viernes, 4 de noviembre de 2011

NOVEDADES



Pocas sorpresas se esconden detrás del tercer disco de los irlandeses THE ANSWER. 12 temas de hard rock y blues-rock de corte absolutamente clásico. Rock clásico y directo que acompañado de la extraordinaria voz de Cormac Neeson convierten a Revival en un producto de alta calidad y en un deleite de cerca de una hora para los amantes de esta música. Para ellos y para mí, un disco de THE ANSWER es siempre una gran noticia y por ello se merecen nuestra atención.



Bien es cierto que las diferencias con respecto a los dos anteriores trabajos son bastante escasas. Aunque me atrevería a decir que la sombra Zeppelin/ Free es aquí, si cabe, incluso mayor que en sus trabajos anteriores. Pero por otro lado los temas, en muchos momentos, parecen algo más accesibles. Se nota un cierto esfuerzo en ese sentido y si a ello le sumamos el trabajo de las voces, que está mejor que nunca, junto con ese pequeño nuevo aire de comercialidad que los aproxima a otras magníficas y ya míticas bandas que siguiendo la misma fórmula tuvieron su apogeo en los noventa, como Thunder o Badlans, podemos decir que estamos delante de un pequeño gran disco. Y lo de pequeño es simplemente porque este disco se edita en 2011 y no en décadas anteriores donde las ventas de éste trabajo, con toda certeza, hubieran sido mucho mayores.



Se me hace difícil destacar cualquier tema de este disco, ya que como las grandes obras de antaño, suena conjuntado, sólido y compacto y en ningún momento podemos hablar de temas de relleno sino de 12 piezas que componen un todo, un disco que has de escuchar de principio a fin y que si lo hubiera tenido en mis manos hace vente años no me hubiera cansado de reproducir una y otra vez hasta que la aguja se desgastara de tanto reproducir el vinilo. Pero son otros tiempos, y como indica el título del disco, los sonidos clásicos y de raíces hard blueseras hoy día son minoritarios, excepto magníficas y honrosas excepciones de algunas buenas bandas (los The Black Crowes, Gov't The Mule...) que se empeñan en trabajar con manos casi de artesano el material con que se funde el blues y el rock. Y si a esto hay que llamarlo revival, pues bienvenido sea.



Waste Your Tears, primer tema del disco, empieza con una slide guitar que dará pie para un tema directo que inmediatamente continúa con un riff 100% Page y poco a poco, gracias a la maravillosa voz de Neeson y unos bonitos coros, se convertirá en un tema magnífico para ser el primer bocado de un disco como éste. No podrás poner el pause ni aunque te lo propongas.


Seguimos con un tema más directo y aún más rápido si cabe, Use Me. Puro hard rock old school que dará paso a un tema hard-bluesero, Trouble, tema a medio camino entre Zeppelin y ZZ Top y con ese nuevo aire de accesibilidad que hace que te enganches con facilidad desde el segundo uno.



Nowhere Freeway nos ofrece una novedad. Empezando con un sonido muy cercano a Wolfmother, para a mitad del tema introducir una vocalista femenina que rivalizará con Neeson en cuanto a feeling y emoción. Se trata de Lynne Jackaman de la banda Saint Jude. Otra banda a destacar para los buenos amantes del género.



Tornado empieza a modo de balada pero a los pocos segundos tenemos ya un cambio de ritmo que nos lleva de nuevo al hard rock de raíces que planea por todo el disco. Y no quiero ser reiterativo, pero aquí, de nuevo, Neelan se sale, y si además le acompañan las cuerdas del guitarrista solista de Mahon, tenemos de nuevo un gran tema.



Vida (I want you) es un medio tiempo rockero ideal para estas alturas del disco. Agresivo y melódico a partes iguales, un tema que muy bien podían haber firmado unos Black Crowes, y que junto con un estribillo pegadizo, funciona a la perfección.



Caught On the Reverbed es otro tema directo y hard rockero y Destroy Me pese a empezar lento va dirigiéndose en in crescendo hacía sonidos clásicos del hard rock bluesero de toda la vida. De nuevo el estribillo ayuda a subirte al carro y no abandonar el tema hasta el final del trayecto para que éste acabe justo como empezó.



New Day Rising es un trallazo on un riff inicial abrumador que volverá a aparecer a lo largo de los minutos para recordarnos que el principal instrumento del hard rock tiene seis cuerdas.. además de las vocales.



Can’t remeber, can’t forget es un medio tiempo, pegadizo y resultón y One More Revival un tema también a medio tiempo pero bastante más del estilo Stereophonics o The Black Crowes, con un final muy gospel.



Lights Are Down es el último tema del disco, que empieza lento y se acaba conviertiendo en una balada con algunos momentos de medio tiempo y que cuenta con las voces femeninas adicionales de Zee Asha & Maria Q

Òscar Herrera ‘Zep’




No hay comentarios:

Publicar un comentario