viernes, 28 de marzo de 2014

GENESIS PROGPORTAJE: "A TRICK OF THE TAIL & WIND AND WUTHERING"


portadaatrick.hardrockmonsters2014
                Bueno… y ahora, ¿qué? Eso es lo que se preguntaban todos los seguidores del grupo en 1976, después de que el grupo se hubiera convertido en el Gran Dinosaurio que era entonces, y de una obra tan genial como excesiva, agotadora y grandilocuente como fue “The Lamb Lies Down”. Tanto, que supuso el límite para un miembro tan importante y esencial como Peter Gabriel, que huyó hacia terrenos más despejados y personales después de ese disco.
                Nadie sabía lo que iba a ocurrir con la banda… ¿se atreverían a incorporar a otro cantante? ¿A quién? ¿Quién era capaz de siquiera igualar lo que el monstruo Gabriel había creado?
                La solución la tenían más cerca de lo que imaginaban… concretamente, en casa. Era ese pequeño pero activo e inquieto batería, Phil Collins. Un hombre que, además de golpear los parches con efectividad, resultó ser un gran soporte vocal para Gabriel en las mejores épocas del grupo. Su timbre de voz era similar al del añorado vocalista, así que el grupo se arriesgó, quizás en exceso, a tomar la decisión. Collins pasaba a ser el nuevo cantante de la banda.
                Y… ¿las composiciones? Se dependía mucho de Gabriel también en ese aspecto. Sus intrincadas historias… ¿quién sería el encargado de desarrollarlas ahora? La solución llegó en Febrero de 1976, cuando “A Trick Of The Tail” vio la luz. Y resultó ser un disco menos complicado, por supuesto, que “The Lamb…”. Una segunda parte, o un disco similar a ese mastodonte hubiera sido, seguramente, un riesgo que hubiera acabado con la banda. Temas más sencillos, dentro de la ortodoxia Génesis (nadie puede negar, escuchando el disco, que son ellos), pero más sencillos.

caido genesis 2

                “Dance On A Volcano” abre las expectativas. Un Banks que se erigirá pronto en el auténtico líder en la sombra, gracias a su mayor presencia con los teclados, es el que lleva la batuta desde el principio. El grave bajo de Rutherford empasta el sonido de la banda, y Hackett sigue sacando trucos de la chistera, con ese sonido tan característico. Y, de pronto, la voz de Collins… reforzada con un eco para hacerla un poco más cavernosa, cercana a los registros de Gabriel. Suena un poco más aguda, pero bien situada en un tema cien por cien Génesis, con cambios de ritmo constantes, con una sección centro-final acelerada, muy similar a cosas como “The Musical Box” o “Supper’s Ready”. Seguro que la gente se quedó mucho más tranquila tras escuchar este primer tema.
                “Entangled”. Bienvenidos al mundo de los sueños. Si éstos tienen una banda sonora, es la de “Entangled”. Una canción donde Hackett y sus acústicas toman el mando, reforzadas por las de Rutherford. El resultado, el tema más onírico que os podáis imaginar, sobre todo en su sección final, donde a la orgía de notas acústicas se une el mellotrón de Banks. Me gusta pensar que hay gente que pone esta canción para que sus hijos pequeños puedan dormir plácidamente.
                Tras la siesta, las notas rockeras de “Squonk” nos devuelven a la realidad. Rutherford marca el ritmo con su bajo en este tema, que serviría para abrir muchos shows en directo de la banda a partir de entonces, sin ir más lejos, el que compone su disco en directo “Seconds Out”.
                Banks tiene su momento, como viene siendo habitual en todos los discos de Génesis. El de este trabajo es “Mad Man Moon”, una canción lánguida y melancólica, con una sección central más movida, algo a lo que Génesis nos tiene acostumbrados como grupo en muchas de sus creaciones.

caido genesis 3

                “Robbery, Assault & Battery” quizá sea el tema más flojo del disco, y ya deja entrever por algún lado la vena comercial que poco a poco se iría instaurando en el grupo. Después, la segunda parte acústica y onírica del disco, “Ripples”, muy similar en cuanto a concepto a la anterior “Entangled”, pero en la que Rutherford tiene más protagonismo que Hackett.
                La sombra de Gabriel seguía siendo alargada, y la notamos en la canción que da título al disco, un ritmo muy de cuento similar a los tempos de “Nursery Crime” o “Foxtrot”.
                Este disco se cierra con “Los Endos”, un tema prácticamente instrumental en su totalidad, y que firman los cuatro músicos. Es una especie de resumen de todas las canciones del disco, una práctica que retomarían años después cuando grabaran “Duke”.  Un cierre muy apropiado.
                En resumen, este disco cerraría muchas bocas en su momento. Pocos apostaban por la continuidad del grupo sin Gabriel y su imaginación, pero los cuatro músicos que sobrevivieron a esa hecatombe, como cuatro pedazo de músicos que eran, supieron estar a la altura de las circunstancias, y reinventar la banda, sin perder en ello un ápice de la identidad que les caracterizaba. Solo quedaba saber si esa victoria parcial que habían logrado iba a seguir teniendo continuidad, una duda que despejaría su siguiente trabajo, “Wind & Wuthering”, la última aportación de Hackett  en Génesis.
                Seguiremos informado….






caido genesis 4
1977

                El octavo album en studio de Génesis resultó ser uno de los más satisfactorios para la banda. Personalmente, Tony Banks y Steve Hackett siempre han mostrado una especial debilidad por este trabajo, aunque todos sabemos que no es uno de los más conocidos ni representativos para el gran público. De hecho, estoy seguro que mucha gente a la que le gusta Génesis no sepa siquiera de su existencia.  Efectivamente, podría considerarse como uno de los álbumes más oscuros de su carrera.

