viernes, 14 de octubre de 2011

REEDICIONES. ROCK CANDY NOVEDADES


En un tiempo de parón de los "Blue Oyster Cult", Donald Roeser, o lo que es lo mismo, "Buck Dharma" se asocia con dos miembros de la "Alice Cooper Band" (el batería Neal Smith y el bajista Dannis Dunaway) y el bajista de los "Foghat" Craig McGregor. Como el tiempo es oro, graban "Dharma Flat Out" con nueve temas que el guitarrista de "BOC" llevaba un tiempo macerando en su mente. El álbum, sus canciones, son más eclécticas que las que le hicieron famoso con su banda de siempre.

El rockero y rápido "Born To Rock" abre el redondo. Este tema festivo y muy "Cheap Trick" fue compuesto por el batería Smith y el propio Roeser/Dharma.
"That Summer Night" posee una melodía popera que podría ser de la misma familia del éxito de "BOC" "Dont Fear The Reaper" y "Cold Wind" sigue con esas sensaciones de pop rock ochentero, pero ojito, los arpégios de guitarra recuerdan un huevo al tema principal de la famosísima serie de TV "Twin Peaks".

Otra canción a remarcar es la macabra balada "Young Loving Heart", con varios momentos que parecen inspirados por obras conceptuales tipo "The Wall" de los "Pink Floyd" y por personajes tan interesantes como Pete Townshend.


La vuelta al rock viene de la mano de la visceral "Five Thirty Five", un tema poperizado por algunas fases de teclado ochentero. Pese a todo es un buen tema con las voces de Sandy Roeser y Spyke Grubb.
Una canción sorprendente, "Wind Weather & Storm". Muy "Jazzy" y negroide al mismo tiempo. Inesperada, brillante...colaboran músicos de Jazz de la órbita de Billy Joel.
Otra canción que dejará descolocado a los fans acerrimos de "BOC" es "All Tied Up". Ligero, "poppi", west-coast...

En el instrumental belicista "Anwar´s Theme", Dharma nos deja algunos punteos interesantes entre sintetizadores y rítmos ochenteros prescindibles.
El clásico adaptado por Dharma "Come Softfly To Me" despide un álbum irregular pero muy interesante que va de más a menos.





El apellido "Vandenberg" está completamente ligado al Hard rock y al Metal de los 80. Algunos lo recordarán por su trabajo "Alibi", otros por la balada aquí presente "Burning Heart", y casi todos los rockeros con un poco de memoria por haber formado parte de los "Whitesnake" en su punto caliente de ventas y popularidad.
Seguro que alguno también sabrá que en 1978 publicó un disco con la banda hard rockera holandesa "Teaser" para el sello "Vertigo" y que un año después le tentaron para ser miembro de los "Thin Lizzy".

Pero su primer disco como "Vandenberg" es este. El cuarteto holandes comandado por el rubio hacha de la guitarra comienza con la estupenda "Your Love Is In Vain". Grabado en los 80, pero con ese feeling de Hard rock blues americano cercano a los "Bad Company" de los que Adrian Vandenberg era fan.
"Back On My Feet" es más metálica que la anterior, unos riffs potentes y la irrupción del doble bombo en algunos momentos del tema y las guitarras dobladas en la típica tradición del heavy rock de mediados de los 70 en adelante no faltan a esta cita.

"Wait" es hard rock muy "Van Halen". El rítmo tiene un parecido bastante importante al clásico adaptado para "VH II" "Your No Good". La voz de Bert Heerink suena heavy, mientras el resto de la banda pese a la tendencia a rítmos pesados, hard rockea simplemente. Buen y rápido solo de Adrian.


"Burning Heart". Quizás el tema más famoso de la banda. Esta "Power Ballad" llegó hasta el puesto 30 del ranking americano, lo que no está nada mal. El tema es del montón, aunque hemos escuchado baladas mucho más horteras y horribles que esta en nuestras vidas. Por lo menos "Burning Heart" tiene un solo realmente guapo.
Menos suerte para la metalera "Ready For You". Demasiado previsible. El tiempo le pesa como una losa.
Más entonados "Vandenberg" en la siguiente y atómica "Too Late". Ritmos y riffs ochenteros, voces y coros setenteros.

Entre melodías heavy rockeras y asequibles para el paladar está "Nothing To Lose", que puede recordar a los "Rainbow" del "Difficult To Cure". Buen solo nuevamente de Adrian Vandenberg.
Luego, "Lost In The City" no mata y "Out In The Streets" acaba con fuerza un debut desigual, con más buenas intenciones que temas con calidad. Tres o cuatro temazos y un relleno más que apañado, con unos músicos correctos y un protagonista a las seis cuerdas que lo hace realmente bien.
Como siempre, cuando se trata de "Rock Candy", muy buenas reediciones.
Caído En Little Big Horn




No hay comentarios:

Publicar un comentario