martes, 11 de diciembre de 2012

TYGERS OF PAN TANG: "Spellbound/Crazy Nights"

portadaspellbound.hardrockmonsters.blogcaido
1982
La NWOBHM.... qué tiempos aquellos. Grupos surgiendo a puñados, cada uno con una velocidad, o contundencia, o comercialidad... había de todo. Iron Maiden, Saxon, Def Leppard… grupos que luego jugaron en Primera División.
Y la Segunda… como en el fútbol, más competida, con grupos más duros, que matarían por una oportunidad de jugar en Primera: Diamond Head, Praying Mantis, Samson, Grand Prix y… Tygers Of Pan Tang.
Desde el 78, y después de una época un poco confusa con Jess Cox a las voces, con el que grabaron el discreto “Wild Cat”, se refuerzan con Jon Deverill a las voces, y un tal John Sykes a la guitarra,, con el que harían grandes, grandes cosas…
En 1981 aparece “Spellbound”, un disco que todo amante de esa horda de grupos británicos debe tener en su estantería, sí o sí. Empezamos con “Gangland”, un tema acelerado, urgente. Ya te vas haciendo una idea de lo que te espera. “Take It”, uno de los, para mí, mejores temas del disco. No tan rápido, pero con una sincronización entre los dos guitarristas, Sykes y Weir, impresionante. Atentos a la alternancia de solos. Y empezamos a descubrir a Deverill como una gran cantante. Por aquella época, me dio por pensar que, si algún día Maiden se hubieran quedado sin Dickinson de cantante, me hubiera encantado que Deverill se hubiera hecho con el puesto.

Después de una breve intro, “Minotaur”, nos golpean con el tema más rápido del disco, el increíble “Hellbound”. Ese solo de Sykes… algunos especularon en su día con la idea de que esos solos no eran sino del mismísimo… Gary Moore !!!, que habría puesto a disposición de estos chicos, adolescentes por aquella época, su experimentada guitarra. ¿Leyenda urbana? No lo creo….
Sigue la balada “Mirror”, un tema a mi parecer bastante flojo, que no me pega en el tono agresivo que el disco había tenido hasta el momento.

De la segunda parte del disco, que baja bastante el listón, destacaría “Silver And Gold”, un tema que, salvando los coros (espantosos) mantiene el tipo en esta parte del disco, que se desinfla bastante respecto de la potencia devastadora de la primera parte.

portadacrazynights.hardrockmonsters.blogcaido
1982
Y llegamos al año 1982, un año después de “Spellbound”, con “Crazy Nights” como nueva entrega. Bajamos la velocidad, no la potencia, y ofrecemos un sonido más asequible.
Empezamos con “Do It Good”, donde ya apreciamos que hemos disminuido la urgencia, y nos decantamos por un sonido más FM. Las guitarras alternas de Weir y Sykes siguen con su sello característico. Y seguimos con uno de los temas, quizá, mejores del disco, sino el mejor: “Love Don’t Stay”. Muy similar en estructura al “Take It”, de su anterior trabajo. Atención a los solos.

“Never Satisfied”: el tema más agresivo del disco. Parece un medio tiempo, pero se acelera en el estribillo, y con Deverill cantando de forma bastante amenazadora.
Con “Running Out Of Time” alcanzamos el cénit de este disco. Esta canción debería estar entre los 10 mejores temas de la NWOBHM, por derecho propio. Vuelvo a incidir en los solos de Sykes y Weir.
La segunda parte arranca con otro tema asequible para las emisoras de radio, “Crazy Nights”, pero lo que no me explico es el bajón de estos tíos en las segundas partes de cada trabajo. Quizá por ello no hayan estado nunca en la Primera División. Les ha faltado un “Hallowed By The Name” para completar trabajos que podrían haber sido más redondos de lo que fueron.

En fin, un gran grupo que, para mí, murió cuando a Sykes se le ofreció la oportunidad de acrecentar su leyenda en monstruos como Lizzy o Whitesnake.
Nunca fueron, ni serán, los mismos.
"Ritchie" Moreno

No hay comentarios:

Publicar un comentario