jueves, 11 de abril de 2013

NOVEDADES: HELLSINGLAND UNDERGROUND "Evil will prevail"




Hay algunas bandas en el norte de Europa que para los rockeros de buen paladar se están convirtiendo en el clavo ardiendo al que agarrarse cuando de nuevos discos toca hablar. Y ya no es de ahora, el fenómeno viene ocurriendo desde hace más de una década, y lo que otrora venía de Los Ángeles, Nueva York o Tejas, ahora viene de Malmo, Copenhague o Helsinki.


Da igual el estilo, bien sea "Garage Rock", "Metal", "Sleazy" o "Punk Rock"...Lo que nunca pensé es que el "Rock Sureño" fuese a florecer en medio de la tundra escandinava...Pues si colegas, y de que forma!

Y es que Hellsingland Undergroud ahora mismo son la "Creme de la creme" dentro de ese estilo.

Con "Evil will prevail" ya van por su tercer trabajo, y vaya disco que se han marcado este sexteto; que tú ves sus pintas y piensas que se lavan la garganta con agua de fuego de Jacksonville City, o que se van a comer carne a la parrilla al mismo garito donde lo hacen los Blackberry Smoke...Pues no amigos, de la boreal Suecia vienen contándonos diez historias de amor, o desamor, que de todo hay, más pausado que cañero pero con una claridad de ideas directamente proporcional a lo sobrio de sus melodías vocales e instumentales, que son tan sobresalientes como en su anterior disco del 2010 "Madness & Grace".




Charlie Grangberg, armónica y voz vuelve a estar soberbio, mientras que los otros cinco no le van a la zaga. Las diez canciones son perfectas, aunque destacaría las ocho primeras por ser todavía más redondas que el resto.


Empezando por "The lost river band" que podría ser el mejor tributo que una banda "Southern" le puede brindar a Phil Linnot y a los Thin Lizzy. Solo por su último minuto de punteos cruzados ya merece la pena.

El tema que titula el álbum es un hermoso "Lunch" del mejor Rock americano vía Eagles/Bob Seger..."Black clouds on the horizon" nos conquista con sus melodías psicodélicas, y "Singing while the world dies" lo hace por todo lo que un amante de Rock suspira cuando va a poner su disco de rock favorito.

"You shine the dark away" es otro de los "Grandes éxitos" que ésta banda se merecería tener, una canción que parece compuesta por los Wilco del excelente "AM" o para los Whiskeytown de Ryan Adams. 

Pero "Evill will prevail" es un disco sin concesiones. Lo mismo te encoje el corazón con la turbia "King of nothing" como te pone al borde de una arritmia con la marchosa "Midsummer's wreath meltdown".

Eagles, Bob Seger, Ozark Country Daredavils, Charlie Daniels Band, Neil Young, Drive by Truckers, The Jayhawks o los injustamente ignorados Whiskeytown son algunos de los testigos mudos de 46 minutos de grandeza, la de unos Hellsingland Underground que se pimplan hasta las cejas de todos ellos, eso si, sin copiar, con enorme talento y unas canciones adimensionales.

Caído en Little Big Horn



No hay comentarios:

Publicar un comentario