la cubierta del disco, y hacer de avanzadilla del Metal USA que debía ser respuesta a lo que los Maiden, Saxon o Accept estaban registrando en Europa en unos discos que rompían la pana, y que en USA lo explotan WASP, RATT, THE RODS, LITA FORD, MANOWAR, BLACK N BLUE, KEEL, DOKKEN, ARMORED SAINT o los propios Crüe entre otros.

Y desde luego que una primera escucha a 'Looks That Kill' o 'Bastard' nos dejaba  muy claro que los americanos habían dado con un sonido potente y Hercúleo, que unido a esa imagen de forajidos del Valhalla cruzados con corsarios de La Cúpula del Trueno, era suficiente para liderar esa nueva generación de hambrientos 'Metalheads' que tendrá un apetito voraz por esta clase de sonidos durante la mayor parte de la década 80´s.

Luego de un instrumental en el cual Mars, avezado y fiel discípulo de Jeff Beck y Ace Frehley nos muestra su elegancia a las seis cuerdas ('God Bless The Children Of The Beast') llega 'Helter Skelter', un número compuesto por Paul McCartney para el disco blanco de los Beatles y que ya era muy duro en aquellos días finales de los 60. Los de L.A. le dan un toque más macarra y se puede decir que es una cojonuda versión Heavy del original con un Neil muy covincente.

La cara B  del disco empieza con la imparable 'Red Hot', un Heavy Metal lascivo y afilado donde Tommy Lee da un recital aporreando sin piedad una batería que parece que va a reventarte los altavoces del equipo. 

'Too Young Fall In Love' y 'Knock Em Dead Kid' prosiguen la irrefrenable marcha de un Shout At The Devil que ya es monstruoso a esas alturas del disco y que no decae con 'Ten Seconds To Love,' cuyo estribillo es tan repetitivo como macizo su sonido y 'Danger', una balada bastante oscura que cierra ese segundo disco soñado por cualquier banda novel y que sigue siendo el preferido de la hinchada Heavy rockera desde su publicación, la semana próxima cumplirá 35 años, media vida de muchos. 

El Hijo de Ron Keel 

blogdecaido18



jueves, 6 de septiembre de 2018

BADFINGER: 'HEAD FIRST' 1975-2000

Qué las correrías de Walter White, el calculador y malvado 'Heisenberg' se cerrasen con 'Baby Blue', dice mucho del aura maldita de Badfinger. Uno de los mejores 'posibles' grupos de la historia recordados en una de las mejores 'posibles' series de la televisión americana.


En la vida real, Badfinger me pegan más con el alter ego de White en Breaking Bad, el talentoso pero 'Looser' de tomo y lomo 'Jesse Plemons', encarnado por el magnífico Aaron Paul. En vida y obra, pese a formar parte del catálogo en nómina de los Beatles con su sello 'Apple', la vida de este cuarteto británico es una colección de traspiés y aberraciones entre mezcladas con algunas de las historias más bellas escritas del Pop; de facto ellos son uno de los estandartes de lo que algunos llamamos con acierto o pedantería Power Pop.

El caso es que cuando las cosas empezaron a irles muy mal a Badfinger por las presiones a las que eran sometidos por su sello discográfico y por las cabronadas de su manager que no paraba de robarles, Pete Ham, Tom Evans, Mike Gibbins más el ex teclista de los progresivos Indian Summer entran en estudios para grabar lo que debía ser la continuación de 'Wish You Were Here', segundo disco que les publicaba Warner. Era un 1 de Diciembre de 1974, y era posiblemente la última bala que los de Swansea tenían en la recámara.

'Lay Me Down' se haría un hueco entre los fans de la banda de haberse publicado en el 75 y no 25 años más tarde. Con estribillo a las puertas, la facilidad de Pete Ham a la hora de tallar melodías primorosas queda nuevamente al viento a los dos segundos de canción. Elegante y primorosa, así es ella, imposible no amarla.

