jueves, 10 de diciembre de 2015

MICHAEL MONROE :BLACKOUT STATES

Michael Monroe ataca de nuevo, y lo hace con trece temas que harán las delicias de sus fans y de los  fans de su banda más sagrada: Hanoi Rocks.

El finés con "Blackout States" sobrepasa la veintena de trabajos desde que en el 81 debutase con "Bangkok Shoks, Saigon Shakes", disco debut de los Hanoi. Fueron años de rock and roll y glamour que continuaron en los años 90 con el tremendo disco de Demolition 23 (Comentado en éste blog hoy mismo), el irregular trabajo junto a Steve Stevens en Jerusalem Slim y el "Comeback" de la banda de Monroe y Andy McCoy en el 2002 "Twelve Shots On The Rocks".

monroeportada015.hardrockmonsters
NOVEDADES 2015
Entre medias un montón de colaboraciones de un Michael Monroe que cantó para todo aquel que se lo pidió y una carrera en solitario que comenzó en nuestro año del señor del Sleazy de 1987 con "Nights Are So Long" y que continuo dos años más tarde con el imprescindible "No Fakin´ It".

En los últimos cuatro años, el de Helsinki ha publicado tres discos, a saber: "Sensory Overdrive" (2011), "Horns & Halos" (2013) y éste novedoso "Blackout States".

Como bien estaréis sospechando, el nuevo álbum camina tan erguido como los dos anteriores, siendo el Punk Rock y el Rock And Roll los denominadores comunes que lo componen. 

Es por ello que siguen en la banda de Michael dos tipos tan importantes como el ex de los New York Dolls entre otros Steve Conte o Sammi Yaffa, escudero personal de Monroe desde los tiempos de los Hanoi Rocks.

fotobandagira.hardrockmonsters015

Otros ilustres miembros de la banda se han ido cayendo disco a disco. Primero fue Ginger, el jefe de los Wildhearts lo hizo trás "Sensory Overdrive"; luego fue Dregen, el "Boss" de los Backyard Babies" lo hizo después del "Horns & Halos". Ahora las seis cuerdas son para el británico Rich Jones, el ex de los Black Halos no solo le da a la guitarra, también es co-autor de cuatro de los trece temas de "Blackout States".

Canciones que son una montaña rusa de sensaciones desde la inicial y violenta "This Aint´Not Love Song" con su sonido de clásico Punk Rock hasta la bajada de telón con la no menos Punk y fiestera "Walk Away". Ambos temas nos muestran las influencias de un tío que era intimo de dos putas leyendas del Rock And Roll como Stiv Bators o Johnny Thunders.

No todas las canciones son diamantes en bruto, aunque aún quedan un par de bestialidades más de la que "R.L.F." es la que más se desboca. Hay diamantes de los finos: "Old King´s Road" con su Power Pop melancólico que recuerda a los Flaming Groovies del "Shake Some Action" es una de ellos. 

Otros, se mueven por donde los dos anteriores discos de Monroe hicieron; es decir, himnos más o menos agridulces y casi siempre rockeros amamantados de la teta de Hanoi Rocks y New York Dolls, con baladas tan guapas como "Under The Northern Lights" del mítico Dee Dee Ramone. En resumidas cuentas, Michael Monroe ha vuelto con lo de siempre si, pero es que lo de siempre lo hace muy bien y mola mucho.

Fourmyles de Ceres





No hay comentarios:

Publicar un comentario