miércoles, 1 de marzo de 2017

JUDAS PRIEST: "TURBO 30"



Que levanten la mano todos los que fliparon con "Turbo" desde el día que se puso a la venta. 
Ahora que la levanten los que odiaron el disco desde el primer día porque decían que se habían vendido.
¿Y los que estaban en el medio? A mí me dejó un tanto indiferente en su momento, me parecía un disco con temazos, innegable, pero "Screaming", "Defenders" e incluso "Point Of Entry" me parecían demasiado para "Turbo".

Con los años no solo lo he apreciado, actualmente es uno de los discos de Judas Priest que más repesco y uno de los que más fresco me suenan en esta segunda década de la segunda centuria. 
"Turbo Lover" es ese himno metálico que estaba en todos los trabajos del grupo, no era Heavy Metal como "Freewheel Burning", ni Hard Rockero como "Living After Midnight", pero lo "tenía" amigos.

"Locked In" y "Private Property" eran tan comerciales que algunos fans se marearon al escuchar tanto desparrame de clembuterol en sus estribillos. Lo mismo podríamos decir de las fabulosas "Parental Guidance" y "Rock You All Around The World", más madera para que fuese pasto de las emisoras rockeras norteamericanas.

Ni tan siquiera el bajón después del portentoso himno "Out In The Cold" con el trío calavera "Wild Nights, Hot & Crazy Days", "Hot For Love" o "Reckless" restaban credibilidad a un disco arriesgado y muy comercial que ha vuelto a ser reeditado con motivo de sus treinta palos. 


En realidad "Turbo" ya fue reeditado en el 2001 junto al grueso de la discografía de los de Sheffield, pero como ya ocurriese con los treinta aniversarios de "Screaming For Vengance" y "Defenders Of The Faith", "Turbo" vuelve como aquellas dos con un parasito incluído que hace necesaria su compra.

 En el caso del álbum que nos ocupa aparte del remasterizado original, contamos con un doble cd con la grabación en audio del concierto registrado un 22 de Mayo de 1986 en Kansas City dentro del "Fuel For Live Tour", que la banda ofreció por todo el mundo, y del que teníamos el para mí imprescindible "Priest Live".

Sinceramente creo que el contenido del segundo y tercer Cd de este remaster supera al "Priest Live". El sonido es mucho más crudo, más Bootleg y menos estudio. "Metal God" era un Dios verdaderamente en aquellos días y las guitarras de Tipton y Downing vuelven a demostras que son la mejor dupla de la historia del Heavy Metal. Creo que estamos ante la mejor fomación de los Judas en la que también contabamos con el sempiterno Ian Hill al bajo y el efectivo Dave Holland a las baquetas.

¿Y el set list? Pués la mitad de los temas del "Turbo" junto a la flor y nata de la discografía de la banda, donde no faltan clásicos como "Heading Out To The Highway", "The Hellion/Electric Eye", "Victim Of Changes" o "Hell Bent For Leather", uniendo los Judas "modernos" con los pretéritos, para convertirse en eternos. Una auténtica y verdadera gozada por la que merece la pena rascarse los bolsillos.

El Hijo de Ron Keel





No hay comentarios:

Publicar un comentario