La primera puya al sinvergüenza de manager que Badfinger tenían (Stan Polley), llega de la mano de 'Hey, Mr.Manager', un tema genial con mucho de George Harrison y que luego sería imitado hasta la saciedad por grupos de Power Pop en los noventa, bandas del tipo Model Rockets o Myracle Brah. 'RNR Contract' es la segunda bofetada al mundo de las disqueras y las gentes sin escrúpulos que viven como crápulas para sangrar el talento del músico; se trata de una letra ácida en un caramelo envenenado de rockero Power Pop.

'Head First' es rico en baladas, hasta cinco para degustar, con todos los miembros de la banda implicados de una manera u otra en la composición de títulos que permanecieron mudos durante década y media: 'Passed Fast', 'Moonshine' o 'Turn Around' sirven para darnos una idea del nivel que Badfinger seguían manteniendo a mediados de una década dominada por el Rock Duro, el Progresivo-Sinfónico y el Punk.

El disco editado por 'Snapper' en el 2000 contiene un cd extra con el esqueleto de once temas inéditos por las desgracias en las que la banda se vería envuelta diez días después de comenzar las grabaciones del disco. Polley se había fundido todos los anticipos de los cuales los miembros del grupo no veían ni un mísero dolar, por lo que el sello demandó a la banda y retiró 'Wish You Were Here' del mercado, comenzado el desmoronamiento de los galeses como banda y como personas, lo que traería funestas consecuencias para la mayoría de sus miembros, dando una de las historias más oscuras y lamentables de la historia del Rock And Roll.

Ártimus Alistair Babayôbski


viernes, 29 de junio de 2018

IRON MAIDEN: 'IRON MAIDEN' 1980


blogdecaido18

Aquella amalgama de bandas que mamaban de la teta infernal de Sabbath, UFO y Thin Lizzy, se habían golpeado contra el muro Punk Rock de finales de los 70 y se lo habían llevado por delante.

Los Saxon, Diamond Head, Tygers Of Pan Tang entre otros y estos jovencísimos IRON MAIDEN eran como las pandillas callejeras que tan bien  habían ilustrado los Lizzy en la cubierta de 'Fighting', pero en vez de matarte a hostias lo hacían con sus riffs de guitarra y su imaginativa puesta en escena, siendo los 'Rebel Boys' de clase media que conformaron la 'NWOBHM'.

Entonces, un buen día llegó a las tiendas de discos un vinilo con un esqueleto Punk de mirada boba delante de un muro con cara de ser fusilado al amanecer. El fusilado, es el que se da de bruces con 'Prowler', el primer tema del Iron Maiden álbum.

'Prowler' parece la historia de un acosador con trazas de vagabundo de los bajos fondos, una especie de personaje de 'Aqualung' ochentero con un riff de la hostia, un ritmo de lo más Heavy en base anfetamínica, y la voz punkarra de Paul Di' anno rematando el cuero a las mallas.

El bajo de Steve Harris ya cabalga en 'Sanctuary', una historieta de macarras tanto o más que 'Running Free', que fue el primer single del disco. Ambos son buenísimos, inexplicablemente 'Sanctuary' salió únicamente en la versión americana del vinilo; en Europa hubo que esperar a una reedición en CD de finales de los 90, aunque si fue publicado como single con 'Drifter' y 'I've Got The Fire' cover de Montrose en la cara b.

blogdecaido18

Anteriormente, 'Remember Tomorrow había bajado tenuemente decibelios en una balada entre melancólica y misteriosa con un colosal Di'anno. 'Phantom Of The Opera', compuesta por Steve Harris, es la primera incursión de Maiden en el rollo progresivo.

El fan del West Ham United también lo era de Genesis y de los Yes, así que poco a poco esas influencias irán apareciendo en la música de los ingleses. Durante siete minutos, uno imagina como se sentiría una pelota de ping pon al ir de un lado para el otro. El vértigo de las guitarras dobladas de Murray y Dennis Stratton se sienten en cada nota, en los riffs, en cada cambio vertiginoso de ritmo y en cada alarido de Di'anno. Un tema monstruoso.

'Transylvania' no voy a decir que te transporte a la tierra que Stoker y Le Fannu describieron en sus libros pero casi. El primer instrumental de la banda es sobresaliente en agresividad y pericia. Atentos al juego malabar de un estupendo Clive Burr, el prototipo de batería Heavy de la época. El tema presenta un convincente sonido 'NWOBHM' pero sin olvidar como sonaban bandas como Judas Priest en la segunda mitad de los 70.

'Strange World' y su extraño mundo de ciencia ficción contado por Di'anno en uno de los series B de la discografía de Maiden, como 'Charlotte The Harlot; la primera parte de la vida de una prostituta contada por la banda y compuesta por Murray, sobre las miserias de un tipo que sale con 'Charlotte'. Se ha hablado bastante sobre el tema en cuestión, y solo Di'anno ha revelado que está basada en la vida de una buscona aficionada al Speed que vivía en la zona de Leyton (Londres). Sea cierto o no, el tema contiene las principales virtudes de aquellos primeros discos de Heavy Metal, rapidez, contundencia y un buen estribillo.

La canción que resume toda una vida encima del escenario, una discografía extensa y la grandeza pasada del Metal como estilo y modo de vida es 'Iron Maiden'. Basada en la ficticia máquina de tortura medieval y en poco más de tres minutos y medio, Harris y los suyos muestran los encantos al completo del género duro, asimilando las enseñanzas de UFO o Judas Priest y dándoles una vuelta completa de tuerca con este clásico incontestable de guitarras, que pegan auténticas dentelladas de metal, entre bajos galopantes y baterías de martillo pilón.

El Hijo de Ron Keel


lunes, 11 de junio de 2018

QUINCE DISCOS AOR PARA EL PRÓXIMO VERANO (Volumen 4)

1-Hi Infidelity es el disco. Si tienes que llevarte al infierno o al paraíso uno solo de los que grabaron los Reo que sea este. Lo habrás escuchado mil veces y te habrás hecho el estrecho otras mil con esta gente,  que si banda de Pop, que si moñas, que si dinosaurios...en fin, un montón de mierdas para intentar ridiculizar una carrera más completa que un estuche. Y bien es verdad que tienen discos recomendables pero en ninguno de ellos está  la bestial Don't Let Him Go o la necesaria de veras Keep On Loving You o la imperecedera Take It On The Run...
blogdcaido
Venían del Rock y Reo se tatuó AOR en los huevos, y de ahí salió su mejor material, en un clásico para poner con el 'Escape' de Journey o el '4' de Foreigner. Nunca las voces sonaron mejor ni las guitarras tan engrasadas, nunca las canciones fueron tan variadas ni redondas. In Your Letter, Tough Gays, y así hasta diez.


2-Y si el disco anterior era completo, 'Into the Fire' es redondo. Parece un sueño muy lejano la primera vez que me enfrenté a canciones tan emblemáticas como 'Hearts On Fire'. En aquellos tiempos la voz de Adams era tan sugerente por su punto meloso como por el acento descaradamente rockero que su rasgada garganta ofrecía en masterpieces de la talla y clase de 'Víctim of Love'.
blogdcaido
Venir de discos irrepetibles como 'Cuts Like a Knife' o 'Reckless' no amedrentó para nada al rubio canadiense capaz nuevamente de lo mejor en las diez canciones que eran novedad en el 87. Personalmente creo que gana en los tapados del disco, las brutales 'Rebel', 'Native Son' o 'Remembrace Day', que casan a la perfección con las directisimas 'Only The Strong Survive', 'Another Day' y la memorable 'Heat of The Night'.


3-El único problema que le veo a este enorme trabajo es que está situado entre Hydra y IV, que es como ser ciclista y llamarte Bugno, eres bueno si, pero estás entre Indurain y Rominger, así que te jodes. En realidad 'Turn Back' es un trabajo cojonudo, con una base importante de detractores dentro de los fans de Toto pero también con muchos amantes del disco de David Paich, que mete la mano en casi todas las canciones del mismo.
blogdecaido
Joder, a ver quién es el guapo que le pone pegas a un tema de la clase del que titula el disco o el de la balada 'A Million Miles Away'. La nómina de músicos la habitual hasta ese momento, así que toca disfrutar del increíble timbre de voz de Boby Kimball y de las guitarras Number one de Steve Lukather. Si buscas un disco AOR de Toto con presencia guitarrera alejado de los cánones prog de Hydra o del Pop de IV sin duda 'Turn Back' es tu disco.


