martes, 3 de marzo de 2015

BLACKFOOT "TOMCATTIN'" 1980

portadablackfoot.blogger.hardrockmonsters2015
MIRADA RETROSPECTIVA
Wow! Vaya cuatro tipos! Sangre piel roja y sureña a partes iguales corre por las venas de los miembros de Blackfoot, una de las formaciones auténticas y míticas del Rock Sureño. Los puedes poner en la misma estantería que a los Molly Hattchet, a su lado mismamente aunque alfabeticamente no lo hagan si lo harán en sonido, las dos formaciones más peligrosas y duras de la hermandad del Sur.

Hace unos años en este blog os trajimos el segundo  disco de la banda ("Fliyin'High"), hoy nos toca el cuarto, "Tomcattin'", un disco tan peligroso como su título. "Tomcattin'" es un termino muy del sur para definir  juerga, alcohol, mujeres...viendo la portada ya se huele el peligro, no se muy bien que coño nos muestran Blackfoot en la carpeta de este cuarto disco ¿Una pantera negra? Tiene todas las papeletas...el caso es que es su segundo trabajo consecutivo dándole protagonismo al reino animal de un número de tres.

Primero fue la serpiente, ahora ¿La pantera?, luego el águila...Reino animal para una banda que demuestra esa naturaleza en su música tanto en estudio como en directo (otro día hablaremos del impagable directo "Highway Song Live"). Blackfoot son una bestia herida y fuera de control en la triología "Strikes", "Marauder" y "Tomcattin'", siendo esta última la más peligrosa, viciosa y cáustica de todas ellas.

El disco entra con paso firme, aquí no caben las medias tintas, no hay tiempo ni lugar para experimentaciones como las que hacen sus hermanos mayores "Allman Bros" o "Marshall Tucker Band", ni siquiera para mostrarse amables como lo hacen sus primos "Outlaws" o "38 Special"; aquí la artillería es pesada, rallando el Heavy Rock en muchos lances.

¿Que tienes dudas? Ja! ¡Hombre de poca fé! Escúchate "Warped", un "Magnum Force" de Hard Rock sureño a todo trapo que te mete en el bolsillo de estos cuatro tipos en un santiamén. Rick Medlocke no es de los que hace concesiones ni como vocalista ni como guitarrista, el tío domina el arte del "Bottle neck" que no veas, y hace llorar a su guitarra en muchas de las canciones de este robusto trabajo.

Jason Thunderbolt Spires, batería de la banda, aparte de aporrear los tambores como si la vida le fuese en ello compone casi todo el material del álbum junto al colega Medlocke,  "On The Run" o "Dream On" llevan impreso el olor a Bourbon, barbacoa y Harleys, algo tan americano como la música de Blakfoot.

fotoblackfoot.blogger.hardrockmonster2015

En "Dream On" se dan el gustazo de querer sonar a unos ZZ Top Hard Rockers, en el cual el espíritu del Tejano Bill Gibbons parece haberse metido en el cuerpo de Rick Medlocke, que gustazo de tema amigos.

Otro tema fabuloso es "In The Night", un corte que aúna Rock clásico sureño a lo Skynyrd y buen Hard comercial a lo Bad Company que precede a la Zeppeliana "Reckless Abandoner", cuya intro de batería parece reproducida por el mimísimo John Bonzo Bonham.

No puedo acabar esta reseña sin olvidarme de los dos mejores temas del álbum y posiblemente en la cúspide de la discografía de Blackfoot y del propio género sureño; "Gimme, Gimme, Gimme" y "Fox Chase" ¿Como diablos olvidarse de dos temas tan brutales y míticos? Ok, no son "Free Bird" ni "Sweet Home Alabama", pero ni puta falta que hace.

"Gimme Gimme Gimme" es uno de los Rock sureños guitarreros mas tercos que he saboreado en mi vida. Acelerado, desbocado y con unas guitarras que golpean más duro que un cañón de la guerra de Secesión Americana. Pues aún lo mejoraron en el directo "Highway Song Live" de un año más tarde, donde la banda se enloquece todavía más...¡Temazo Joder!

Ahora que "Fox Chase" tampoco le va a la zaga. El temazo en cuestión arranca con la voz gastada de bourbon del abuelo de Rick Medlocke (¡Todo Dios en píe!) Mr. Shorty Medlocke. El veteranísimo músico del "Delta Blues" hace cabalgar a la banda bajo su precisísima armónica, en un tema que deja sin resuello al que lo escucha y que cierra de manera brillante este espectacular trabajo, posiblemente el mejor de los sureños americanos; un disco que cerraría su repoker de obras maestras con el disco de estudio "Marauder" (1981) y el comentado anteriormente directo "Highway Song Live" (1982).

El Hijo de Ron Keel




1 comentario:

  1. Gran banda no la conocia, gracias por tan buenos post, siempre se aprende algo con lo escrito, felicitaciones y continuen firmes con este excelente blogs
    Saludos

    ResponderEliminar