lunes, 30 de marzo de 2015

WILLIAM ELLIOTT WHITMORE: "RADIUM DEATH"


williamelliott.hardrockmonsters2015
NOVEDADES 2015

¿Quien coño es William Elliott Whitmore? Seguro que un degustador habitual de Rock de raíces americanas se sabe la vida de este señor de arriba abajo, pero bien, reconozco mi ignorancia y tengo que decir que ni pajolera idea de este buen señor.

Ahora lo fácil sería tirar de wikipedia y hacer un copia y pega, juntar cuatro frases y subir la reseña a toda hostia para ser el primero de la clase en este pais que sube algo de este músico norteamericano natural de Iowa a esto del internet.

Pero seamos justos, antes de hacerlo escuchemos bien "Radium Death", empapémonos de ese Rock que algunos modernos llaman "Alt-Country" pero que se llevaron los irlandeses entre otros en el siglo XIX a las americas y que artistas que van de Johnny Cash a Steve Earle pasando por Neil Young han cultivado alguna vez a lo largo del siglo XX.

"Radium Death" es el octavo trabajo de William, que debutó en el 99 y que la pasada década formó parte del aparato "Anti-Bush" en medio de la invasión de Irak y que con sus letras y música emponzoñó más la vida de uno de los presidentes más cafres de la historia de los USA.

Músico dicen solitario, al que solo suele acompañar su banjo, y a falta de escuchar el resto de su carrera discográfica, en este nuevo trabajo se rodea de guitarras acústicas y eléctricas, bajos y batería en un buen número de temas dejando la cara intima y solitaria para una minoría de las diez canciones que en este 2015 tiene a bien presentarnos.

whitmorefoto.hardrockmonsters2015

En "Radium Death" Whitmore cuenta antiguas historias que el no vivió pero que le han llegado de primera mano (quizás debería decir de primera boca) dentro su entorno familiar, concretamente su recientemente fallecida abuela es una de las interlocutoras de historias de hombres y sobre todo mujeres en los años de las grandes guerras mundiales y de como se las apañaban en el día a día en sus quehaceres solitarios.

Temas que suenan agrestes y rudos, lángidos en ocasiones y alegres y joviales en otros ( los menos) quizás como es la vida misma. La voz de Whitmore no dejará indiferente; aguardentosa y quebrada tal vez por cientos de paquetes de "Camel" , en algunos momentos puede recordarnos ligeramente a tipos como Tom Waits o Leonard Cohen, ese tipo de voces...en otros a Steve Earle o a un Johnny Cash "Kilmsterizado" por el "Bourbon", aunque todo esto son solo elucubraciones mías.

Lo importante es poder llegar a casa, abrir una cerveza y poner a sonar este "Radium Death", dejarse llevar por canciones que sabes que podrían tener cien años pero que siguen vigentes y que su fecha de caducidad es nunca. 

General Custer "Rides Again"



jueves, 26 de marzo de 2015

DEF LEPPARD: "HYSTERIA" 1987

miradaretrospectiva.hardrockmonsters
MIRADA RETROSPECTIVA
Def Leppard se tomaron la grabación de "Hysteria" con mucha calma. De todas formas no fue una elección deliberada de la banda, las cosas fueron sucediendo de esa manera...

Primero "Mutt" Lange, productor de la banda desde su segundo disco se las pira dejándoles con un palmo de narices, y más tarde vino el contratiempo que casi da al traste con todo, el accidente automovilístico de Rick Allen.

Para cuando el grupo quiso reaccionar ya habían pasado más de dos años desde la publicación de "Pyromania".

Luego hubo que acondicionar la nueva batería de Allen; la reaparición del fugado Lange también ralentizó el proceso de acabado de "Hysteria". Casi un año más en el estudio y finalmente, un tres de Agosto de 1987 "Hysteria" salía a la calle.

"Animal" fue elegido como primer sencillo en todo el mundo salvo en USA, donde lo haría  el tema que abría el disco"Woman", una jugada que a la postre no saldría tan bien como la discográfica esperaba, ya que el single se quedó bastante rezagado en las listas de éxitos americanas.

