miércoles, 17 de febrero de 2016

NEIL YOUNG: ON THE BEACH 1974

La muerte del guitarrista de los Crazy Horse, Danny Whitten, y la del "pipa" de la banda Bruce Berry, serán junto al alcoholismo desmedido de Neil Young, el impulso para que el canadiense desate todos sus infiernos componiendo y grabando el magistral "Tonight´s The Night"; pero esa oscuridad parida adrede por el de Toronto será rechazada por su sello "Reprise".

La discográfica le pide al canadiense una continuación de "Harvest", pero les dará "On The Beach", sin aplazamientos, sin prórrogas y a cara de perro, el disco se publica el 19 de Julio de 1974.

portadaonthebeach.hardrockmonsters016

Si la portada del temporalmente aplazado "Tonight´s The Night" era negra, la del nuevo álbum es todo lo contrario, pero pocas veces tanta luminosidad dio como resultado una carátula que representase la oscuridad y la tristeza como la de este disco.

La soleada California sin sol, muestra a un Neil Young descalzo de espaldas al mar, con una horripilante americana amarilla que hace juego con la sombrilla, las sillas y el Cadillac hundido en la arena. El "Cadi", una de las pasiones del autor de "Cinnamon Girl", enterrado, refleja la imagen decadente que Neil Young nos  da de sí mismo.

Curiosamente ni la discográfica ni el propio artista han tenido apego alguno por "On The Beach", la discográfica lo demostró desde el principio y Young a lo largo de los años, quedando el álbum en un injusto segundo plano hasta que a comienzos de la década pasada se reeditó en Cd con pegatina en la caja incluida ("Classic NEIL YOUNG ALBUMS 1st TIME ON CD!"). También ha sido reeditado en vinilo dentro de la caja "Official Release Series Discs 5-8", que contiene además, "Zuma", "Times Fade Away"y "Tonight´s The Night" , conformando los dos últimos y nuestro protagonista de hoy la mítica "The Ditch Trilogy".

El comienzo de "On The Beach" es bárbaro con "Walk On", un escueto Rock And Roll que habla de los viejos tiempos, de pasta y de colocarse con los colegas; el tema menos tristón en lo musical de todo el disco cuenta con buenas guitarras del propio Neil, una base ritmica Crazy Horse trotona y elegante (Billy Talbot & Ralph Molina) y la Slide de Ben Keith menos furibunda que en la siguiente "See The Sky About To Rain"; un tema este portentoso y bello, con el piano Wurlitzer de Young replicando a su propia voz y a la Steel guitar de Keith. Acompaña a la batería un estupendo Levon Helm.

fotoneilyoungonthebeach.hardrockmonsters016
¿LA AMERICANA MÁS HORRENDA DEL RNR?
Young vuelve a quemarse con el incendiario "Revolution Blues", formidable tema con una cadencia muy Jazzy (Rick Danko y Levon Helm lo bordan) en el que echa más leña al fuego el compadre David Crosby a las seis cuerdas.

Uno de mis temas favoritos del disco es "For The Turnstiles", un Country-Folk-Rock cantado a dos voces por Young y  Ben Keith, banjo en mano el primero y dobro el segundo, bordándolo como en los tiempos de "Harvest".

El canadiense se siente ávido de sangre en la seminal "Vampire Blues", donde la guitarra zumba como el aleteo de un murciélago encerrado en una habitación y el Hammond tocado por Young es casi tan protagonista como su voz, un buen tema sí, pero lo mejor aún está por venir.

Y lo hace primeramente con "On The Beach", un atípico Blues amargo que pica en boca y quema en las entrañas. Lento, acústico,de ritmo cansado y con una de las letras más pesimistas del canadiense.

 "Motion Pictures" es otro tema espectacular capaz de aunar a Dylan y a los Stones que amaban a Gram Parsons. Aunque bajo y batería hacen acto de presencia, son la voz, la armónica de Young y la Slide de Rusty Kershaw las que reprimen cualquier ansia de protagonismo por parte de los demás instrumentos presentes en el mismo, conformando una auténtica obra maestra que pocas veces ha sido considerada como tal.

Finalmente está "Ambulance Blues", uno de los temas más bellos que Neil Young ha grabado en su longeva carrera discográfica, una canción que nos encoge y emociona, sin saber si lo hace más la voz de Young, su acústica o su armónica. Una tonada ésta tan sobrecogedora como muchas de las de "Tonight´s The Night", disco del que nos ocuparemos más adelante. Por ahora quedémonos en la playa, disfrutando o amargados de la vida, solo Neil Young es capaz de saberlo.


FOURMYLES DE CERES




No hay comentarios:

Publicar un comentario