viernes, 2 de marzo de 2018

THE CHESTERFIELD KINGS: "LET´S GO GET STONED" 1994

2018

Tenía ganas de un disco de garaje y al final tenemos a una banda de garaje con un disco de Rock And Roll. Los Chesterfield Kings son una banda de Rochester, área metropolitana de New York City, por eso siempre se han volcado por los sonidos sucios y directos del Rock, influenciados quizás por los miles de tubos de escape que ensucian el cielo de la mítica ciudad norteamericana, como hicieran en su día desde los Ramones hasta los Dictators pasando por los Devil Dogs.

Greg Prevost ha liderado con mano de hierro a su banda y ha ido moldeando el sonido de la misma a su antojo, desde el más primitivo Garage 60´s Punk basado en los surcos de bandas como Shadows Of Knight o Standells en sus dos primeros discos, ampliando a The Kinks en un tercero y a los New York Dolls en un cuarto trabajo "The Berlin Wall Of Sound" que no tiene desperdicio alguno.

En ese disco, Prevost pateó a más de la mitad de su formación y se sacó de la manga con dos fichajes un disco que en la era del Sleazy demostró lo que era esa palabra sin maniqueos ni fuegos de artificio; puro Rock sucio 50% Dolls 50% Johnny Thunders & The Heartbreakers ¿Podía haber algo más Sleazy que eso?

¿Y en el 94 que iba hacer Prevost junto a esos mismos tíos? ¿Grunge? Pues no; se desprende de parte de su atuendo Glam/Sleazy y se queda con la pose, la elegancia y sonido de los Stones de la época de Mick Taylor, grabando un sincero, emotivo por momentos y super bien hecho homenaje a sus Satánicas Majestades, con juego de palabras sobre los Stones y colocones y portada a lo "Aftermath".

De todas formas "Johnny Volume" que aprieta el gatillo con fuerza, bien podría ser de la partida en el citado "Berlin Wall Of Sound", aunque aquí es más Jagger/Richards que Thunders/Jo Hansen. Luego tenemos una fiel interpretación del "Street Fighting Man" y un excelente Blues vía "Dear Doctor" "Beggars Banquetiano" y vacilón de nombre "Drunkhouse" firmando por Prevost en solitario.

chesterfieldkings94

"It´s Getting Harder All The Time" se pone en la piel del "It´s Only Rock And Roll" con un bajo de Andy Babiuk ( el otro sobreviviente de los primeros Kings) con tremendo Groove, armónica juguetona y un mortal Prevost Jaggerizado hasta el tuétano.

Regresamos a los Stones de finales de los 60, de cuando el sensacional "Stray Cat Blues" en "I´d Rather Be Dead", un tema tradicional arreglado por Prevost y por el estupendo guitarrista Paul Rocco, que repite a las seis cuerdas después de crujirnos los sesos con sus riffs en "The Berlin Wall Of Sound".

"Can´t Believe It" es tan buena que Richards y Jagger pagarían buen precio por ella al gañán de Prevost si no fuera porque es un tema escrito por los dos, "RNR Murder" es puro Dolls y "Sing me Back Home" nos transporta a los días en los que Richards y Gram Parsons eran asiduos a las drogas duras en el desierto californiano.

"Long Ago, Far Away" pasa por un tremendo "Get Off Of My Cloud" sostenido en el ritmo del "Simpathy For The Devil" y "I´M Not Talking" por una explosiva y Hard Rocker versión del potente himno que los Yardbirds hicieron inmortal en los 60 con Mick Taylor haciendo de las suyas con los compinches de Prevost. Toda una suerte tener al mítico ex-Stones  aunque sea en una sola canción.

"One Foot In The Graveyard" contó hasta con vídeo clip para disfrutar un RNR de nombre compuesto por  Flamin´ Groovies y apellidos "Jumpin´Jack Flash", justo antes de otro par de epitafios Stonianos para cierre y disfrute ("I´m So Confused, Baby" y "Cannonballs For Christmas").




No hay comentarios:

Publicar un comentario