miércoles, 27 de enero de 2016

BRYAN ADAMS: CUTS LIKE A KNIFE 1983

1983 fue el primer gran año de Bryan Adams, además desde el comienzo, o más bien podíamos decir que desde el final del 82 cuando publicó el primer single del que sería su tercer trabajo, la memorable "Straight From The Heart".

Si con sus dos primeros discos Adams no recibió ni réditos ni reconocimiento con "Cuts Like A Knife" saboreará su primera taza de éxito, algo que ya no le abandonaría hasta bien entrada la década de los noventa.

Y no es para menos ya que estamos ante un disco sencillamente espectacular, es cierto que "Reckless" y "Into The Fire" son dos discos superiores pero no minimizan demasiado los quilates de melodías de primera, las toneladas de estribillos demoledores, las guitarras y el buen Rock And Roll, porque el rubio ha tenido mano con las baladas y los medios tiempos si, pero cuando rockea duro y el enorme Keith Scott le acompaña a las seis cuerdas pocos les podían toser.

adamscutslikecover.hardrockmonsters016

 Por supuesto que no podemos olvidarnos de Mickey Curry, un batería que trabajó para el duo "Hall & Oates", los The Cult del "Sonic Temple" y que tenía como héroes a tipos como Steve Porcaro o John Bonham y que grabaría enormes temas para Bryan en éste y otros discos.

Lo primero que cambia en el sonido del nuevo trabajo de Adams es la voz del canadiense que pierde el tono virginal y más inocentón de sus dos primeros discos para adoptar ese caracter semi ronco y rasgado marca natural, registrada y reconocida por el público que siempre le ha seguido. También la producción a cargo del reputado Bob Clearmountain eleva el sonido global del disco a un punto desconocido en el debut de Adams y en el segundo "You Want It, You Got It" del 80 y 81 respectivamente.

"Cuts Like A Knife" es un disco alegre y vital desde el primer corte, con temas con mucha garra y no exentos de romanticismo en muchas de sus letras, pero también hay tiempo para la diversión y para el cachondeo que rondarán a éste y el siguiente "Reckless" y que se tomarían un respiro con el "serio" y tremendo "Into The Fire".

"The Only One" entrando ya en materia, va a por todas desde el riff de inicio, la melodía es perfecta y dinámica, los arreglos brutales y el estribillo completamente matador. Poco más o mejor se puede hacer en tres minutos y catorce segundos.

A continuación un tema más rockero, "Take Me Back" es el tema "Stoniano" del disco, ya no solo por las guitarras, el estribillo recuerda a los Stones setenteros de albumes como "Its Only Rock And Roll" o "Goats Head Soup".

hardrockmonsters016.fotoadams

En "This Time" Adams coquetea con el AOR en otro tema muy destacado con un estribillo semi letal de esos que el canadiense regalará en todos sus discos desde éste  hasta "Waking Up The Neighbours". Los arreglos son super 80´s y las guitarras de lo más "Cool", siendo la muestra de que la unión de talentos de Bryan Adams y Jim Wallace como compositores empezaba a dar grandes resultados.

Con "Straight From The Heart" llega uno de los momentos sentidos y románticos del disco. Una balada con sabor a b.s.o. ochentera que funcionó decentemente como single de adelanto del album y que servía para atraer a un público menos rockero y consumidor habitual del Pop.

El tema título del disco es uno de los grandes temas de la discografía del rockero canadiense. Es además uno de sus fijos en los directos y uno de los favoritos de sus fans, y no me extraña ya que es un jodido temazo de la cabeza a los pies. Lo tiene todo, unos riffs y un punteo de órdago por parte de Keith Scott que le hace la cobertura en las voces a Adams con el inmortal "na na na na na na na na na na" que acompaña al célebre estribillo. En tareas de apoyo vocal en el tema y en seis más Adams cuenta con un colaborador de lujo, Lou Gramm ¡Casi nada¡

"I´M Ready" comienza el lado dos de "Cuts Like A Knife", con mucha garra y buen rollo, preparada para una noche de juerga, con montones de arreglos 80´s nuevamente como no podía ser de otra manera y un estribillo ultra repetitivo.