4-Un especial aorero sin los canadienses no mola. Esta vez su debut del 84 sube hasta el diploma olímpico. Siempre me ha gustado de ellos su guitarrista Derry Grehan y el vocalista Johnnie Dee. Atrás se quedan los tiempos en los que ponían música para Arma Letal o Miami Vice.
blogdcaido
Ahora, sigues escuchando y vibrando igual que entonces cuando suena el Power Pop de New Girl Now, tema que sonó hasta  en Bones (serie). Burning in Love es otro de los míticos números del debut, altamente popera por la inclusión abundante de teclados y con un chorus generoso y de calado inmediato . El resto de canciones mantienen el tipo.



5-A falta de pan...ORION THE HUNTER. Barrie Goudreu debía de estar aburrido y planea sacar un nuevo disco en solitario . Finalmente une fuerzas con el futuro miembro de Boston Frank Cosmo para grabar y producir este estupendo por momentos disco de AOR que es un clásico para muchos aficionados a este género.
blogdcaido
Y cierto que lo es. Goudreau dota de un sonido 80´s total  a unos temas para ponerlos en consonancia con los Journey o Foreigner del momento , lográndolo con creces. Las primeras cinco canciones son de una pegada descomunal, no llegando a la altura de los Boston cosa imposible, pero saciando el hambre que habían dejado tras Dont Look Back.



6-Shaw Blades, Hallucination y el rock melódico americano. No busquéis AOR en sus once canciones más allá de esos dos nombres ligados al genero con Styx, Night Ranger y Damn Yankees. Lo incluimos aquí por su majestuosidad, la de unas melodías alucinantes que combinadas con guitarras acústicas conforman un rock de carretera con retazos Petty y trazas de Power Pop mayúsculo, ese formidable 'Ill Always Be With You' bien vale todo un disco.
blogdecaido
La producción es perfecta y cristalina como se comprueba con un simple click al play a temas impropios del 95 como Blue Continental o The End. Entre los colegas de estos dos monstruos que echan una mano están el ex batería de Journey Steve Smith y los Neverleave Bros que hacen voces durante todo el disco . Inmenso .



7-Y ya que hablamos de inmensidad...Imagino que los muy aoreros ya conocéis a Robert Hart. En Bad Company lo hizo de vicio, en solitario no iba ser menos, así que sus trabajos del 89 y 92 respectivamente seguro que los tenéis a buen recaudo. Ambos fueron reeditados por el sello británico Escape, no hay excusas pues.
blogdecaido
De los dos  discos el que lleva su nombre es el que mola mas, diez temas bestiales de purísimo y cristalino AOR con la gran voz de Hart encumbrando composiciones de Russ Ballard y suyas.
Entre los músicos del disco, el excelente guitarrista David Colwell poniendo su buen gusto al servicio de la magnífica voz de Hart.


8-¿Qué es el AOR? Y tú me lo preguntas? AOR eres tú. 'Tough It Out' lo es.
Año 89, segundo disco de los británicos y una nueva vuelta de tuerca al sonido. Más teclas, más coros inflados como una bolsa de palomitas después de tres minutos de Micro-ondas.
blogdecaido18
De lo destacado del disco, nuevamente como ocurriese en el debut la voz de Steve Overland sobresale por encima del resto de las cosas, Overland tiene lo mejor de los vocalistas clásicos británicos tipo Paul Rodgers, pero también de los americanos como Lou Gramm. Los once temas producidos por Neil Kernon están entre los mejores que nos dejó la década dentro del Rock melódico. FM aún siguen en forma sacando buenos discos como los dos últimos Heros And Villains o el reciente Atomic Generation, pero ninguno que se pueda igualar a su debut o a este segundo trabajo.