"Hysteria" fue ante todo un disco rompedor en muchos aspectos. Aunque compartía muchas de las cosas que los Leppard habían probado en el 83 durante la grabación de "Pyromania", este es el disco que sumerge a los "Leopardos Sordos" en los mundos del Pop Rock mundial gracias a un calculado y milimetrado sonido que también se ve condicionado por la nueva batería electrónica diseñada y conducida por Rick Allen.

hardrockmonsters.

Las guitarras lucen menos infecciosas que en el pasado y las voces dobladas hasta el hastío de Joe Elliott y el resto del grupo convierten al disco en un maremagnum de Pop Rock metálico, en un trabajo tan artificialmente perfecto que hasta cuesta ponerle peros de lo bien que suena el jodido.

"Hysteria" es una encerrona, una trampa, pero una trampa maravillosa de melodías imposibles de miel y almibar, en la que las guitarras del gran Steve Clark y de Phil Collen son parte del adictivo panel que encierra ese enjambre de adictivos aguijones que conforman el álbum.

Irremediablemente como una mosca en una tela de araña caes rendido a las primeras de cambio ante el Pop Rock de barniz Rock que posee la lustrosa "Animal" o la épica Hard rockera de casi siete minutos "Gods of War".

Pero además "Hysteria" es un disco de singles. Siete ni más ni menos, algunos como "Love Bites" o el Hard Rock-Chicle-Rapeado "Pour Some Sugar on Me" arrasan en la "Mtv" y en la radio; en america Def Leppard se lo comen todo con este disco.

Las canciones son soberbias en su mayoría. Las rockeras "Woman" y "Run Riot", las experimentales "Rocket" y "Excitable", las baladas como "Hysteria" o "Love Bites"...todas son ejemplos de un Rock arriesgado, diferente para aquella época.

Para algunos sigue siendo su mejor trabajo, no importa los heavies que se bajaron del carro, ahí están las 20 millones de copias del disco despachadas.

Luego vendría una larga y maravillosa gira con Tesla entre otros de teloneros y una promesa de la banda para volver pronto, de no perderse en los estudios como la útima vez...Desgraciadamente no sería así, pero esa ya es otra historia...

General Custer "Rides Again" 









viernes, 13 de marzo de 2015

CINDERELLA: "HEARTBREAKER STATION" 1990

hardrockmonsters.blogger.com
MIRADA RETROSPECTIVA 
La vida te da cosas buenas, una de ellas es poder disfrutar de algo que para muchos sigue justificando media vida sino es la vida entera. El Rock And Roll, ese viejo "demodé", ese carca chulesco y gritón cuyos padres o están muertos o son desmemoriados octogenarios continua alimentando nuestro organismo día a día, haciéndonos esta vida más llevadera ¿Que sería de muchos de nosotros sin esas tres palabras?

RNR, Si! Tres palabras que en la boca de Tom Keifer son palabra de Dios y que convierten a "Heartbreaker Station" en un vínculo de sangre entre un estilo musical y el que lo escucha. La música del Diablo amigos míos, pocas veces fue tan bendita...

Cinderalla se habían ganado el respeto con su segundo disco "Long Cold Winter", el tercero sería el puñetazo en la mesa definitivo. Un Keifer definitivamente empapado de la música de raíces americana, de los Stones que habían vivido su particular "Cruce de caminos" con Gram Parsons y el Blues añejo americano estrujará su coco en pos de su mejor material como músico, y a Fé mía que lo consigue, vaya que si lo consigue...

blogger2015.hardrockmonsters

Un comienzo como el de "The More Things Change" era y es tan memorable como lo fue el de su anterior trabajo. Do you remember "Bad Stremses Blues-Fallin' Apart the Seams"??? Pues ahí se anda la cosa. Excelente y vibrante, apabullante Rock And Roll. Dejémonos de Hard Rock ni puñetas, ah, y los que llaman a Cinderella "Hair Band" que se vayan a tomar por el culo.

"Love's Got Me Doin' Time", que feeling Funk Rock desprende este tema colegas. Me recuerda a los Aerosmith descontrolados de finales de los setenta...los vientos le dan un rollo tan tan "cool"...