El AOR invade totalmente las melodías de "What´s It Gonna Be", un tema que me recuerda muchísimo a otros dos artistas de libro dentro del Rock melódico: Rick Springfield y Eddie Money.

El Rock más "Hard" regresa en "Don´t Leave Me Lonely" donde las guitarras duras rivalizan con la aspereza vocal de Adams y que terminan por encontrarse en un gran estribillo Power Pop, estilo que sigue vivo en "Let Him Know", un tema con ciertas reminiscencias Beatles y de la ELO.

Adams echa el telón con el medio tiempo "The Best Was Ye To Come" y lo abrirá nuevamente un año más tarde con "Reckless", un disco que cambiará definitivamente y para mejor la carrera del rockero canadiense que nos dejó un buen sabor de boca con "Cuts Like A Knife".

General Custer RIDES AGAIN





martes, 19 de enero de 2016

MOTORHEAD: CRÓNICAS DEL WAR-PIG (1976-1983)

fotobanda.hardrockmonsters016

Dos de los tipos de la foto ya no están con nosotros, desgraciadamente no volveremos a disfrutar ni de Phil ni de Lemmy ¿O si? Seguramente, ya que su legado seguirá dando vueltas en nuestros tocadiscos hasta que la electricidad diga basta.

onparoleportada.hardrockmonsters016
1976/79

Si, definitivamente yo soy de "ON PAROLE"...

Esto que me ocurre es como en el fútbol; no sabemos cual es la razón de porqué somos de uno u otro equipo, y nos volvemos acérrimos seguidores, forofos e incondicionales hasta la médula que defendemos a capa y espada nuestros colores por encima de nuestros cadáveres.

Pues bien, trasladándolo al mundo del Rock And Roll y simplificándolo al de los Motorhead yo soy de "ON PAROLE" a muerte, porque no hay disco más auténtico en medio mundo, porque era honesto desde la cuna y lo ningunearon de mala manera hasta que la Diosa fortuna quiso que Motorhead se convirtiese en un referente del mundo-mundial dentro del Punk Rock que finalizaba y el Heavy Metal de la "NWOBHM" que estaba apunto de caramelo. Entonces si, los hijos de puta de las discográficas decidieron que la primera grabación de Lemmy con dos tipos que ya no estaban merecía una oportunidad. Hay que joderse...

El disco empieza con un arranque de motor de coche que viene a decirnos que la máquina de meter ruido solo la pararía el demonio el día que picó en la puerta de Mr Kilmster. "Motorhead" es un clásico robado por Lemmy a su anterior banda, los comedores de tripis y anfetas Hawkwind. A los tíos de esa formación Lemmy les dio por el culo bien; primero les robó sus instrumentos y luego a sus mujeres ¿O fue al revés? Bueno, el caso es que eso dice la leyenda, y como las leyendas de Lemmy molan pues la creemos.

El tema que titula el disco es un Rock and Roll compuesto por Wallis (Larry Wallis, guitarrista de la banda en el disco) que no pasará a la historia pero que para mí es un temazo fundamental, de mis preferidos de la banda. Un homenaje de tres acordes al primer rock and roll antes de que los Punks dijesen que el invento americano tenía que ser rescatado por las crestas y los putos imperdibles.

fotolemmybanda.hardrockmonsters016

Hablando de Punk Rock...
¿Y que cojones es "Vibrator? Pues eso mismo, un tema Punk Rockero de Wallis y un colega suyo que canta el propio Wallis y que cuando finaliza uno entiende porqué Johnny y Joe Ramone se pusieron de acuerdo por una puta vez en sus vidas amando a una banda como Motorhead. Se hace raro escuchar una voz que no sea la de Lemmy en su propia banda, pero el timbre agudo de Wallis le da un plus de originalidad al tema que a día de hoy sigue siendo una rareza para muchos; para mí es un jodido temazo.

Luego cae "Iron Horse/Born to Lose" que es como beberse un pacharán; no es lo más cool del mundo pero entona que da gusto con su marchamo de Rithm & Blues cascado y pendenciero.

Tras la floja "City Kids" llegan otros dos temas rockanroleros: "The Watcher" es un esbozo esquelético de lo que escucharemos en "Overkill" o "Bomber" cuando la banda ya tenga definido el sonido infernal que les caracterizaría y la voz de Lemmy suene como el trueno de Burbon y alquitran que le conocimos.
 "Leaving Here" es un cover de un tema "Motawn" de la década anterior a la salida de "On Parole" y que conocía por los garajeros Rationals entre otras bandas sixties que han grabado el tema y suena de puta madre en brazos de Lemmy y sus primeros colegas de correrías.

Unos Motorhead casi desconocidos por su sonido finalizan esta vibrante primera e inédita entrega hasta el 79 con otras dos rockanroleradas, "Lost Johnny" y "Fools", esta última suena a Alice Cooper Group que tira de espaldas, hasta la voz de Wallis parece la de Furnier.

"On Parole", un disco excitante; ok, no es el mejor del mundo pero es mi puto disco de Motorhead, y aunque salió en cuarto lugar fue el pionero en el maravilloso y descacharrante mundo sonoro de Lemmy Kilmster y su banda.

General Custer...RIDES AGAIN



overkillportada.hardrockmonsters016
1979
Y en los primeros meses del 79 llegó "Overkill". Mucho más atronante que su anterior trabajo (Motorhead) y el primero que contaría con una producción acorde a lo que la banda necesitaba. Porque Motorhead han sido una banda que ha gozado de buenas producciones aunque a algún indocumentado le pueda producir la risa.

Las canciones del álbum si que no son cosa de risa camaradas del Heavy Rock And Roll...
La descarga que alborota y de que manera con sus guitarras saturadas, su atronador bajo y su puñetera batería en "Overkill" (tema) nos dejan claro que Lemmy, Animal Taylor y Fast Eddie no van a pasearse como nenazas por la pasarela del Rock. Van a por todas y con ese "Overkill" ya lanzan su primer misil-Himno explosivo.

El impacto que provoca deja secuelas inmediatas, la primera se llama "Stay Clean" y es otro de los primeros himnos de la banda. Está claro que Motorhead quieren debutar con el sello "Bronze" a toda hostia, grabando temazos tan cojonudos como "(I Wont) Pay Your Price" o "I´ll Be Your Sister" .

"Capricorn" es otro de los favoritos de los fans de Lemmy y cia. No me extraña la verdad, el tema tiene ese poder que los Power trios ofrecian en los primeros 70 y ellos toman buena nota. Es un corte denso, con una atmósfera axfisiante y un estribillo sencillamente genial. El que siga pensando que Motorhead son una panda de garrulos que no tienen ni puta idea de tocar o que no saben lo que son las melodías que se escuchen el trabajo de Eddie en todo el tema.

fotobanda.hardrockmonsters016

"No Class" es mi favorito del album, pedazo de himno Heavy Rockero, maravilloso y reconocible riff de guitarra, super estribillo, ritmo machacón y contagioso...joder, "Overkill" es un puñetero discarral chavales.

¿Más temas trepidantes??? Of course...estás dentro de un disco de Motorhead nene, otra cosa es imposible así que "Damage Case" sencillamente te aplasta como si fueses una puta mosca...¿Algo más? ¿"Tear Ya Down" te parece poca cosa? Imagino que no...
Otro corte de Rock afilado y pesado justo cuando la "NWOBHM" estaba lista para el asalto.

Y ahora si, el otro gran tema de "Overkill" para un servidor, "Metropolis"; un aguerrido himno de Heavy Rock más ácido que el carajo. No tenían falta Motorhead de pisar el acelerador a tope ni darle hostias al doble bombo como locos para grabar temas intensos, este tema a media velocidad lo demuestra con creces.

El final del disco corresponde a "Limb From Limb", un Rock And Roll lobomotizado por metal primerizo que convierte en más verdad que nunca el dicho ese de Lemmy "SAFE SEX, SAFE MUSIC, SAFE CLOTHING, SAFE HAIR SPRAY, SAFE OZONE LAYER. TOO LATE¡¡¡

El Hijo de Ron Keel



portadabomber.hardrockmonsters016
1979
Lo que vino después de ese auténtico puñetazo en la mesa que supuso “Overkill”, un artefacto que combinaba, a la perfección, rock’n’roll clásico, acuciante heavy metal, y la furia más desgarrada del mejor punk. Un disco que sorprendió a propios y extraños, y que situó a Motorhead un escalón por encima, y sentó las bases de lo que sería su sonido clásico, áspero, duro, y no apto para oídos sensibles. Estábamos en mitad de ese gran movimiento que fue la NWOBHM, pero éso no iba con estos tipos, que iban a lo suyo. Muchas las bandas de ese movimiento le deben mucho al sonido de Lemmy y Cía, e incluso bandas muy posteriores (a qué sí, Hetfield ¿??).

“Bomber” es la continuación lógica en esa línea. El segundo gran disco del line-up clásico de la banda: Lemmy, Eddie “Fast” Clarke, y Philthy “Animal” Taylor. Un disco que se abre con toda una declaración de intenciones: “Dead Men Tell No Tales”. Los muertos no hablan. Si pudieran hacerlo, serían todos fans de Motorhead. Uno de los temas básicos de la discografía de los británicos, con Eddie Fast metiendo rítmicas a toda castaña, y aunque, en su mayor parte, parco y tacaño en solos, muy eficaz.

Es un disco furioso a ratos: la mencionada “Dead Men…”; el tema que da título al disco, heredero de la mejor tradición punk; “Sharpshooter”, “Poison”… pero también con temas que bajan el nivel de velocidad, para aumentar el de amenaza: “Sweet Revenge” es una buena muestra de ello, con un Lemmy recitando lo mal que lo vas a pasar si te lo cruzas, mientras un ritmo lento, machacón y pesado, deslabazado a veces, le respalda en su amenaza.

fotobomberbomba.hardrockmonsters016

Concesiones a tempos más clásicos, como “All The Aces”, “Talking Head”, o “Step Down”, un tema curioso y absolutamente atípico en la discografía de Motorhead: el único en el que no canta Lemmy, que cede esa labor a Eddie Fast. Ni que decir tiene que, con todo lo mal que pudiera cantar Lemmy, le preferimos mucho antes que a Eddie. Horrible. Da igual… ésto es Motorhead ¡!!! No hemos venido a la ópera.

Quisiera hacer mención aparte a esa monstruosidad de ¿canción? que es “Stone Dead Forever”. Una trituradora. Hablando con la gente de este tema, siempre saco la misma similitud: es la sensación más cercana a estar dentro de la turbina de un avión que vas a experimentar nunca. Supongo que el título del disco, “Bomber”, tiene mucho que ver con esta salvajada. La parte final del tema, que sube las rítmicas a niveles de audio insoportables, y con Eddie Fast dejándome mal, mientras se marca un solo simple, pero salvaje, al límite del paroxismo guitarrero, es un auténtico monumento al heavy metal. Si, algunos se molestan con la definición de Motorhead como grupo heavy, pero a ver quién es el guapo que se atreve a discutirlo después de haber oído esta monstruosidad.

Creo que ya no cabría ninguna duda al situar a estos tres forajidos, desde la salida de este disco, en la cúspide de hard rock británico. Eso sí, con su propio estilo y su propia manera de hacer las cosas. Aquella que los situó como una banda realmente peligrosa, y seguramente en ese momento, la más ruidosa del planeta.

Es lo que tiene pilotar bombarderos.

Ritchie Moreno 


Después de "Bomber" la banda publicaría "Ace of Spades" y "Iron Fist"; de ambos discos nos ocuparemos a lo largo del 2016, antes detengámonos en lo acontecido en el Hammersmith londinense (aunque la mayor parte de lo registrado fue en un concierto en Leeds), donde Motorhead sembraron un kaos sonoro sin parangón.

nosleephammercover.hardrockmonsters016
1981
El Infierno en la tierra. Todavía me pregunto cómo es posible que este disco llegara a ser número 1 en las recatadas listas británicas de principios de los 80. Cómo es posible que estos temas, que ya de por sí en estudio eran rudos, sucios y, si me apuráis, hasta mal grabados, y que en este disco ya rozan el nivel de lo inaudible, batiera en esas listas a cosas como UB40, Toyah Wilcox, o demás moñas de la época.

Pues sí, amigos. Lo hicieron… y de qué manera. De una manera incontestable y furiosa. Uno de los discos de rock en directo más honestos que te puedas echar en cara. No me puedo imaginar la agresión sónica que pudieron sufrir los que acudieran a la grabación de semejante monstruo.

