martes, 15 de marzo de 2016

EMERSON, LAKE & PALMER: WELCOME BACK MY FRIENDS,TO THE SHOW THAT NEVER ENDS-LADIES & GENTLEMAN 1974

WELCOME BACK MY FRIENDS, TO THE SHOW THAT NEVER ENDS...LADIES & GENTLEMAN: EMERSON, LAKE & PALMER...

portadael&p.hardrockmonsters016

Y así daba comienzo un espectáculo de los que no se destilan, con la pompa y la grandeza que solamente un grupo de selectos atrevidos era capaz de poner sobre un tapete colocado encima de aquellos escenarios, que aguantaban durante más de dos horas la carga que montones de tráilers llevaban de ciudad en ciudad como si de un circo se tratase, circo del Rock sinfónico progresivo de los que el trío británico era uno de sus máximos exponentes.

En una década recargada de egos entre las Rock-Stars, tres músicos como Keith Emerson, Greg Lake o Carl Palmer caminarán por encima de la media, dejando por detrás al gentío de Yes, Led Zeppelin o Deep Purple. Y es que cada uno de ellos disponía de su tráiler-camión para viajar de ciudad en ciudad lo más cómodamente posible, contando con siete "Roadies" por cabeza y un tipo que estaba encargado de hacerles el té.

Estamos en la gira de su cuarto ábum de estudio, durante más de un año "Brain Salad Surgery" es el protagonista de cada noche, "Jerusalem", "Toccata" o "Karn Evil 9" lucen incrustadas entre un repertorio donde el terrible "Tarkus" sigue acongojando con sus más de veintisiete minutos. 

La noche en la que el trío más exagerado y grandilocuente de la historia del Rock vuelve a triunfar; porque E L & P en 1974 aún eran una máquina casi imparable que todavía tenía cosas que enseñar a su entregado público.

Cada noche de esa gira, miles de fans se congregaban horas antes en cada recinto para ir ubicándose en el mejor sitio posible para seguir la evolución del trio. Obviamente era Keith Emerson con su imposible vestuario a medio camino entre una estrella del Glam Rock y de Roose Bolton de "Juego De Tronos" el que acaparaba toda la atención. 

Su equipo de teclados y sintetizadores era de los que quitaba el hipo, siendo el "Moog" polifónico el referente a la hora de recrear nota a nota las extravagancias que contenían el excelente debut de la banda y los no menos excitantes "Tarkus" y "Trilogy". 

fotobandaendisco.hardrockmonsters016

"Brain Salad Surgery", era sin duda el más difícil de recrear en vivo por las montones de capas de teclados que posee en su versión de estudio; pese a todo, Emerson lo suplía con su maestría habitual y sus ademanes de Rock-Star golpeando a su teclado e inclinándolo una y otra vez ante la algarabía que producía en su entregado público. 

En el intenso "Welcome Back My Friends", To The Show That Never Ends-Ladies & Gentleman" producido por Greg Lake se agradece una producción más bien directa y un poco "Bootleg", aunque imagino que el directo de marras sería retocado en el estudio como la mayoría de conciertos registrados en la mísma época.

Quizás las tres primeras piezas, "Hoedown", "Jerusalem" y "Toccata", del "Trilogy" la primera, y del "BSS" la segunda y tercera, puedan parecer semi desnudas en comparación con sus versiones de estudio, pero una inconmensurable "Tarkus" con sus siete partes arregla el problema, que ya es un recuerdo lejano durante el transcurso de "Take A Peeble", super balada magistralmente cantada por un Greg Lake, que enlaza las fantásticas "Still...You Turn Me On" y "Lucky Man" entre una exhibición de Keith Emerson con su "Grand Piano".

Antes de acometer "Karn Evil 9" la banda se divierte con el Country-Western de "Jeremy Bender/The Sheriff", dos aportaciones de la banda para "Tarkus" y "Trilogy".

"Karn Evil 9" es posiblemente la pieza más arriesgada y grandilocuente del trío, alcanzando en éste directo los treinta y seis minutos, seis más que en la versión de estudio. El tema está secuenciado en tres movimientos llamados "Impresiones". En 1ST Impression se incluye una parte para lucimiento de Carl Palmer, que no desaprovecha tan pintada ocasión demostrando ser uno de los grandes colosos de las baquetas en la década de los setenta.

Este primer movimiento es también el más rockero, logrando por momentos picos de puro Rock duro con un Lake muy potente y desafiante a la voz, y unos riffs intensos que acompañan al órgano Hammond de Emerson.

 Los dos movimientos restantes siguen mostrando el virtuosismo, pero también la exageración de una banda irrepetible e irreemplazable dentro de un contexto que pueda parecer desfasado a día de hoy, pero que sigue generando admiración y reconocimiento hasta de Punk Rockers que salieron del armario como Joe Ramone o Johnny Rotten, fans acerrimos y en secreto del trío más Sinfo-Prog de la historia de Rock.

General Custer Rides Again



fotokeithemerson.hardrockmonsters016
Keith Emerson 1944-2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario