viernes, 16 de enero de 2015

STREETS: "CRIMES IN MIND" 1986

En 1983 Kansas se habían convertido al AOR. Se habían bautizado en almibar con "Vinyl Confessions" , un trabajo en el que el vocalista era Joe Elefante que suplía a Steve Walsh.

streetsportada.blogger.blogdecaido2015
MIRADA RETROSPECTIVA
En una época en la que voces como la de Lou Gramm, Steve Perry o David Bickler estaban dedicadas  en cuerpo y alma al género mas melódico del Rock Duro, se echaba de menos a un señor como Steve Walsh.

El problema se subsanó con Streets, un nuevo super grupo en el que acompañaban al vocalista de San Luis el guitarrista de los City Boy Mike Slammer, el bajista Billy Greer (ambos en la actualidad lideran los estupendos Seventh Key) y el batería y percusionista Tim Gehrt.

El primer disco ("Streets") se publicó en 1983 con el británico Neil Kernon de productor (Bowie, Thin Lizzy, Supertramp...).
El disco contó con un par de singles de discreto éxito y con nueve auténticos temazos.

Un año y medio mas tarde saldría la continuación que llevaba por título "Crimes in Mind", y que esta vez contaba con el productor de Ratt Beau Hill a los mandos técnicos. El peso en la tarea compositiva recaía principalmente en Steve Walsh y en el formidable guitarrista de la banda Mike Slammer, aunque también echaba una mano Randy Goodrum, que era colega del teclista de los Survivor y escritor de canciones para un montón de gente Jim Peterik.

El dibujo para "Crimes in Mind" varía más bien poco respecto a su antecesor. Un sonido perfecto, pulido y cristalino nos acompaña durante las diez canciones del plástico.

"Si "4" de Foreigner, "Frontiers" de Journey o el pomposo debut de Asia te habían gustado, y el propio debut de Streets también ¡Prepárate! "Crimes in Mind" es tú disco para llevarte directamente a la cima del AOR que campeaba en el 86.

Pero nada mas lejos de la realidad; el álbum navegó entre problemas de managers y personal del sello "Atlantic", y un producto muy bien cuidado para romper moldes en los "Charts" americanos se la pegó y de que manera.

Así fue que en unos pocos meses Streets ya eran historia y Steve Walsh regresaba a Kansas, pero no  lo hacía con las manos vacías, le acompañaba el bajista Billy Greer. Una pena, ya que canciones como "Hit and Run", la inicial "Don't Look Back" o la "Pyroleppardiana" "The Nightmare Begins" merecieron mejor suerte.

Caído en Little Big Horn




No hay comentarios:

Publicar un comentario