Aunque su título menciona el mítico Hammersmith Odeon de Londres, lo cierto es que los temas que componen este trabajo están grabados, en su mayoría, en la minera y rocosa Newcastle, con alguna concesión a Leeds, durante el mes de Marzo de 1981. No quedaba lejos la salida de “Bomber” y de su más reciente “Ace Of Spades”, y de estos discos, además del también básico “Overkill”, se nutren sus surcos.

La salida en tromba con “Ace Of Spades” pilla a todos por sorpresa. En el disco se puede oir como todavía resuena la música ambiente, cuando el atronador bajo de Lemmy enfila la recta de “Ace…” a velocidad suicida, y con un muro de sonido impenetrable. Lo que no cubre el bajo de Lemmy, lo cubren las rítmicas salvajes de Eddie Fast. Y con la siguiente “Stay Clean”, no bajamos el pistón tampoco. Dos puñetazos para empezar bien la velada.

“Metrópolis” es un medio tiempo que nos deja tomar un poco de aire, el suficiente para encarar “The Hammer” y su furia post-punk. Un tema que gana en velocidad y agresión en directo. “Iron Horse/Born To Lose” y “No Class” nos acercan a los tiempos más primigenios de la banda, con ese deje motero y clásico.

dibujobanda.hardrockmonsters016

Y entonces… el golpeo machacón de Philthy Animal nos da la bienvenida a un auténtico infierno: “Overkill”. El tema perfecto para joderles la mañana a tus vecinos. Un tormenta de voltios, watios, y golpes. Mike Tyson, con el cabreo de su vida, encima tuyo. Incontestable. Parece que va a acabar… pero no, Philthy está ahí para recordarles a tus vecinos que su tortura aún no ha terminado.
Cuando, por fín lo hace, es para dar entrada a otro gancho al mentón: “(We Are) The Road Crew”, no sin antes dejar que Eddie Fast nos destroce los tímpanos no con su guitarra, sino con un monumental grito. Otro tema que gana en directo muchísimo.

“Capricorn” vuelve a ser el piadoso respiro, no exento de amenaza, con el que enfilamos el tramo final, a toda tralla, con “Bomber”, y con el himno que, en ese momento, era “Motorhead”.

Un disco corto ??? Quizás, pero absolutamente extenuante. De ahí su duración, posiblemente. No obstante, para los que os quedeis con ganas de más, existen reediciones recientes en las que incluyen “bonus tracks” que alcanzan ya casi el doble de metraje.

Ha habido después muchos discos en directo de Motorhead, pero para un servidor, y creo que para muchos seguidores, este es EL DISCO EN DIRECTO de Motorhead. Así, con mayúsculas. La mejor demostración de fuerza, en el mejor momento de su carrera, que su formación clásica, con Lemmy, Eddie Fast Clarke, y Philthy Animal Taylor, nos podrían ofrecer. Un disco que vacía a los músicos y a la audiencia. Y a tus vecinos.

Y la mejor introducción que puede haber para un novato en la materia, si es que queda alguno en el planeta a estas alturas.

Born to Lose, Live To Win. Motorhead For Life !!!
 
Ritchie Moreno



anothercover.hardrockmonsters016
1983
Si hay un disco reivindicable en la vasta discografía de Motorhead es “Another perfect day”, uno de esos trabajos que se originan en un momento de confusión y resultan algo distintos, injustamente tratados al principio y finalmente apreciados.

No sabemos realmente qué llevó a Lemmy a fichar a alguien tan alejado de los cánones de Motorhead como Brian Robertson, tan sólo decía que era el hombre adecuado en aquel momento. Su incorporación no gustó a los fans más acérrimos y si además añadimos el tan cacareado tema de las pintas que llevaba Robertson en aquella época (parecía que fuera a ser copresentador del programa de Eva Nasarre), la unión parecía condenada a un mal final.

Sea como fuere, la entrada del que fuera guitarrista de Thin Lizzy en el grupo inyectó una enriquecedora e inesperada dosis de frescura y melodía.

