viernes, 4 de mayo de 2012

MIRADA RETROSPECTIVA



Donita Sparks...¿De verdad que esa mujer no tiene un par de pelotas? No tengo dudas, Mrs Sparks, Suzi Gardner y Dee Parks suman más mala hostia y rockean más que la mitad de "Possers" y "Metal Heads" de la década de los 80. De una buena parte de la "Brigada de la laca" mejor no hablar...

Se de buena tinta que son varios los grupos de gallitos que se han cagado en los pantalones antes de saltar al escenario después de ver como se las gastaban las chavalas en vivo y en directo.

La Sparks nunca se ha andado con chiquitas, ella no es miembro de las Vixen, así que en sus conciertos  igual le daba por bailar medio despelotada como por lanzar compresas y tampones al respetable ¿Finas y seguras las L7? Más bien desvergonzadas e irreverentes, otra muesca más del "Rock and roll Lifestyle"...

...Desde finales de los 80 L7 son militantes con carnet del exclusivo club del "Rock Independiente", lo que luego llamarían "Alternative Rock". Con un primer LP del año 88 que no escucharon ni sus padres cuando salió, pero que conocimos muchos en 1993, un año después de que la banda publicase su trabajo más recordado: "Bricks Are Heavy"

Entre medias quédense con este nombre, "Smell The Magic", álbum del año 90 y que la banda tituló así por el olor a mierda que se respiraba en el callejón al que daba el estudio de grabación donde la banda lo estaba registrando.

Luego llegaría el 92, y con él "Smell Like Teen Spirit"...Y uno de sus contemporáneos fue el sencillo "Pretend We're Dead", un pegajoso "Pop Metal Grunge" que les sonrió y de que manera. Luego vendría "Hungry For Stink" en el 94, con una portada horrenda y el recordado "Andres" como tema más destacado de un trabajo bastante irregular.


L7 se pasarían tres años encalladas y en 97 se hacen a la mar como trío publicando "The Beauty Process: Triple Platininum", un disco a la altura de "Bricks Are Heavy".

Las exigencias "Post Grunge" no parece que hayan aplacado ni la ira sónica ni el nivel de los nuevos temas. L7 rockean descarada y descarnadamente durante todo el álbum. Pisan a fondo en "Bad Things", donde forjan a su manera el universo metálico que a ellas les gustaría reinar. 

Dominan posesivamente a golpe de riff en los lascivos ritmos de "Must Have More" y "Bitter Wine". Vician el aire insuflandonos envolventes cortes de insano "Doom Rock" en la genial "Drama" o en la narcisista "Me, Miself & I" (Inspirada seguramente en el "Wild Thing" de los Troggs); abordan el "Post Grunge" en las oscuras melodías de "Non Existent Patricia" y la desquiciante "Lorenza, Giada, Alessandra"...

...En fin, que durante 46 minutos L7 no dan tregua ni a Dios es Cristo, mostrando madurez como banda rockera (Esa fenomenal "Off The Wagon") y ejecutando un Pop rock moderno de lo más mono cuando se lo pide el cuerpo ("Moonshine") , con clase y sobre todo testiculina, mucha testiculina.

Caído en Little Big Horn




1 comentario:

  1. Me alegran las alabanzas que le das a L7, pues las merecen. Lo que sí quiero recalcar, el el hecho de que el famoso incidente del tampón fue algo totalmente casual. Una rabieta de Donita hacia los maleducados que tiraban barro al escenario del Reading 92 mientras ellas tenían problemas de sonido. No es justo pensar que es imagen fuera algo habitual en ellas. Por lo demás, lamentablemente discrepo con un gran sector en cuanto a la percepción de los discos "Triple platinum" y "Slapp happy": en ellos hay muy buenas canciones (como Drama u Off the waggon que comentas), pero la energía ya no es tan potente, al estar la mitad de ambos trabajos poblados de canciones más tranquilas y lentas. Muchas de ellas me gustan, pero eso no quita que la garra de Smell the magic, Bricks are heavy y Hungry for stink se haya diluido. Ah, y el Hungry me encanta, pues aunque algo irregular, eso no significa que sea inferior. Discazo. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar