martes, 29 de septiembre de 2015

WHITE LION: PRIDE & BIG GAME REEDICIONES

Un disco que necesitaba una remasterización era éste, bueno éste y "Big Game", al final Rock Candy los saca al mercado con los habituales caramelos que nos gustan a los fans de este tipo de discos (fotos, historias y bonus tracks) y obviamente lo principal, una mejoría de unos discos que tienen mucha miga.

portadapride.2015.hardrockmonsters
1987
Sobremanera "Pride", un trabajo típico en un enfoque a vista de pájaro de lo que se llamó "Hair Bands" pero atípico si se profundiza un poco en la idiosincracia de la banda.

White Lion, un grupo que reune a un guaperas danés huído de España después de putearnos la vida con los jodidos "Mabel" (Mike Tramp)  y a un guitarrista de gusto exquisito y técnica depurada llamado Vito Brata.

Los dos juntos ya habían probado suerte en Alemania grabando un disco que en un principio solo vería amanecer Japón ("Fight To Survive") antes de que "Pride" se convirtiese en uno de los grandes discos del género melódico merced principalmente a dos canciones, la empalagosamente maravillosa "Wait" y la empalagosa y no tan maravillosa balada "When The Childre Cry".

Pero antes de que esto ocurriese la banda se trasladaría de su original nucleo rockero-urbano de New York a la más de moda en aquellos tiempos Los Angeles, meca dominada por bandas que Tramp amaba como Mötley Crüe, Poison o Van Halen, y precisamente hay dos cosas que tienen su paralelismo con Eddie Van Halen, Vito Brata, un guitarrista con un innovador sonido de guitarra que parecía estar destinado a ocupar el puesto de Eddie en los altares del Rock Duro, y los estudios donde White Lion grabarán "Pride"; ni más ni menos que los "Amigo Studios" en los cuales Van Halen registraron sus tres primeros discazos.

Pero antes de que la estupenda "Hungry" abriese fuego en la versión que conocemos, la banda ya había grabado un "Pride" muy lejos de los estudios californianos donde los Van Halen rompieron moldes...

fotowhitelion2015.hardrockmonsters

Alemania conoció una primera versión mucho más cruda según cuentan los miembros de la banda producida por Peter Hauke. Una vez escuchada por los miembros del grupo rechazaron esos temas (que a mi si que me gustaría escuchar) y volvieron a US para grabar una nueva versión del disco con el productor de Dokken Michael Wagener.

En esta ocasión Brata y cia quedarán entusiasmados con el enfoque de un productor que da el toque melódico por el que suspiraban, sobretodo el cantante Mike Tramp, poseedor de unas cuerdas vocales construidas para no sufrir los excesos del vil metal  y que era perfecta para un Rock azucarado como el que White Lion van a practicar primero en "Pride" y luego en "Big Game".

Se han dicho muchas tonterías sobre "Pride"; yo tengo claro pese a que la producción y su sonido deja "algo" que desear, que es un disco soberbio de Rock melódico, uno de los "Highlights" maravillosos de su tiempo, Ok, no es "Pyromania", pero todos sus temas tienen melodías hardrockeras a raudales, riffs cojonudos, punteos de vértigo y lo principal por encima de su sonido: CANCIONES.

Canciones excitantes ("Hungry"), urgentes ("Don´t Give Up" y "All You Need Is Rock N Roll") y casi siempre entrañables y con el sonido característico del Rock amable americano de su época ("Sweet Little Loving", "Wait"). 

En otro escalón quedará "When The Children Cry", balada que nos guste o no reportó pingües beneficios a White Lion, una banda que vendió dos millones de copias de este "Pride".

fotoportadabigame.2015.hardrockmonsters
1989
Pasados dieciseis meses de gira casi interrupida de presentación de "Pride", la banda entra nuevamente en estudio para grabar "Big Game", tercer disco de la banda y que tenía el difícil reto de superar las excelentes ventas de su antecesor.

obviamente el disco se encaró de manera inversa a la de "Pride", un trabajo con unas canciones machacadas hasta la extenuidad por la banda durante más de dos años y que incluso se grabó en dos ocasiones frente a unos nuevos temas que Mike Tramp y Vito Brata compusieron en tres días, y que pese a su innegable calidad hacía aguas en alguno de ellos.