Si nos ceñimos estrictamente a lo que importa, el contenido musical, el característico sonido del bajo de Lemmy y la batería de Taylor se mantuvieron, si bien ambos estaban menos desbocados y los furiosos ritmos habituales se adaptaron a la guitarra de Robertson con el dejé más bluesy y clásico que le distingue. No es que faltaran temas con más revoluciones, ya que “Shine” o “Die you bastard” se puede considerar que siguen los patrones clásicos, pero las rítmicas y solos en ambos pulían la mezcla y hacían desaparecer casi por completo el espíritu sucio y punk de anteriores trabajos.


fotobandarobbo.hardrockmonsters015

Sin duda lo que más impacta en una primera escucha es la mencionada melodía, presente en temas tan inspirados como “Dancing on your grave”, cuya intro de guitarra era algo no escuchado hasta la fecha, seguía dominando el tema una vez el bajo y la batería empezaban a marcar el ritmo, y además ofrecía dos solos bien trabajados. Sí, era casi hard rock melódico pasado por el tamiz Motor que añadía una variedad inusitada a la mezcla, ya que tras éste, hay un clásico rock’n’roll como es “Rock it”, uno de esos marca de la casa con sus arreglos de piano incluidos que invitan a bailar a su ritmo.

Y para dejar claro que Robertson es la estrella de la función, “I got mine” brilla por encima del resto con otra muestra inusitada de matices melódicos y unos maravillosos solos que nos traen a la mente los duelos de Robbo y Gorham en Thin Lizzy. Con una canción así quedaba muy claro quien había cogido el mando del grupo y como la historia iba a acabar de forma tan abrupta como empezó, ya que la merecida fama de arrogante de Robertson unida a su negativa a tocar los clásicos provocó que Lemmy se cansará, como es lógico, y lo despidiera.

A los fans, creo que en general, nos queda un disco que se convirtió en único, irrepetible y disfrutable en cada escucha. ¿Un clásico menor?, más bien un clásico a secas.

Albytor



fotolemmyanimaltaylor.hardrockmonsters016
Lemmy Kilmster 1945-2015,Phil Taylor 1954-2015



martes, 12 de enero de 2016

FUSE "FUSE" (PRE-CHEAP TRICK) 1970 : TROGLODITAS DEL ROCK DURO VOL 11

Otro disco raro de cojones, aunque los verdaderamente super "freaks" de todo lo que tiene que ver con el primer Heavy Rock seguramente que ya lo controlaban...

...También seguramente que los fans acérrimos de Cheap Trick conocían a FUSE...
...El porqué es sencillo, dos miembros de Cheap Trick estuvieron en esa banda. Tom Peterson y Rick Nielsen, bajista y guitarrista respectivamente del cuarteto de Illinois ya fueron bajista y guitarrista de los  protagonistas de nuestro post; con el añadido de que Nielsen no era el guitarrista principal como lo será más tarde, y sí será protagonista de dos instrumentos de teclas: el órgano y el melotrón.

portadafuse.hardrockmonsters015

Los otros tres miembros de FUSE no son tan populares; Craig Myers era el guitarrista, Chip Greenman aporrearía la batería y Joe Sundberg, un tipo con un timbre que trataba de emular a Tom Jones se hacía cargo del instrumento más natural de todos, la voz.

La banda se formó en el 67 con el nombre de "The Grim Reapers" y eran habituales en los clubs musicales del área de Chicago. Obviamente estaban muy influenciados por las bandas de la British Invasion como The Who, The Yardbirds o The Kinks, y en el 68 graban su primer sencillo utilizando las mismas argucias que las bandas de las que eran fans, un tema clásico de los 50. El clásico en cuestión sería "Hound Dog", del dúo Leiber y Stoller.

Ese mismo año fichan por el sello Epic y se cambian de nombre pasando a denominarse FUSE, grabando un año después su único disco con el productor Jackie Mills en los "Columbia Studios" de Chicago.

fotobanda.hardrockmonsters015

El álbum contiene ocho temas de Hard Rock psicodélico, Progresivo y Heavy Rock de cuando éste aún estaba en pañales. No hay influencias de bandas coetáneas salvo en el tema "Crusin´For Burgers", que suena una barbaridad a los primeros Grand Funk Railroad cruzados con el grupo de Jeff Beck, aunque hay que decir que éste tema no venía en la edición original del disco y sí en su reedición en cd para el sello sueco "Flawed Gems" , y se trate posiblemente de un tema grabado en el año 68.

