martes, 10 de marzo de 2015

FOO FIGHTERS: "SONIC HIGHWAYS"

fotoportada.blogger.hardrockmonsters2015
NOVEDADES
Aunque el disco salió justo a finales del 14 podríamos considerar a "Sonic Highways" como un hijo del 15, no en vano está siendo este comienzo de año cuando la promoción del nuevo artefacto de la banda de Dave Grohl está en plena efervescencia.

Aunque bien mirado Foo Fighters es una de esas bandas que casi ni lo necesita pero que continua siendo de las escasas excepciones que cuentan con una importante campaña de apoyo detrás. Seguro que Grohl cuando era batería de Nirvana hace 26 años ni siquiera soñaba con tal posibilidad.

Ya han pasado 20 años precisamente desde que la banda publicase su homónimo debut y casi 16 desde que se convirtiesen en un grupo de referencia dentro del Rock con "There is Nothing Left to Lose" y la banda, que realmente nunca fue la mejor en nada, empezase a facturar sencillos pegadizos de éxito como chicles, logrando llegar a tanta gente donde bandas mejores ni soñando lo lograrían.

 Está mal que lo diga, o no, pero sería injusto olvidarse de Material Issue, The Katies o los efímeros Jughead de Ty Tabor como fabricantes todos ellos de protónicas propuestas de Power Pop tan elaboradas como las de los Foo Fighters pero sin la suerte de lado.

De todas formas no vamos a desmerecer la trayectoria ni la carrera musical de los norteamericanos con un puñado de aceptables canciones en cada disco y varios potenciales singles-himnos que suelen ampliar nuestro "Hipocampo" cerebral.

fotobanda.blogger.hardrockmonsters2015

"Sonic Highway" no va a defraudar a los amantes de canciones urgentes de Rock sin complicaciones. Pop endurecido y tolerable y con el equilibrio perfecto entre azucares y grasas para no fundir su propuesta con rapidez.

Los no fans como yo encontrarán un pasatiempo entretenido, no se si llamarlo Rock de "Palomitas y Pepsi Cola" o simplemente Power Pop para hacer amenos los trayectos cortos en coche, correr con el Mp3 o dejarlo de fondo mientras lees una reseña como esta.

Aunque a modo de crítica se puede decir que la fórmula quizás está empezando a dar síntomas si no de agotamiento, de pérdida de frescura, y la banda lo expresa en la final "IM A River", un fallido maremagnum sinfónico que deja un mal sabor de boca y unas cuantas preguntas en el aíre.

Pese a ese floripondio fallido y en general, "Sonic Highways" no desentona del todo, y algunas canciones como la inicial "Something From Nothing" o la siguiente "The Feast And The Famine" agradarán al no fan y entretendrán seguramente al fan, el cual  cuando finalice de escuchar este nuevo trabajo estoy por asegurar que correrá a la estantería para recuperar "The Colour And The Shape" y perderse en viejas sensaciones que no afloran en esta nueva obra.

Caído en Little Big Horn







No hay comentarios:

Publicar un comentario