                Ya había pasado lo más difícil, reemprender el vuelo tras la espantada de Gabriel. Y además, con nota. “A Trick Of The Tail” supuso un alivio para el grupo, y para todos sus seguidores. El espíritu seguía ahí. Ahora, había que continuarlo.

                La formación sería la misma que grabó la anterior reválida, esto es, Banks, Collins, Rutherford y Hackett. Aunque, para desgracia nuestra, éste iba a ser el último que contara con la aportación de este genial guitarrista. Supongo que a ello contribuyó en gran manera la incipiente orientación comercial que las composiciones del grupo iban tomando, algo no muy del agrado de Hackett, amigo de los sonidos más clásicos y experimentales, como posteriormente demostraría en cada uno de sus trabajos en solitario.

                “Eleventh Earl Of Mar” inicia el viaje. Se observa ya desde el principio menos clasicismo en las composiciones, y la batería de Collins ya no es tan lineal como en anteriores álbumes. Ya empieza a despuntar como una de las mejores baterías del progresivo.  La sección central de este tema, más acústica y atmosférica, aunque corta, es uno de los mejores momentos del álbum.

                “One For The Vine” es un de esos momentos estelares a los que Banks nos tiene acostumbrados. Un tema lánguido, dominado por sus melancólicos teclados, y Collins cantando de manera soberbia una canción que hay que degustar tranquilamente, en un tarde lluviosa, al calor del hogar. Aunque supongo que con temas como éste, Hackett no se sintiera especialmente cómodo, dadas las concesiones comerciales que empezaban a darse.  También hay tiempo para la experimentación, con toda una exhibición teclística por parte de Banks en algunas de las partes de la canción. Siempre que se habla de grandes teclistas del progresivo, solemos referirnos a Rick Wakeman, o Keith Emerson, espectaculares y grandilocuentes. Pero, señores, para mi, el puto amo es Tony Banks. Esos muros de sonido que era capaz de crear no los he oído ni creo que los vuelva a oir en mi vida.
                “Your Own Special Way” es uno de los puntos negros del disco. Un artefacto que pretende ser una balada acústica, pero que se convierte en un tema insulso y casi hasta cursi. Rutherford nos podría haber ahorrado el disgusto. Me sigo imaginando la cara de Hackett teniendo que grabar este bodrio.

caido genesis 5

.
                “Wot Gorilla”: instrumental, selvático, donde Collins con su batería y Banks con sus teclados toman el mando.  Exhibicionismo puro y duro. Seguro que en directo les funcionó de maravilla, porque es para éso, para exhibirse como músico. Un poco corto se me hace.

                Banks vuelve a la carga con “All In A Mouse’s Night”, un tema de corte Génesis clásico, donde planea el espíritu Gabriel. Le sigue el que para mí es el verdadero temazo del disco, “Blood On The Rooftops”, la verdadera aportación de Hackett a este disco. Soberbio solo acústico de entrada, que da entrada a un tema dramático y tristón, pero hermoso, muy hermoso, con Banks acariciando las notas de guitarra con su mellotrón. Uno de las mejores canciones que han grabado nunca Génesis.

caido genesis 6

                Y Hackett sigue haciendo de las suyas en el siguiente corte, “Unquiet Slumbers for the Sleepers…”, onírico como él solo al principio, pero que se convierte, gracias a “…In That Quiet Earth” (las dos canciones van unidas), en un momento,  en un torbellino de buen progresivo, con la espectacularidad instrumental a la que estos genios nos tienen acostumbrados.  Para incluírlo en el “Manual Del Perfecto Progresivo”.

                Cerramos con uno de los temas que más advierten de por dónde van a ir los tiros a partir de ahora. “Afterglow” abandona el progresivo para meterse en terrenos mas pop. No es mal tema, pero después de alguna de las exhibiciones de las que disfrutamos en este disco, se hace ligero e intrascendente.
                Para un servidor, no es el mejor álbum de Génesis, pero tampoco, ni mucho menos, el peor. Yo lo consideraría como una especie de puente entre dos épocas: la clásica, dominada por el progresivo, y la moderna, ya en terrenos más rock-pop. Si, quizás algunos consideren que la salida de Hackett acabó con los verdaderos Génesis, y que a partir de ahí fueron otro grupo distinto. Es posible, pero los álbumes que vinieron inmediatamente después a “Wind & Wuthering” son una experiencia que todo amante de la buena música rock no debería desechar por éso. No os los perdáis.

                                                                                                                             Ritchie Moreno



Para completistas de la banda os dejamos el enlace que dedicamos en este mismo blog a los primeros años de la banda con Gabriel

http://blogdecaido.blogspot.com.es/2012/01/genesis-los-anos-de-peter-gabriel.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario