jueves, 14 de noviembre de 2013

NOVEDADES: STRYPER "NO MORE HELL TO PAY"

NOVEDADES 2013

¡Ni Mad Max, ni White Cross, ni Petra  ni leches en vinagre! Los auténticos reyes del Heavy Cristiano son y serán los Stryper por los siglos de los siglos Amén...!

Y después de dos discos cuanto menos modernetes e irregulares, y de un correcto álbum de versiones, los hermanos Sweet (Michael y Robert), el guitarrista Oz Fox y el bajista Timothy Ganes vuelven con un disco que por la portada, título y casi todo el material que encierra, podría perfectamente ser la continuación del "Clásico" "To Hell with the Devil" (1986).

Y eso que los abejorros Cristianos fueron alejándose de su señor el Creador en "In God we Trust" (que el título no nos ciegue) y no digamos con el siguiente "Against the Law" del 90, donde la banda cambiaba la chillona vestimenta por el atuendo del "Bay-Area".

El caso es que el amarillo y negro vuelva a colorear el estandarte de la banda y parte de la indumentaria, así como el mensaje divino vuelve a calar hondo en el seno de Stryper (no hay más que ver a Robert Sweet en dos fotos del álbum, en una señalando al cielo y en otra con las baquetas en forma de la Santa Cruz).

Y como no podía ser de otra manera, lo que quedó anunciado en los Santos Evangelios del "Soldiers Under Command" (1985) y el "To Hell with the Devil" hace casi tres décadas, vuelve a repetirse con el mismo mesianismo en forma de Heavy Rock.


Recordando a los Stryper viejunos me vienen a la cabeza canciones de Heavy Metal como "Soldiers Under Command", singles con gancho para la "MTv" como "Calling on You", o baladas horripilantes como "Honestly".


30 años más tarde aquellos cuatro Apóstoles de amarillo y negro que lanzaban biblias al público en sus conciertos siguen con su peculiar misa metálica.

El primer salmo de este nuevo disco lo abre "Revelation", un tópico Heavy Rock insustancial que pone las bases para el primer sermón del disco, la entretenida "No More Hell to Pay", un tema que me recuerda lo suyo a los Dokken.

A partir de aquí los mensajes Divinos van cogiendo cuerpo, primero con la versión de los Dobbie Brothers "Jesus is Just Alright" (muy bien adaptada al Rock duro que practican los Stryper) y luego con la potente "Legacy" y la balada "The One" (nada que ver ¡Gracias a Dios! con las baladas 80´s de la banda).

La homilía de este "No More Hell to Pay" la forman tres potentes canciones con las que Stryper exorcizan el mal a golpe de riffs y Heavy Rock Old School (en los cuales las oraciones evocan desde los Scorpions a Judas Priest pasando nuevamente por Dokken).

De estas tres canciones ("Marching Into Battle", Sticks & Stones" y "Te Amo") me ha sorprendido "Te Amo", que asusta mucho por el título pero que rockea como Dios manda.

"Simpathy" es otro de los buenos temas de este recomendable disco, en el que destacaría a Michael Sweet que está muy majo a la voz y a Oz Fox brillante a las seis cuerdas, como antaño.

Para todos los que sois fans u os guste parte del repertorio de los de Oregón, os servirá con haceros con una copia de este "No More Hell to Pay". Para el resto de los mortales tres Padres Nuestros y cinco Aves Marías es la más que merecida penitencia. Eso o un disco de Slayer!

El Hijo de Ron Keel










No hay comentarios:

Publicar un comentario