Pues espérate que llega "Shelter Me", un tema por el que los Stones pegarían a sus familiares en el año en que Keifer lo compuso ¿Tema he dicho? Debo de estar de broma, temazo mejor. "Shelter Me" es una canción memorable, lo es su intro con esa puñetera "Steel guitar" o como coño se escriba, lo es su estribillo y hasta su letra si me apuras. El solo de guitarra de Keifer está de puta madre y el solo de Saxofón que se marca Jay Davidson idem del lienzo. El tema tampoco sería lo mismo sin el coro angelical de nueve voces que lo acompañan.

El tema que titula el álbum es la confirmación de que aunque ya estamos en el año 90 había tipos que venían de la década anterior que sabían hacer baladas sin caer en la cursilería o en la horterada. Keifer no necesita a ningún Desmond Child de postín que le saque las castañas del fuego ¿Que queréis una "Power Balld"? Tomad, ahí tenéis...y que balada! Piano, guitarras acústicas y la voz de Keifer son armas suficientes para ponernos un nudo en la garganta.

blogger2015.hardrockmonsters

Luego llega un momento Stones/Aerosmith que responde al título de "Sick for the Cure" y cuya intro salvando las distancias puede recordarnos al inmortal "Honky Tonk Woman" de sus "Satánicas Majestades". Otro temazo.

"One For Rock And Roll" es un Country Rock bastante majete pero una anécdota comparada con la siguiente canción, la crepuscular "Dead Man's Road". Estamos ahora sí, ante un imparable Rock que va recogiendo las semillas de los diferentes estilos que lo pueblan para que germine el Hard Rock perfecto. Y así es.

"Wake your Own Way" y "Electric Love" son ambas esa clase de temas que te pueden arreglar un mal día. Riffs, voces y estribillos...ahí tienes todos los accesorios para  uso y disfrute personal en tú particular "Rock and Roll Lifestyle".

Los vestigios del pasado hacen acto de presencia en "Love Gone Bad" antes de acometer el último acto  del mejor apeadero del Rock duro pasado y presente, la sobrecogedora "Winds of Change" despide de forma sobresaliente un disco que deja a Cinderella como una banda por encima de todo, ante cualquier estilo o sub estilo al que se quiera maniatar al brillante juguete del que nos hizo participe  Tom Keifer desde finales de los 80 hasta bien entrada la década siguiente.

El Hijo de Ron Keel










martes, 10 de marzo de 2015

FOO FIGHTERS: "SONIC HIGHWAYS"

fotoportada.blogger.hardrockmonsters2015
NOVEDADES
Aunque el disco salió justo a finales del 14 podríamos considerar a "Sonic Highways" como un hijo del 15, no en vano está siendo este comienzo de año cuando la promoción del nuevo artefacto de la banda de Dave Grohl está en plena efervescencia.

Aunque bien mirado Foo Fighters es una de esas bandas que casi ni lo necesita pero que continua siendo de las escasas excepciones que cuentan con una importante campaña de apoyo detrás. Seguro que Grohl cuando era batería de Nirvana hace 26 años ni siquiera soñaba con tal posibilidad.

Ya han pasado 20 años precisamente desde que la banda publicase su homónimo debut y casi 16 desde que se convirtiesen en un grupo de referencia dentro del Rock con "There is Nothing Left to Lose" y la banda, que realmente nunca fue la mejor en nada, empezase a facturar sencillos pegadizos de éxito como chicles, logrando llegar a tanta gente donde bandas mejores ni soñando lo lograrían.

 Está mal que lo diga, o no, pero sería injusto olvidarse de Material Issue, The Katies o los efímeros Jughead de Ty Tabor como fabricantes todos ellos de protónicas propuestas de Power Pop tan elaboradas como las de los Foo Fighters pero sin la suerte de lado.

De todas formas no vamos a desmerecer la trayectoria ni la carrera musical de los norteamericanos con un puñado de aceptables canciones en cada disco y varios potenciales singles-himnos que suelen ampliar nuestro "Hipocampo" cerebral.

fotobanda.blogger.hardrockmonsters2015

"Sonic Highway" no va a defraudar a los amantes de canciones urgentes de Rock sin complicaciones. Pop endurecido y tolerable y con el equilibrio perfecto entre azucares y grasas para no fundir su propuesta con rapidez.

