jueves, 15 de marzo de 2012

VAN HALEN. Y con ellos llegó el escándalo!!!!! Segunda parte


Cuando llevas tres discos grabados que son cojonudos, imagino que la exigencia para el cuarto ha de ser mayor. Cuando Van Halen publicaron "Fair Warning" dieron las sensación de que las canciones les habían quedado bastante normalitas ¿Como coño puede ser normal un disco que contiene dos jodidas maravillas como "Unchained" o "Sinner Swing????
Lo que parece normal o habitual puede llevar al aburrimiento ¿Daba la sensación de eso "Fair Warning" en 1981????

Han pasado casi 31 años desde la publicación del álbum y el tiempo finalmente ha dejado las cosas como VH merecían, "FW" es un disco de Rock duro brillante, tan pulido como los anteriores, pero quizás algo más oscuro. 
Que nadie piense que VH se convierten en visionarios avanzados del "Grunge" una década antes, no es eso. Las letras siguen en general apostando por el cachondeo, la fiesta y el sexo desenfrenado, pero musicalmente las canciones son menos espontaneas que las de sus anteriores obras. Suenan más encorsetadas y rígidas...o esa es la sensación que tengo cada vez que me enfrento a "FW".

Cuando algo funciona ¡No lo toques! De ahí que en este cuarto trabajo vuelvan a trabajar VH con el mismo equipo de los tres primeros albums. Ted Templeman es nuevamente productor. Templeman no era un fan abierto del Rock duro o del Heavy Metal. Prefería trabajar en discos de bandas tipo "Little Feat". Pese a todo, Templeman estuvo en uno de los mejores discos de la historia del Rock duro americano, el debut de "Montrose", un trabajo por el que Eddie Van Halen siente algo más que un profundo respeto. Y a eso le añadimos parte de la mejor discografía de los VH, la banda que revolucionó  el Hard Rock a finales de los 70. Para no estar cómodo con el género pesado lo hizo realmente bien el jodido!

"Fair Warning" arranca con un tema poderoso y típicamente Van Halen. No es un tema explosivo aunque parece que va a serlo con esos 33 segundos de riff inicial de Eddie absolutamente matadores. 
El resto transcurre por la senda ganadora del mejor repertorio de la banda, incursiones "Tapping" de Eddie y un Lee Roth sensual que arma un gran estribillo con la inestimable colaboración de Michael Anthony, un monstruo en las labores vocales de acompañamiento. 

Los "VH" menos solubles nos los bebemos en "Dirty Movies", un tema menor dentro de su discografía, ciertamente oscuro pero lleno de momentos excitantes, y es que esos riffs, la voz de David y ese ritmo caliente de Alex y Michael pocas veces nos han mostrado un mal camino, música por y para el espectáculo puro y duro.
"Sinner Swing" es la canción perfecta para llevarnos al estado mental puramente Van Halen. Ya sabéis, tema cachondo, playero y adictivo. En esta ocasión es un rápido tema que une "Swing" (como bien reza el título ) con Rock duro.

"Hear About Later" podría parecer normal comparada con "I'm The One" o "Beatiful Girls". Quizás, pero sigue sonando inconfundiblemente Van Halen, obviamente los Van Halen que nos gustan, los de "Diamond Dave" of course...!!!!


Si me dicen que resuma la carrera de "VH" con una sola palabra no utilizaría un adjetivo, diría simplemente "Unchained". Sinceramente creo que "Fair Warning" puede seguir envejeciendo feliz sabiendo que esta jodida obra maestra hecha canción estará en sus surcos para siempre. El riff me parece el más descomunal que ha grabado Eddie; Lee Roth la canta de puta madre y el estribillo rockea con un par. Es el tema de Rock duro perfecto, tres minutos y medio de auténtico subidón. Vamos, que se les puede perdonar hasta la insustancial "Push Come To Shove", claro que se redimen con "So This Is Love", otro tema increíble, rockero, alegre y marchosón, con un estribillo playero al doscientos por cien...otro grandísimo órdago de los Van Halen.

El colofón con el instrumental de distorsión de bajo de Michael Anthony "Sunday Afternoon In The Park" y la veloz "One Foot Out The Door" demuestran que "Fair Warning" completa con éxito algo que muchas bandas anhelan, un poker de discos casi perfectos.

El Hijo de Ron Keel












...Y en 1982 llegó "Diver Down"...Y el culpable fue el tema de Roy Orbison "Pretty Woman". Van Halen eligieron el mítico tema de los 60 como sencillo, la jugada les salió muy bien. El tema funcionó en las emisoras de radio y captaron oyentes más allá del umbral del Hard Rock y el Heavy Metal.

El éxito del sencillo obligó a plantearse el dilema sobre un nuevo disco, el problema era que la banda tenía pocas canciones nuevas compuestas, así que deciden grabarlas junto a cinco versiones de clásicos entre las que está, como no, "Pretty Woman". 

Durante los años 70, Van Halen demostraron tener un "Don" especial para convertir temas de otras bandas en suyos. Muchos clubs y grabaciones de la época saben como los primeros "Mammoth" y luego Van Halen se las gastaban con el material de bandas como "ZZ TOP", "Montrose" o Led Zeppelin". Para ellos, que habían vuelto a inmortalizar el "You Really Got Me" de los Kinks, preparar los covers de "Diver Down" era poco más que un juego de niños.


