miércoles, 7 de septiembre de 2016

GIRL: WASTED YOUTH 1981

girlfotoportadawastedyouth.hardrockmonsters2016

Con un nombre como "GIRL" la militancia dentro de la inquebrantable "NWOBHM" es complicada, y más después de contemplar la portada de "Sheer Greed" y escuchar su contenido.

El debut de los ingleses miraba desde un catalejo a los sonidos del Glam de los setenta tanto británico como americano. Los Sweet o Los New York Dolls eran el puerto de amarre para Girl y no Black Sabbath o Judas Priest.

Aquel debut fué un cuento de Hans Christian Andersen para la joven banda fichada por la Jet de Don Arden y que con la ayuda de Chris Tsangarides flotarían en una balsa de aceite mientras grababan temas como "My Number". Luego llegó el momento de defender repertorio por Reino Unido y ver como el disco ni vendía lo esperado, ni la banda despachaba los tickets suficientes para medio llenar pabellones en la escena local. A decir verdad era difícil que GIRL congregasen a más de trescientas personas por noche.

Curiosamente en Japón como ha ocurrido en tantas ocasiones, la banda no sólo era respetada si no que era querida por un público que llegaba a aglutinar hasta nueve mil ansiosos y enfervorizados nipones y niponas que se volvían  locos cuando Phil Lewis y los suyos atacaban con fiereza el repertorio de su debut.

Rapidamente y de regreso a Gran Bretaña la banda está lista para el segundo abordaje que esperan sea el definitivo, la banda no sabía cuanto, ya que después de "Wasted Youth", no abría una tercera oportunidad en el sello del papá de Sharon Osbourne.

fotogirlmarkee.hardrockmonsters016

Ahora Nigel Thomas con la colaboración de la banda producía un disco que dicen perdió la mágia del debut, algo que yo como receptor no recibo realmente después de escuchar los diez "nuevos" temas que la banda presenta, de la que solamente "McKitty´s Back" me parece una salida de tiesto en toda regla.

Si en la portada del debut se nos presentaba a una banda con la mirada de muchos Bowies tristes y famélicos, en la de "Wasted Youth" se quiere transmitir una imagen más canalla y callejera. El humo y el blanco y negro y las sombras inquietantes, muestran a una banda con una pose entre yonki, macarra y gigolo de cuarta división, con un Phil Lewis como cara visible, con más pinta de pasar frío para la foto que de meterse un buco por la vena.

Las canciones salvo el mencionado traspié siguen optando como el debut por un Glam Hard Rock metalizado en la base rítmica de Simon Laffy y Pete Barnacle en la inicial "Thru The Twilite" o en la homónia "Wasted Youth".

Hay Sleazy pre-LA Guns en la forajida "Sweet Kids" y en la Dolls/Slade "19" ."Overnight Angels", donde los riffs de Phil Collen y Gerry Laffy ensucian lo que la macarra voz de Phil Lewis ya había embadurnado, suenan a los Aerosmith de mediados de los setenta, algo que parece no gustar demasiado a los Metal Heads británicos de la época poco interesados en sonidos como los que GIRL plasman en sus dos discos, donde manda el rock and roll macarra que exhiben con luces y sombras en "Standar Romance" o "Nice´N´Nasty".

El interés por pescar nuevamente estos dos primeros discos de GIRL duerme en la cómoda cama que suponen esas acolchadas reediciones de Rock Candy, que en esta ocasión además de remasterizar ambos discos ofrece un segundo cd en "Wasted Youth" con un "Coitus Interruptus" de doce temas que recogen "Live At The Marquee 23/10/1981", bootleg en toda regla crudo y sin aliñar.

El Hijo De Ron Keel 


No hay comentarios:

Publicar un comentario