jueves, 27 de agosto de 2015

IRON MAIDEN: FEAR OF THE DARK 1992

¡Demonios! ¡Que malos fueron los 90 para las bandas de Metal! ¿Para Todas? No exactamente...Maiden siempre han ido a su bola y el efecto tóxico del Grunge que envenenó a la mayoría de las bandas que venían de los 80 no les quemó más que un poco.

maiden.fearofdarkportada.2015
MIRADA RETROSPECTIVA
 Maiden, crearon un sonido cargado de influencias clásicas del Rock duro y el progresivo, le dieron la forma que a Steve Harris le salió de sus partes y durante décadas estiraron el chicle metálico hasta el infinito y más allá. Sacaron discos buenos, regulares y malos, han pasado más de 35 años y todavía están con nosotros.

Pues bien, el año en el que Nirvana y Pearl Jam eran los putos amos del cotarro, y en el que el Rock más cafre se había dado la vuelta para mirarse en un espejo que devolvía riffs a lo Black Sabbath, Maiden que seguían a lo suyo, publican "Fear Of The Dark".

Casi con un mes de antelación sacan el single "Be Quick Or Be Dead", que ya nos pone las orejas puntiagudas y en guardia como a un hombre lobo hambriento deambulando por un páramo. El tema está de puta madre, rápido, cortante y con una potencia de la de Dios. Dickinson vuelve...no es que se hubiese marchado pero en este tema recupera la agresividad de su primera grabación con la banda de diez años antes.

La canción de marras abrirá el nuevo álbum, que por otra parte sigue en sus primeros temas con un ritmo fulgurante..."From Here To Eternity" es otro caballo desbocado de Heavy Metal puro Maiden, con el bajo de Harris machacando la melodía, con unas guitarras de Murray y Gers de lo más atinadas, un estribillo comercial y contundente y nuevamente un Dickinson en estado de gracia.

fotofearofthedark.maiden.2015

Iron Maiden vienen de un discreto disco, "No Prayer For The Dyng" y están convencidos de que con canciones como "Afraid To Shoot Strangers" la cosa va a transformarse, los fans de la banda van a volver a vibrar con las nuevas canciones de la banda. Y muchos de los temas de este nuevo disco lo consiguen, y este tema en concreto, uno de los números con cierto regusto por lo acústico y progresivo es de los más destacados del mismo.

 "Fear Is The Kay" no deja de ser un tema menor compuesto por Dickinson y Gers. Ambos habían tenido más suerte con la inicial "Be Quick Or Be Dead" y la mantendrán al menos con "Childhoods End", un estupendo corte que vuelve a recopilar con acierto todos los manidos aspavientos que la banda ofrece desde mediados de la década de los 80. Volviendo al tema nombrado más arriba, se trata de un corte con una enfoque oriental y arabesco, tratando de recuperar el legado dejado por canciones del tipo "Powerslave" sin llegar completamente a lo que Maiden eran capaces de darnos en la década anterior.

"Wasting Love" es un medio tiempo enfocado en los primeros tiempos de la banda con una potente batería de McBrian y una estructura que puede recordar a la utilizada por la banda en "El Séptimo Hijo Del Séptimo Hijo" con un estribillo resultón.

Resultonas y facilonas son las dos siguientes canciones, "The Fugitive" y "Chains Of Misery". La primera en una onda parecida a "The Prisioner", la genial canción del "Number Of The Beast", pero sin llegar a las cotas de emoción y genialidad de aquella. La segunda es un tema que cojea lo suyo, aunque el estribillo al menos es pegadizo, salvándola de la mediocridad que abunda y es la tónica general de "Judas Be My Guide", un tema compuesto por Dave Murray y Dickinson que posiblemente esté entre el material más flojo que la banda ha grabado en su carrera discográfica.

fotomaiden.directofeartour.2015
MAIDEN ON TOUR...
El Hard Rock es tratado por Maiden en "The Apparition", un buen tema de un estilo que suele ser desdeñado por las bandas de Heavy Metal, aunque Judas Priest acudiesen a su llamada en "Point Of Entry" o Maiden en este álbum, repitiendo casi al final con la discreta "Weekend Warrior", otro tema menor de la doncella.

Obviamente la cosa cambia con la final "Fear Of The Dark", un épico número de Heavy Metal que trata de reconquistar un espacio que la banda había dejado lleno con la soberbia "Halloweed By The Name" una década antes y que pasa a convertirse en una de las canciones preferidas de los fans de la banda y del propio grupo, aguantando el tipo gira tras gira, y compartiendo podio con "The Trooper", "Run To The Hills" o "Two Minutes Two Midnight".

Desde luego que "Fear Of The Dark" es un buen tema, aunque no creo que superior a "The Sign Of The Cross" o "The Clansman", otros dos clásicos de la banda posteriores a este y que fueron los mas destacados de la discutida etapa post Dickinson, una era que terminó en su primera etapa con un disco que aunque un escalón por debajo del "Somewhere In Time" o del "Seventh Son Of The Seventh Son", se mantiene como un disco querido por los fans de Maiden y respetado por el populacho del Heavy Metal.

El Hijo de Ron Keel




No hay comentarios:

Publicar un comentario