9-¿Y que me decís de Stan Meissner? Este 'Rey Midas' pobre del AOR tiene una discografía con menos recorrido que de mi casa al bar de la esquina, pero es uno de los músicos más queridos que existen para el populacho aorero. El natural del Canadá, ganó más pelas escribiendo para otros artistas que para él mismo. Celin Dion, Eric Clapton; bandas como The Cars o Triumph, o tipos tan entrañables como Eddie Money han tirado de cartera para cantar sus historias. Además 'Corrupción en Miami' o un engendro del calibre de la tercera parte de los Ghoulies han contado también con temas suyos.
blogdecaido18
'Dangerous Games' del 84 fue su primer intento por triunfar en el año que Survivor volverán hacerlo con 'Vital Signs', pero se quedará muy lejos de las ventas de este. Pese a todo el disco rebosa de calidad aorera, y canciones tan certeras en su AOR peliculero detectivesco como 'No Turning Back' convertirán tu estancia en Benidorm más placentera durante el tórrido mes de Julio ¿Qué no me crees? Ay, pobre diablo, dale al play y déjate llevar por el sorprendente sonido Leppard de la inicial 'I Need Your Love' o por el ochentero encanto de 'Rebel Heart'. Así que ya sabes, engomínate el pelo, pon tus gafas de piloto y tu chupa a lo 'Teen Wolf' y disfruta en el coche de esta inagotable fuente de melodías AOR super cinco estrellas.

10-8:02 AM. El sol sigue opaco en el cielo, pero sabes que cuatro horas más tarde será abrasador. Nada te importa, sales a correr, es 26 de Julio y llevas el 'III' de Giant en tu viejo lector de Cd´s al que acabas de activar el anti-choque.
Notas el calor que penetra en tu cuerpo y se apodera de tus piernas; ahora no puedes parar, hay algo que te abrasa y no es el calor infernal del Verano madrileño, no amigo/a, es tu cerebro y las jodidas melodías de los hermanos Duff. El AOR que han tejido se te ciñe al cuerpo como si fuese el traje del puto 'Spiderman'.
blogdecaido18
El sonido de las guitarras es un espectáculo digno del 'Circo del Sol', y las melodías vocales son la leche. Hay canciones que mezclan a los Leppard con Foreigner y baladas que derriten el suelo madrileño con cada zancada que vuelves a dar.
Giant no son unos cualquiera, los hermanos Duff son músicos contrastados que han dejado huella en grandes discos tanto en su banda como fuera de ella, les gusta que su música tenga un acabado perfecto, como el de 'III', sin duda uno de los mejores discos que la multicopiadora italiana 'Frontiers' puso en el mercado desde su aparición.




11- 'Hang On Doctor Love'! Call The Doctor!!! ...
...Bueeenooo, me encanta este tema tíos. Qué estribillo tan de puta madre, que bien canta el Gioeli y que bien hace los coros el jodio del Castronovo...
...¿Y esas guitarras que me están matando?
Neal Schon se había pirado de Journey hasta las narices de Steve Perry y con ganas de que su guitarra se escuchase otra vez.
blogdecaido18
Graba dos clásicos con Bad English y hace lo propio con este 'Double Eclipse' repleto de guitarras Hard rockeras, baladas pistonudas y estribillos más calientes que Lorenzo apretando en Zaragoza un 15 de Julio. Estamos en el 92 y pocos discos hay más anti 'Nevermind' que este de Hardline. Canciones como 'Dr Love' o la inicial 'Love´s a Bitch' valían  por si solas como antídoto contra el chapas de turno que viniese a darte la turra imitando al tío de los Soundgarden o con una camiseta a cuadros cantando una modernez de Eddie Vedder. Esto es Hard AOR en efervescencia pura y dura. Un 8'5 sobre 10.

12-La permanente de Tony Mills en la portada de 'Excess All Areas' impresiona, pero bastante menos que los agudos que el rubio (presumiblemente) de bote se suelta en muchos de los temas de este trepidante trabajo de Hard Aor. El segundo disco de SHY sirve para reafirmar que la ola británica aorera, poco tiene que envidiar a la americana.
blogdecaido18
FM, Strangeways, Lionheart, Virginia Wolf o Airrace se cepillan todo el ázucar del mundo mundial y ofrecen trabajos proclives al colesterol, del que SHY son también participes. Un sonido limpio pero potente, con unos teclados en primera linea y la estupenda guitarra del desaparecido Steve Harris despachando buenos riffs de guitarras destacan junto al estelar 'Break Down The Walls' compuesto por Don Dokken y con reminiscencias de su sonido clásico. Otro de los sensacionales del álbum es 'Emergency', intenso AOR a la Journey que abre con tino un disco con más azúcar que una nube de algodón. Produce el pesado de Neil Kernon.

