martes, 12 de julio de 2011

NIGHT RANGER: SOMEWHERE IN CALIFORNIA



El regreso de una banda que en España siguen conociendo cuatro afortunados, pero que en la cuna del Rock and roll han vendido discos como churros. Los Night Ranger con los tres clásicos Jack Blades, Brad Gillis y Keally Keagy nos muestran sus respetos y nosotros caballerosamente nos quitamos el sombrero y tiramos flores a su paso.

Que estos tios empiecen un álbum a estas altura de sus vidas y carreras musicales con temazos del calibre de "Growin'up in California" y "Lay it on me" nos confirma lo que muchos presentiamos, que discos como "Man in motion" no fueron producto de la "chamba" y que el AOR y el Hard melódico sobrevive gracias a los nuevos discos de los de siempre: Journey (Ese excelente "Eclipse), Foreigner y ahora mismo Night Ranger.

Estribillos super adictivos y guitarras duras en primer plano, voces cuidadas al decimetro...y nosotros a corear con fuerza el enésimo himno ("Bye bye baby not tonight") y a flipar con Brad Gillis, un guitarrista de primera al que injustamente se le trata muchas veces como si fuese un segundón.
Los primeros doce segundos de "Follow your heart" me recuerdan a Boston, pero entre riff y riff aparecen los Night Ranger más asperos y roqueros, el solo final borraría del mundo unas cuantas discografías de bandas que no merece la pena nombrar pero que seguro tenemos en mente.

"Time our alives" es uno de los momentos "Bimbo" del disco. Balada por autonomasia, junto a "Stranger in my life" de Mr.Big es la balada del año.
Se ponen rockeros de nuevo en "No time to Lose", un tema con demasiado parentesco a "My girl" de la banda de John Wayte The Babys, pero tampoco vamos a ponernos quisquillosos, disfrutemos cerveza en mano y con la compañía deseada.

El buen rollo continua con "Life for to day", un tema modernito y elegante a "A pachas" y "It's not over". más clasicorro y contundente. Contundencia precisamente es lo que no le falta a "Rock n roll tonite", con más esteroides en sus riffs que en todo el disco de Vega (por poner un ejemplo de banda nueva AOR a tener en cuenta) y con un güiño al "Let the music do the talking"  de Joe Perry Proyect.

Calificar "Somewhere in California" como el mejor disco de los Night Ranger puede sonar poco más que a herejia, pero no está tan lejos de sus mejores trabajos y este año hasta la fecha no tiene competidor en su estilo, o por lo menos eso creo. Notable tranquilamente.

Caído En Little Big Horn

1 comentario:

  1. Pues no estoy de acuerdo contigo ................ no que va no si ni quien son, era solo para darte la enhorabuena por la creacion del blog y inagurar tus comentarios, igual algun dia me hago famoso por esto.

    ResponderEliminar