FUSE suenan potentes en su único disco, las guitarras duras con interesantes desarrollos entre rockeros y progresivos son acompañadas por  unos teclados que achicharran. 
El sonido no es malo en absoluto, aunque Tom Peterson, bajista de la banda y luego de Cheap Trick si que manifestó su disconformidad con el trabajo de Jackie Mills, al que llegó a tildar de gilipollas. 

La originalidad del combo se hace patente en buena parte del material del disco, aunque se pueden escuchar resonancias de la música de los Doors, The Who, The Creation o del grupo de Jeff Beck en buena parte de las ocho canciones; ocho canciones que se quedaron en eso nada más, ya que para cuando el disco salió a la calle (1970) FUSE ya eran historia.

El disco en su edición vinilo está descatalogadísmo y alcanza cifras de escándalo en los diferentes portales de internet, ferias de discos en los que se puede divisar etcétera, siendo buscado sobretodo por fans de Cheap Trick, aunque el sonido de FUSE nada tenga que ver con el de los monstruos del Power Pop. 

Fourmyles de Ceres



martes, 5 de enero de 2016

THE RODS: LET THEM EAT METAL 1984

Si amigos del Metal...en los USA a mediados de los 80 había buen Heavy Metal, y buen Hard Rock por supuesto que sí ¿Alguien lo dudaba? ¿Pensabais que el Heavy Rock era única y exclusivamente cosa de los ingleses??? No hijos míos...definitivamente NO.

WASP, QUEENSRYCHE, ARMORED SAINT,HELLION...

therodsleteatportada.hardrockmonsters016
MIRADA RETROSPECTIVA
...THE RODS ¿Conocéis a THE RODS? Claro joder, esos, la banda de  David Rock Feinstein, primo de Ronnie Dio que tuvieron una trayectoria inmaculada en los 80 aunque no cosecharon el éxito que quizás merecieron...

El caso es que la banda se formó a finales de los 70 en New York y grabaron seis discos (uno de ellos en directo) en los cinco primeros años en la década donde el Metal brilló con luz propia. Algunos de aquellos discos como "The Rods", "Wild Dogs" o "In The Raw" (grabados antes del 84) bien merecen una oportunidad.

Los amantes del Rock Duro pero muy duro y del Heavy Rock tenéis que escuchar todos esos trabajos, pero muy especialmente "Let Them Eat Metal", un disco que The Rods editaron en el 84, un año repleto de grandes discos, como el debut de WASP, el de RATT, el Powerslave de Maiden, "Ride The Lightning" de METALLICA  o el The Last In Line de DIO.

La banda que era un power trio a la BUDGIE, van a endurecer más su sonido para un trabajo del que ya era Heavy Metal del bueno hasta la portada, una cubierta de la que no hay mucho que decir porque con verla ya está todo dicho, y que además, les trajo algún que otro problema por supuesto sexismo.

fototherodslive.hardrockmonsters016


Polémicas aparte, "Let Them Eat Metal" lo componen nueve pelotazos marca de la casa, que comenzaba con el tema que titulaba el disco, un himno a lo HELIX en el cual la voz de Feinstein recuerda bastante a Brian Vollmer de los canadienses. 

Los temas como digo son potentes y Heavies, pero con las melodías características que comercializaban el sonido y con muchos riffs de guitarras rockanroleros. "Nuclear Skies" o "White Lightning" van en esa linea, o "She´s So Tight", más vacilona y en la onda de los Y&T.

En aquella época una de las bandas de moda dentro del Heavy Metal eran los JUDAS PRIEST, The Rods les rinden pleitesía con "Bad Blood" donde la intro se deja querer por el "The Hellion" y luego ya pasa directamente al "Breaking The Law".

Otro corte super festivo y rockanrolero es el firmado por el batería de la banda y cantado por él mismo (Carl Canedy) "Got The Fire Burnin´", así mismo la declaración de principios "I´M A Rocker" no por repetida hasta la saciedad deja de ser verdad para muchos de los receptores de esa clase de himnos Heavy Rockeros machorros, los mismos para los que parece indicada la última canción del disco, la Heavy Rockera corta y concisa "She´s Such A Bitch". 

El Hijo de Ron Keel.