De entrada ni "Goin´Home Tonight" ni "Dirty Woman" son dos temas muy brillantes, y eso que Brata ejecuta dos solos de guitarra preciosísimos; sobremanera patina el primer tema, ñoño en el estribillo y muy monótono en su conjunto. "Dirty Woman" enmienda la plana pero solo parcialmente, musicalmente pocos peros, pero el estribillo peca de soso.

Al rescate "Little Fighter", ahora si, temazo marca de la casa. Riff reconocible, estribillo de manual y solo de guitarra sobresaliente de Brata, que toca con el mismo gusto con el que Tramp teje las lineas vocales de esta hermosa tonada ecologista a mayor gloria del barco de la organización "Greenpeace" "Rainbow Warrior".

hardrockmonsters.fotobanda.2015

"Big Game" fue nuevamente producido por Michael Wagener, en los mismos estudios, buscando discográfica, productor y banda reverdecer viejos laureles sin lograrlo. El sonido peca de los mismos vicios que "Pride", demasiada opacidad dentro de un sonido limpio que nunca se pudo apreciar realmente. En la masterización de ambos discos por parte de Jon Astley se corrige parte del entuerto y el sonido de ambos discos mejora sustancialmente.

Con mejor o peor sonido "Big Game" sigue ofreciendo una de cal y una de arena. "Broken Home" es una discreta balada/medio tiempo y "Baby By Mine" un buen Hard Rock de corte clásico con buenos riffs de Brata, potente sección ritmica y un excelente trabajo vocal de Mike Tramp.

Potable es "Living On The Edge" con la banda destapando su caudal melódico a vena abierta y más que convincente "Let´s Get Crazy", el tema Van Halen de White Lion que cabalga entre alegres riffs y fenomenales solos de Brata encerrados en una base de Rock And Roll bajo/batería y de la "Sugar" voz de Mike Tramp.

La irregularidad vuelve a picar con furia en las postrimerias de "Big Game", "Don´t Say It´s Over" deja un sabor agridulce, "If My Mind Is Evil" es de lo más heavy de la banda con unas guitarras muy Dokken, "Radar Love" una entretenida versión que mejora a la original y "Cry For Freedom" un final tan desconcertante como el inicio del album.

En definitiva, lo mejor estaba por llegar (ese fenomenal "Mane Attraction") pero "Pride" y "Big Game" siguen siendo un par de discos muy disfrutables que encima han ganado cuerpo con sus respectivas reediciones por parte de los británicos de Rock Candy Records.

El Hijo de Ron Keel

fotobanda.hardrockmonsters
LOS WHITE LION EN EL 89








lunes, 21 de septiembre de 2015

THE DARKNESS: LAST OUR OF KINDS

La primera vez que escuché a The Darkness me parecieron una puta broma. Imagino que como a muchos......Luego la broma empezó a interesarme y participé de ella escuchando, divirtiéndome y comprando "One Way Ticket To Hell...And Back", que lo recuerdo como mi disco favorito de hace diez años.

portadasdarkness.hardrockmonsters015
NOVEDADES 2015
Pese al entusiasmo que me generaron temas como aquellos "Is It Just Me" o "Hazel Eyes" su debut seguía sin encandilarme, y aunque los años han logrado que lo respete me parece el trabajo más prescindible de la banda.

También tengo que decir que sin echarles de menos cuando se fueron durante siete años, al regresar celebré la publicación de "Hot Cakes" en 2012 porque me pareció un magnífico disco, aún lo pienso...

Aunque la banda no vende lo que vendió (valga la redundancia) en el pasado , menos es nada...y bueno, los Hawkins tienen su tirón, no les va del todo mal, ofrecen buenos conciertos y sus discos son pocos pero notables.

