jueves, 8 de diciembre de 2016

ESTUS "ESTUS" 1973: TROGLODITAS DEL ROCK DURO VOL 16

Atabiados en la portada con chaquetas para el frío Neoyorkino, al que parece no pueden combatir como es debido, ESTUS presenta su única credencial sonora patentada hace más de cuarenta y tres años y producida por Andrew Loog Oldham, productor asociado a los Stones en la década de los sesenta y que en los setenta trabajará asiduamente en suelo americano.


Estus es el típico cuarteto de Rock Duro de la primera mitad de los años setenta, lo forman los hermanos Nicholas (Tom y John) que se reparten voces, guitarras y bajo respectivamente; Harry Rumpf guitarra y teclados, Mark Bell batería.

Es precisamente Mark Bell el músico que se hará famoso unos años después aporreando los parches de los hijos predilectos del "CBGB" The Ramones, conocido como Marki Ramone y que a comienzos de la década 70´s ya había grabado un par de resultones trabajos de Rock pesado, el segundo de ellos reseñado en estas páginas ("Dust Hard Attack" 1972 trogloditas del rock duro vol 12).

Los casi 45 minutos de los que consta el álbum ofrecen nueve cortes de mucha calidad, proponiendo Hard Rock´N´Roll de diferentes texturas, alejado del Prog Rock y más cercano a posiciones que van del Rock de tintes sureños al Folk Rock.

Las guitarras dobladas al estilo Wishbone ash son una constante a lo largo del plástico, así como las guitarras acústicas apoyando y respaldando a las eléctricas. También las voces tienen su importancia, realizando interesantes y variados juegos vocales que se adaptan a los diferentes tiempos de las canciones.

El Rock de Estus puede apelar al sonido que los Status Quo proponían en la primera mitad de aquella época, en la que el Boogie Rock y el Rock de Chuck Berry era endurecido por guitarras petreas.

Otro de los apoyos en los que se sustenta la banda en el estudio es en los teclados que buscan un sonido etéreo y orquestal, sobre el que descansan el resto de instrumentos voz incluída, y que culmina en el estupendo medio tiempo "In The Morning", una canción hecha para la conquista de las radio fórmulas.

"M.P.H. (Just A Poor Born From The Country)" también podría ser una canción perfecta para la AM norte americana de los setenta, consta de una melodía que seduce y que recuerda en su estructura y sonoridad a lo que Boston ofrecerá tres años más tarde en su debut.

El disco lo cierra "B.M.D.", un tema que recuerda una burrada al "Mothers Little Helper" de los Stones, compuesto por los hermanos Nicholas y con unos arreglos de Oldham de lo más Stonianos. Buen final para un magnífico disco que pese a las influencias reconocidas en sus surcos, mereció más atención ya que sigue siendo un perfecto desconocido.

George A Custer



No hay comentarios:

Publicar un comentario