13-El tío venía de hacerlo muy bien con 'No Control' y había que repetir con 'Where´s The Party', y lo consigue. La portada con un Eddie Money amenazando con colarse en tu casa para liarla parda ya es un puntazo. El olor a alcohol, humo de tabaco rubio y farlopa se ve venir de lejos. Money en esa época estaba en un auténtico 'Non Stop'; había que emular a su buen amigo ya muerto John Belushi, así que los quaaludes estaban en su dieta habitual de fin de fanfarria.
Eso si, en el estudio de grabación seguía siendo un perfecto profesional. Repite con Tom Down a los mandos y Andy Johns de ingeniero, salvo un tema que produce Spencer Proffer (WASP, Quiet Riot). Las nueve canciones son mayoritariamente territorio AOR desde la apertura con la excitante 'Maybe Tomorrow', siguiendo de farra desde la cabina de teléfonos de la portada hasta altas horas de la madrugada con 'Bad Girls', 'Club Michelle' y 'Black On The Road'. El tema título mola ok, pero se queda corto ante 'The Big Crash', ese tipo de canción colosal Pop Rock a la Ricky Springfield que alumbrará el camino a músicos del rollo Bryan Adams. 'Where´s The Party' es el disco perfecto para un Agosto caluroso y drogota en la Costa del Sol.

14-Pues ocurrió lo que era previsible, muchas bandas de Rock y Hard Rock acabaron en los brazos del AOR, entre ellas varias de Rock Sureño. 38 Special, Van Zant y estos otros tipos; POINT BLANK. Los de Irving, Texas, pasaban por un sexteto rudo y pendenciero, más Lynyrd Skynyrd menos Molly Hatchett, dejaron dos primeros discos excelentes ('Point Blank' 76 y 'Second Season' 77) de Southern Rock, pero en los 80 fueron virando hacia sonidos más amables.
blogdecaido18
'On A Roll' y este 'American Excess' del 81, fueron los dos principales afectados por el virus AOR, ocurriendo que John O´Daniel dejase el puesto de vocalista a Bubba Keith, ex cantante de los James Gang. También Mike Hamilton entraba como teclista terminando de dar el giro hacia sonidos más melosos. 'Nicole' fue el hit single de un álbum que además dejaba Rock ochentero de bastante pegada, auspiciado por el productor de los ZZ Top Bill Ham que también lo era de Point Blank en sus anteriores trabajos. Muy disfrutables son los nueve temas que pasan en un suspiro, destacando 'Let Me Stay With You Tonight', con una estupenda labor vocal, 'Walk Across The Fire' o la final 'Do It All Night'. Un año después y también con el sello MCA en el que llevaban desde el 79 , publicarían 'On A Roll'; donde habría más teclados y más AOR, acercándose al sonido de unos Foreigner o unos Shooting Star.

15-Septiembre cierra el periodo estival con un deje melancólico que se ve hasta en los colores del cielo, en el mar e incluso en el mismo aire que respiramos. Si tenemos suerte de que la estación veraniega se estire, los atardeceres con esa luz desgastada por un sol que saluda de soslayo, son incluso más atractivos.
blogdecaido18
Todo esto se percibe con más viveza, si la banda sonora es el segundo disco de LITTLE AMERICA, un trabajo con melodías que te sumergen en la nostalgia, llevándote a Veranos pasados donde eramos más jóvenes, y bebíamos muchísimo más. Este cuarteto, publicó 'Fairgrounds' en el 89, y uno cuando escucha la cara B del disco, piensa que está delante de un álbum de herederos modernos de por aquel entonces de unos Byrds. Ese tema título que abre el lado dos, o esa magnífica versión del 'Feel a Whole Lot Better', parece más propia de unos colegas de Tom Petty o John Cugar que de una banda AOR. Pero la cara A es otra cosa, aquí el Rock melódico inunda por completo las melodías de las canciones hasta el desborde. 'Never be Alone', la primera 'Where Were You' (Donde el AOR se licua con Bruce Springsteen para desmayo de Bon Jovi) o la siguiente 'Do You Feel' tienen ese perfil de candidata a canción perfecta que pudo ser single de éxito. La banda de Los Angeles desubicada en un entorno hostil de virulencia Sleazy Rockera, nos deja un disco que te va a cundir amigo aorero hasta la próxima cita el Verano que viene.

Esto que tenéis entre manos ha sido escrito (por llamarlo de alguna manera) por Toño Caído, Fourmailes de Ceres y 'Avantasio aorero' (Radio Viodo, Onda El Ferrero, Tezán en las Ondas)

viernes, 25 de mayo de 2018

BOB SEGER & THE SILVER BULLET BAND: 'STRANGER IN TOWN' 1978

blogdecaido18

¿Y si hablamos de Bob Seger? ¿Strangers In Town os parece buena elección?
El 'Búfalo de Detroit' amigos, un señor que es un mito viviente y que a sus 73 años sigue dando auténticos recitales en USA pero que en el estado español sigue siendo semi desconocido, así somos in this country...

Su carrera que es muy extensa, está repleta de temas increíbles, aunque a mi la que más me llena es la que vivió con la 'Silver Bullet Band' desde mediados-finales de la década de los setenta, empezando por 'Night Moves' en el 76, y siguiendo con este disco de hoy que no puede tener un inicio más sensacional.

'Hollywood Nights' es la historia de chico conoce chica irresistible en la soleada e idílica California que acaba como el culo. La canción es emocionante porque el de Detroit con ese chorro de voz desgarrado, te recita la historia en inglés pero es como si lo entendieses de toda la vida. El estribillo, si es un gustazo escucharlo, cantarlo ni te cuento; la Silver Bullet Band...En fin, hay bandas, y luego la banda de Bob Seger.

'Still The Same'...¿A quien no le gustaría escribir algo así? ,Desde luego que es una maravilla a media jornada del Rock de estadio y el AOR, con esas pinceladas souleras propiciadas por Seger y el trío de chicas formado por Venetta Fields, Clydie King y Sherlie Matthews, que elevan a la estratosfera un tema que ya tenía poco de terrenal. 'Still The Same' fue un éxito moderado en USA y aún sirve para abrir muchas noches en los directos de Seger, pero un número 1 en listas Seger no lo cataría hasta la década siguiente.

blogdecaido18
SEGER Y SU BANDA 'OLD TIME RNR!!!!'
'Old Time RNR'. No quiero 'Tango', me da igual ser una reliquia, solo quiero 'Viejo RNR', y ya puestos a pedir, que sea vibrante. George Jackson y Thomas E Jones compusieron el tema que Seger publicaría como single en Marzo del 79 y que se convertiría en un auténtico hit en los 80 cuando volvió a sonar gracias a la banda sonora de 'Risky Business', con un Tom Cruise que empezaba a petarlo.

'Till It Shines' ¿Le recuerda alguien a los Thin Lizzy? Pues a mi si colegas...
...La forma de encarar las estrofas de la canción me parece Lynott total. Desconozco si Seger era fan del irlandés, o si llegarían a conocerse, pero esta canción no desentonaría para nada en 'Bad Reputation' o 'Johnny The Fox'. Por otra parte me parece un tema brillante en el que Glenn Frey pone su guitarra; no será el único Eagles que lo haga en este álbum...

Otra de las soberbias es 'Feel Like A Number'. Aquí el Rock duro hace su aparición, Seger canta con aspereza y la máquina de la Bullet Band suena engrasada al máximo. El estribillo es una pasada que se pega como el velcro; un 'Masterpiece' en toda regla.

Más Hard Rock en 'Aint Got No Money', pero esta vez con mucho Boogie recorriendo con furia sus notas. La banda de Seger despliega sus artefactos haciéndolos explotar en el piano. Las guitarras tampoco dan tregua, teniendo un aliado de enjundia, Don Felder es el segundo Eagles que le lanza un cabo a Seger en 'Stranger In Town'.