"Last Our Of Kinds" es la nueva cara de los Darkness, una cara que sus detractores querrán partir y una cara que besarán y acariciarán seguramente con gusto los que son amantes de la excéntrica personalidad musical que Justin Hawkins vuelve a plasmar en disco.

En esa nueva aventura musical la banda reclutó a Emily Dolan Davies para la batería pero no hace mucho decidió darse a la fuga pasando a ocupar su puesto Rufus Taylor, hijo del legendario Roger Tylor (¿Hace falta presentar a Roger Tylor??), pero ella es la portadora de las baquetas en todas y cada una de las diez canciones de "LOOK", un trabajo que empieza como un auténtico cohete con "Barbarian", una bendita locura rockera con un estribillo matador al mismo tiempo que extraño adornado por los excesos guturales de Justin Hawkins. El tema me recuerda un montón al "Auf Wiedershen" de los Cheap Trick; vamos a ver, no digo que sea una copia, pero si  lleva ese mismo rollo...es un temazo ¡Me encanta¡

fotojustinthedarkness.hardrockmonsters015
JUSTIN "GUITAR HERO MODO"
Cuando terminé de escuchar "Open Fire" (segundo tema del disco), me volví a llevar la misma impresión ¡Vaya¡ Otro tema que suena a Cheap Trick ¡Que suerte la mia¡ Y repito, no es que The Darkness copien a los americanos, pasa que estas canciones  (al menos las dos primeras) suenan tan divertidas y originales como lo hacían las de la banda de Rick Nielsen y Robin Zander hace 35 años.

El que tiene miga es el tema que titula el album, "Last Of Our Kind" va a la caza de las virtudes de las grandes canciones de cuando el Rock reinaba hace cuarenta años. Acordes, riffs, solos, melodías que Boston o Fletwood Mac fabricaban para taladrarte la cabeza, son llevadas a su campo de juego por los ingleses, que te convenzan o no ya es cosa tuya...

Por supuesto que es un tema grandilocuente, es difícil encontrar un tema de los Darkness que no lo sea. Si con una taza no te alcanza, que sean dos. "Wheels On The Machine" y sobretodo "Mighty Wings" mostrarán sin tapujos lo que los ingleses son desde sus comienzos, un grupo que lleva hasta el paroxismo su adoración por bandas como Queen. Ahí reside el pecado que unos adoran y la penitencia para el que no comulgue con sus ruedas de molino.

En cuanto al Rock más directo, donde Justin Hawkins está más comedido, me quedo con "Roaring Waters" y "Mudslide", un par de temas de Hard Rock efectivo al cien por cien, con unos riffs que beben de lo clásico, sin complicaciones y sin contemplaciones; dos buenos temas que secarían el cerebro ahora mismo a Angus Young si fuese capaz de componerlos.

El disco del bebé viajero también nos deja en su segunda parte un tema Pop que puede llegar a incomodar un pelín ("Sarah o Sarah") si no te lo tomas como un cameo a los Thin Lizzy, y un tema final cantado por el bajista de la banda Frankie Poullain. "Coquerous" es un remate inapelable del disco; pomposo, hinchado al máximo, el final soñado por Hawkins para un disco de su banda.

Fourmyles de Ceres





lunes, 14 de septiembre de 2015

TRUK "TRACKS" 1970: TROGLODITAS DEL ROCK DURO VOL 8

La leche, nueve meses que llevaba abandonada esta sección de "Trogloditas del Rock Duro", algo, que no se puede permitir "My Friends"...

...Así que vamos directos al grano. Hoy traemos a los TRUK, banda de Tulsa Oklahoma que nos dejó un solitario disco allá por el año de 1970.


Los tíos, que eran cinco con pintas de "Pseudo Hippies" a lo Neil Young, bajaron hasta California donde se reunirían con el ex batería de los Buffalo Springfield Dewey Martin que les produciría "Tracks", el nombre elegido para el debut.