Las canciones elegidas y luego grabadas fueron bastante superiores al "Pretty Woman". Empezaban con "Where Have All The Good Times Gone", un tema de los Kinks que los británicos habían grabado en 1965. La reproducción era bastante fiel a la original, aunque ganaba en rudeza gracias a los riffs de guitarra de Eddie y la potente pegada de Alex Van Halen.

Otro de los temas escogidos fue "Dancing In The Streets", otra conexión entre los hermanos Van Halen y los hermanos Davies de los Kinks, ya que estos últimos lo habían grabado en los 60, aunque el tema es original de Marvin Gaye. 

Más curiosa fue la inclusión de "Big Bad Bill (Is Sweet William Now)", una canción Jazz que irritó a una pequeña parte de la parroquia rockera. Creo que sin razón ya que Van Halen son tan buenos que ya habían demostrado en discos anteriores que se desenvolvían perfectamente en estilos ajenos al Rock. Este tema ha quedado marcado por la participación del padre de los Van Halen, Jan Van Halen que toca el clarinete.

La última de las versiones de "Diver Down" es "Happy Trails", un tema de Dale Evans que no deja de ser una broma en manos del cachondo David Lee Roth. El material de la banda, como venía siendo habitual era de mucha calidad.


"Ham Em High" era el primer plato de cosecha propia del álbum, y pasó rápidamente a favorito de la muchedumbre "VanHelaniana". Era trepidante y alocado, mientas que "Secrets" y "Little Guitars" tenían  un toque ligeramente comercial. Pero ambos eran geniales y gozaban de todos los adornos que Eddie rubricaba con su guitarra y el desparpajo habitual de David y el resto del grupo.

"The Full Bug" tampoco era una castaña, todo lo contrario, sonaba exactamente igual a lo que la banda quería por entonces. Sin contar la introducción para "Pretty Woman", "Diver Down" sumaba dos excelentes instrumentales. "Cathedral" era el primero, y pasaba por un ejercicio acojonantemente abstracto del que costaba apartar la atención. "Little Guitar Intro" era un instrumental de corte clásico, 42 segundos de lucimiento en los cuales Eddie se divertía con un pequeño juguete que había adquirido poco antes de la grabación del disco.

"Diver Down" fue un éxito rotundo. Cosechó premios al mejor álbum de Rock del año en norte América, y los miembros de la banda triunfaron individualmente solo superados por leyendas de la talla de Robert Plant, Geddy Lee o Neal Peart.

Van Halen fueron nombrados segunda mejor banda en directo tras The Who, y pese a que la gira del disco fue más corta de los habitual, conquistaron Venezuela, Brasil, Uruguay y Argentina en la que fue primera visita a suelo sudamericano. A partir de aquí, del año 1983, ya nada sería igual...

Caído en Little Big Horn














El álbum de la ruptura.

Curioso, o quizá, no tanto. Tratándose de su álbum más exitoso, también fue el que disparó los egos, ya un poco subiditos, de los hermanos Van Halen y de su rubio frontman, Lee Roth, más ocupado en esa época en devaneos que poco tenían que ver con el rock.

Como disco, intachable, casi perfecto. Contiene parte de la agresividad de los primeros discos de VH (“Panamá”, “Hot for Teacher”), con pepinazos comerciales absolutamente irresisitibles (¿quién no ha oído “Jump”, aunque solo sea en un ascensor?).

Eddie se decanta en este álbum más por los sintetizadores (de los que, como no, también es un superdotado), que por el sonido crudo y duro de su guitarra. No estamos diciendo que se olvidara de ella, ni mucho menos, pero el sonido del disco es menos agresivo y guitarrero que los anteriores. La intro con “1984” ya es una declaración de intenciones de lo que viene a continuación.



De “Jump” poco podemos añadir. Si no fuera porque son Van Halen, seguramente sería de esas canciones que aborrecerías de tanto oírlas; pero bueno, siendo quien son, podemos consentir que la pongan en Kiss FM una docena de veces al día.

Y, aunque la segunda parte del disco baja un poco el voltaje (es complicado mantener el nivel con canciones como las tres primeras, excepto “Hot For Teacher”) la grabación sigue estando a la altura de lo esperado.

Grabado por entero en los estudios “5150” que Eddie posee en su casa (y que darían nombre al primer disco de Van Hagar), posee un sonido mucho más sofisticado y amable que sus anteriores trabajos, por lo que, si ya eran una banda exitosa de por sí, aquí ya lo reventaron todo.

 

Y, como suele suceder en estos casos, tanto éxito terminó emborrachándoles, con lo que la ruptura estaba servida. Roth y su ego salieron dando un portazo, y los hermanos Van Halen tuvieron que buscar una solución a toda mecha para que el exitazo no se les escapara de las manos. Curiosamente, la solución la tenían muy, muy cerca, con el Red Rocker pululando por allí. Y no fue mala solución, solo que los que nos criamos con pepinos como “Van Halen” o “II”, siempre hemos tenido claro que eso era otro grupo.

Esperemos que, después de haber esperado mucho tiempo para verlo, esta reunión, aunque incompleta (Wolfgang no tiene ni mucho menos el carisma de Michael Anthony), nos depare buenos ratos. Su nuevo trabajo, por ahí, apunta buenas, pero que muy buenas maneras.

Ricardo Moreno "Ritchie"










No hay comentarios:

Publicar un comentario