El tema de las baladas también tiene un punto a favor a lo largo del disco. Desde la comentada 'Still The Same' hasta la bajada de telón con la crepuscular 'The Famous Final Scene' o las anteriores y tremendas 'We´ve Got Tonight' y 'Babe Strangers', en las cuales Seger se catapulta como gigante del Rock americano.

 Hay grandes discos de Seger y su banda colegas, pero si este próximo Verano tienes que elegir uno solo de entre su vasta discografía, que sea este que hoy reseñamos.


lunes, 7 de mayo de 2018

BRITNY FOX: 'BRITNY FOX' 1988

blogdecaido

Philly a mediados de los 80 no debía de ser Los Ángeles pero tenía a los Cinderella que es como tener un Mercedes en un pueblo pequeño. De la banda de Keifer fueron invitados a irse un par de sujetos que un tiempo después formarían su propia banda de muñecas Nancy: Britny Fox.

Johnny Dee (que sustituía en las baquetas al fallecido Tony Destra), Michael Kelly Smith, el vocero Dizzy Dean Davidson y Billy Childs eran los cuatro tipos que en la portada del debut de los Fox harían huir despavoridas a las mismísimas muñecas de famosa y que tras varias demos debutarían con la Columbia en el 88.

En la era dorada del maquillaje a go go, del despiporre capilar y de los vestidos travestidos más pasados de rosca, los de Philadelphia sacarán  varios Masters por los que la Cifu mataría sin duda alguna. Pero el envoltorio de nada sirve sin un material apetecible, y de eso va sobrado el debut de estos cuatro.

Para empezar el herculeo himno 'Girlschool', donde Davidson se pasea como un Brian Johnson del Sleazy Glam Metal secundado por unas muy potentes guitarras que invitan con fuerza al Air guitar raqueta Bion Borg en mano y cinta en el pelo, con el añadido de una base rítmica cuanto menos contundente. El estribillo tiene los suficientes megatones para hundir un garito al corearlo jarrota de cerveza en mano.

'Long Way To Love' tampoco patina como himno. De riff de guitarra vacilón y súper estribillo, sorprendía la primera vez por el cambio de cromos Johnson/Paul Stanley en la voz de Davidson, algo que le sienta fenomenal al sonido del grupo y que le da frescura al disco.

blogdecaido18

Luego 'Kick N Fight' enfatizaba en el lado más Hard Rockero del asunto. El ritmo era contenido pero la canción sonaba pesada y el estribillo muy poderoso, lo que la convertía automáticamente en un Glam Metal con todas las de la ley, la ley del Hair Metal caía con todo su peso del lado de los de Philly..

'Save The Week' no es la típica balada para llorar de mediados de los 80, ahorrarse kleenex pues, la veo más pareja a lo que Slade o Geordie podían hacer cuando se ponían romanticones, algo raro por otra parte.

'Fun In Texas' remata el primer acto con actitud y mucha garra. Los primos carnales Cinderella acuden rapidamente cuando asoman las primeras guitarras y piensas en un 'Bad Seamstress Blues' de mitad de la tabla hacia abajo, aún así, estimable y muy entretenida.

El poderío de Britny Fox sigue intacto en el segundo acto. 'Rock Revolution' y 'Don't Hide' añaden más clembuterol a un producto que sigue sonando compacto rebasados los veinte minutos, y que con la revisión del clásico de Slade 'Gudbuy T'Jane' en modo metalero, ya nos tiene ganados para la causa de estas muñecas de 'Mattel' Glam de cuño Sleazy.

Solamente falta rematar el disco sin que decaiga. El minutaje de los discos de los 70 y 80 ayudan a eso precisamente, en cuarenta minutos era difícil tirarla al palo. Los Glammys no lo hacen y firman dos contundentes y pegadizos mini himnos rockeros en las finales 'In America' y 'Hold On', cerrando un trabajo que vendería más de medio millón de copias en su primer año de tirada y que ya se acerca al millón casi 30 año más tarde.

El Hijo de Ron Keel