Los no fans como yo encontrarán un pasatiempo entretenido, no se si llamarlo Rock de "Palomitas y Pepsi Cola" o simplemente Power Pop para hacer amenos los trayectos cortos en coche, correr con el Mp3 o dejarlo de fondo mientras lees una reseña como esta.

Aunque a modo de crítica se puede decir que la fórmula quizás está empezando a dar síntomas si no de agotamiento, de pérdida de frescura, y la banda lo expresa en la final "IM A River", un fallido maremagnum sinfónico que deja un mal sabor de boca y unas cuantas preguntas en el aíre.

Pese a ese floripondio fallido y en general, "Sonic Highways" no desentona del todo, y algunas canciones como la inicial "Something From Nothing" o la siguiente "The Feast And The Famine" agradarán al no fan y entretendrán seguramente al fan, el cual  cuando finalice de escuchar este nuevo trabajo estoy por asegurar que correrá a la estantería para recuperar "The Colour And The Shape" y perderse en viejas sensaciones que no afloran en esta nueva obra.

Caído en Little Big Horn







viernes, 6 de marzo de 2015

BLACKBERRY SMOKE: "HOLDING ALL THE ROSES"

Casi han pasado tres años desde que Blackberry Smoke publicasen "The Whippoorwill" y por fin los tenemos de vuelta.

Con el anterior trabajo la banda de Atlanta había bajado ostensiblemente el pie del acelerador para mostrarnos su vena más intimista y acústica; con este nuevo trabajo Blackberry Smoke vuelven a los sonidos enérgicos y rockeros de su primer y segundo disco.

portadafoto.blogger.hardrockmonsters2015
NOVEDADES 2015
Con un Charlie Starr cuasi pletórico en sus tareas como cantante y la banda sonando en clave "Stoniana" empieza el disco con "Let Me Help You (Find The Door)", un fenomenal corte de Rock and Roll que también me recuerda a los imprescindibles Georgia Satellites, una banda con la que veo bastantes más encontronazos que con los Black Crowes. A menudo se ve a los Blackberry Smoke como a unos descendientes directos de la banda de Athens, algo que no tengo tan claro.

Aparte de la mencionada primera canción del álbum, el discurrir del primer acto del mismo prosigue con estupendas exploraciones de Rock clásico con mayúsculas y en letra gorda casi siempre, con aromas al mejor Bob Seger y contando con una producción muy buena de Brendan O'Brien;"Holding All The Roses", "Living In The Song" o "RNR Again" conforman un trío de canciones super solventes.

Una de las canciones destacadas de esta primera parte del disco es "Woman In The Moon", delicioso medio tiempo que no empacha para nada y que se traga de un solo bocado.

El disco en su segundo acto sigue caminando por esos mundos del Rock and Roll que han sido asfaltados por nombres de relumbrón desde hace casi medio siglo y que la banda no dilapida, se los echa encima, los rumia y los escupe por cuarta vez en su discografía sin meter la pata.

Cortes rockeros de calidad ("Whis In One Hand" y "Fire In The Hole") medios tiempos cercanos al "Country Rock" ("No Way Back To Eden"), instrumentales delicados y deliciosos ("Randolph Country Farewell") o simplemente Rock Duro con mayúsculas ("Payback's A Bitch") conforman "Heading All The Roses", un cuento que ya hemos escuchado miles de veces, pero que de lo bien contado que está repetimos y repetiremos en el futuro una y otra vez.

Caído en Little Big Horn





martes, 3 de marzo de 2015

BLACKFOOT "TOMCATTIN'" 1980

portadablackfoot.blogger.hardrockmonsters2015
MIRADA RETROSPECTIVA
Wow! Vaya cuatro tipos! Sangre piel roja y sureña a partes iguales corre por las venas de los miembros de Blackfoot, una de las formaciones auténticas y míticas del Rock Sureño. Los puedes poner en la misma estantería que a los Molly Hattchet, a su lado mismamente aunque alfabeticamente no lo hagan si lo harán en sonido, las dos formaciones más peligrosas y duras de la hermandad del Sur.

