jueves, 9 de mayo de 2013

NOVEDADES: TOM KEIFER "The Way Life Goes"


keiferfoto1.hardrockmonsters

fotoportadakeifer.hardrockmonsters
De verdad que echaba de menos a este tío. Hace muchos años que llevaba jurando que tenía un montón de canciones y que cuando llegase el momento las grabaría.


La verdad es que Tom Keifer llevaba haciéndose de rogar casi 20 años, al menos en hacer acto de presencia con nuevo material.

Atrás parecen haber quedado sus casi eternos problemas de cuerdas vocales, y los conflictos con la industria discográfica. 
No se el motivo del porqué Keifer ha renunciado a Cinderella, sobre todo cuando en los últimos años lo hemos visto girar con el grupo de su vida (Todavía recuerdo la memorable noche madrileña de hace tres años).

Pero deberíamos recordar que el 90 % de Cinderella es Tom Keifer.


Pues el carismático vocalista (Un tío que ha puesto su voz a "Long Cold Winter" y "Heartbreaker Station" merece ese calificativo) debuta en solitario con catorce canciones y casi una hora de música.

Desde luego que después de tantos años de sequía se merecía un buen chapuzón con éste "The Way Life Goes". Y es que el disco amigos míos empieza en la misma estación en la que se apearon los Cinderella y que ilustraba la carpeta del mágico "Heartbreaker Station". Y "Solid Ground" es una memorable manera de recordarnos como se las gastaban los de Philadelphia en aquel trabajo...Do you remember???...

En cuanto suena el riff arpegiado seguido del alarido de Keifer nos damos de bruces contra un muro de puro Hard Rock & Roll americano, emocionante y con unas melodías grandiosas desorbitadas por un gran estribillo pintarrajeado lujosamente gracias a unas voces féminas que ya disfrutamos en el glorioso pasado de "Shelter Me".


A continuación "A Different Light" nos perfuma con sus aromas de balada-medio tiempo de corte moderno, olor a alquitrán de carretera americana y estribillo AOR ochentero. Otro tema muy bueno.

"It's Not Enough" nos vuelve a llevar a los Cinderella , quizás a los de su último trabajo, el infravalorado "Still Climbing". Otro tema adictivo.

Seguramente si Cinderella hubiesen grabado un álbum post-"Still Climbing"poseería alguna canción del tipo "Cold Day in Hell".

 Puro Rock & Roll Stoniano altamente comercial y con un toque Blues Rock fenomenalmente cantado por Keifer que además sopla la armónica con bastante gracia.

Las primeras baladas llegan muy pronto y por partida doble, sobretodo por que no hace tanto del primer tema lento. "Thick & Thin" y "Ask me Yesterday" satisfarán a los fans de Cinderella que todavía sienten algo al escuchar "Don't Know What you Got (Til'Its Gone)".

Aerosmith siempre han sido una referencia para la música de Cinderella. Tom Keifer nunca lo había plasmado con tanta pasión y claridad como lo hace en este disco.

La primera que se deja escuchar es la efectiva "Fools Paradise", que tiene un esquema similar al de "Livin' on the Edge" de los Aerosmith comerciales del "Get a Grip".

Habrá muestras más adelante de la influencia de los "Toxic-Twins" en los dedos y en la garganta de Keifer...


fotokeifer.hardrockmonsters

...Llega el turno de "The Flower Song", una "Road Movie" rockera con ritmo pausado, super elegante ella. Sus arreglos de piano "Wurlitzer", slide y acústicas compiten con la garganta de Keifer a ver quien se lleva el gato al agua.


Volviendo a la banda de Boston,  la vena más Aerosmith del solista de Cinderella la muestra en tres ases  de picas incontestables. "Mood Elevator" huele a "Rock in a Hard Place", aquel buen disco en el que Jimmy Crespo nos hacía olvidar (parece mentira) a Joe Perry.

"You Showed Me" es un bonito medio tiempo que te quema como lo hacían las canciones a medio tiempo del fenomenal "Pump"; y "The Way Life Goes" es tan claramente Cinderella como deudora del mejor "Permanent Vacation" vs "Toys In the Attic".

Tampoco nos olvidemos de tres canciones más. La Funk Rockera de alma Soul "Ain't That a Bitch", la "Sleazy" "Welcome to my Mind", un Rock cantado con mucho brío que me recuerda un poco al tenebroso sonido de la Alice Cooper Band, y la final "Babylon", un carnaval Stoniano que mezcla el "Bitch" del "Sticky Fingers" y el "Star me Up" regado por los riffs y la voz de un gran Tom Keifer, que ha tardado lo suyo en volver y que sigue demostrando que su música para Cinderella no fue una casualidad del momento, era y es la música de un gran músico.

Caído en Little Big Horn



No hay comentarios:

Publicar un comentario