Hace unos años en este blog os trajimos el segundo  disco de la banda ("Fliyin'High"), hoy nos toca el cuarto, "Tomcattin'", un disco tan peligroso como su título. "Tomcattin'" es un termino muy del sur para definir  juerga, alcohol, mujeres...viendo la portada ya se huele el peligro, no se muy bien que coño nos muestran Blackfoot en la carpeta de este cuarto disco ¿Una pantera negra? Tiene todas las papeletas...el caso es que es su segundo trabajo consecutivo dándole protagonismo al reino animal de un número de tres.

Primero fue la serpiente, ahora ¿La pantera?, luego el águila...Reino animal para una banda que demuestra esa naturaleza en su música tanto en estudio como en directo (otro día hablaremos del impagable directo "Highway Song Live"). Blackfoot son una bestia herida y fuera de control en la triología "Strikes", "Marauder" y "Tomcattin'", siendo esta última la más peligrosa, viciosa y cáustica de todas ellas.

El disco entra con paso firme, aquí no caben las medias tintas, no hay tiempo ni lugar para experimentaciones como las que hacen sus hermanos mayores "Allman Bros" o "Marshall Tucker Band", ni siquiera para mostrarse amables como lo hacen sus primos "Outlaws" o "38 Special"; aquí la artillería es pesada, rallando el Heavy Rock en muchos lances.

¿Que tienes dudas? Ja! ¡Hombre de poca fé! Escúchate "Warped", un "Magnum Force" de Hard Rock sureño a todo trapo que te mete en el bolsillo de estos cuatro tipos en un santiamén. Rick Medlocke no es de los que hace concesiones ni como vocalista ni como guitarrista, el tío domina el arte del "Bottle neck" que no veas, y hace llorar a su guitarra en muchas de las canciones de este robusto trabajo.

Jason Thunderbolt Spires, batería de la banda, aparte de aporrear los tambores como si la vida le fuese en ello compone casi todo el material del álbum junto al colega Medlocke,  "On The Run" o "Dream On" llevan impreso el olor a Bourbon, barbacoa y Harleys, algo tan americano como la música de Blakfoot.

fotoblackfoot.blogger.hardrockmonster2015

En "Dream On" se dan el gustazo de querer sonar a unos ZZ Top Hard Rockers, en el cual el espíritu del Tejano Bill Gibbons parece haberse metido en el cuerpo de Rick Medlocke, que gustazo de tema amigos.

Otro tema fabuloso es "In The Night", un corte que aúna Rock clásico sureño a lo Skynyrd y buen Hard comercial a lo Bad Company que precede a la Zeppeliana "Reckless Abandoner", cuya intro de batería parece reproducida por el mimísimo John Bonzo Bonham.

No puedo acabar esta reseña sin olvidarme de los dos mejores temas del álbum y posiblemente en la cúspide de la discografía de Blackfoot y del propio género sureño; "Gimme, Gimme, Gimme" y "Fox Chase" ¿Como diablos olvidarse de dos temas tan brutales y míticos? Ok, no son "Free Bird" ni "Sweet Home Alabama", pero ni puta falta que hace.

"Gimme Gimme Gimme" es uno de los Rock sureños guitarreros mas tercos que he saboreado en mi vida. Acelerado, desbocado y con unas guitarras que golpean más duro que un cañón de la guerra de Secesión Americana. Pues aún lo mejoraron en el directo "Highway Song Live" de un año más tarde, donde la banda se enloquece todavía más...¡Temazo Joder!

Ahora que "Fox Chase" tampoco le va a la zaga. El temazo en cuestión arranca con la voz gastada de bourbon del abuelo de Rick Medlocke (¡Todo Dios en píe!) Mr. Shorty Medlocke. El veteranísimo músico del "Delta Blues" hace cabalgar a la banda bajo su precisísima armónica, en un tema que deja sin resuello al que lo escucha y que cierra de manera brillante este espectacular trabajo, posiblemente el mejor de los sureños americanos; un disco que cerraría su repoker de obras maestras con el disco de estudio "Marauder" (1981) y el comentado anteriormente directo "Highway Song Live" (1982).

El Hijo de Ron Keel