Y el disco, es un estupendo trabajo de Rock Duro de esos que como cientos de la misma época, pasaron sin pena ni Gloria, y que conocerían cuatro gatos de los de entonces, pero que tiene un valor muy elevado en su edición original en vinilo.

Afortunadamente, ha sido reeditado en un par de ocasiones en los últimos años (la última el pasado año en cd por el sello "Kismet"), así que no es necesario rascarse el bolsillo a lo bestia y por un precio razonable, podrás adquirirlo en un montón de sitios a través de internet (Rockadrome, Ebay...)

"Tracks" lo componen diez temas rockeros en su mayoría, con alguna balada para rebajar las tensiones producidas por los riffs de guitarra de Glenn Townsend. Las melodías vocales de Mike Graham y del resto de la banda cuando van en su apoyo son bastante lisérgicas y están super logradas.

fotobanda.hardrockmonsters015

Truk intentan hacer un disco original y les sale realmente bien...obviamente está muy marcado por todo lo que le estaba rodeando, tanto políticamente como musical.

Se pueden escuchar piezas que recuerdan a los Grand Funk Railroad imbuidas gracias a los teclados que la banda utiliza en la música de los canadienses Guess Who utilizadas por Truk en su propio beneficio.

Ecos a lo Steppenwolf, Cream, los Purple de finales de los sesenta...mucho Hard Psych con pinceladas progresivas, en definitiva, Proto Heavy, Rock ácido del bueno con 36 minutos que harán las delicias de los degustadores del Rock duro más vetusto.

Parte de la banda formaría parte de los míticos y seminales Capitan Beyond en una de sus encarnaciones de mediados de los setenta.

General Custer Rides Again!




lunes, 7 de septiembre de 2015

MÖTÖRHEAD: BAD MAGIC

El forajido número uno, enemigo público reconocido de las masas que odian el Rock cavernoso y el heavy Punk pasado de rosca vuelve a la carga con sus dos colegas de casi siempre. Lemmy, como los más legendarios bandidos y asaltadores de trenes del lejano oeste sigue dispuesto a morir con las botas puestas y está llevándolo a rajatabla.

portadabadmagicmotorhead.hardrockmonsters015
NOVEDADES 2015
Desconozco si ha dejado aparcado sus viejos vicios o si continua con ellos, particularmente me decanto por lo segundo. Parece ser que últimamente está llevando unos cuantos sustos en el escenario que le están llevando fuera de él más de lo que Mr Kilmster quisiera (Mientras escribo estás líneas Mötörhead han cancelado varios shows de presentación de su nuevo disco hasta nueva orden).

Ahora parece que toca recuperarse para volver a darlo todo encima del escenario e imagino que sin prescripción médica hacerlo fuera del mismo.

Lo que vuelve a quedar clarito es que cuando las luces del escenario están apagadas y las del estudio a tope Lemmy y sus Mötörhead siguen viviendo una segunda juventud que iniciaron con "The World Is Yours", continuaron con el brutal "Aftershock" y quieren prolongar con este novísimo "Bad Magic".

Obviamente la banda no se mueve un milímetro de esa baldosa sónica a la que llevan pegados cuarenta años con un cemento cola inamovible. Con Mötörhead como con AC/DC e incluso Maiden es más importante la inspiración que el tratar de innovarse, y mientras que Angus y cia experimentan un declive total con cada nueva obra que ofrecen, Lemmy y su banda dan en el clavo una y otra vez.

fotobandatunder&lightning.hardrockmonsters015

Que nadie espere florituras de un Lemmy casi septuagenario; el abuelo sigue tozudo y cabezón y su música como suele ser habitual no es para todos los públicos.

Como casi siempre,cuarenta minutos de bote tras bote, baches y agarrate que vienen curvas a base de riffs descacharrantes, voces ahogadas en "Four Roses o Jack Daniels", tabaco a muerte y puto Rock And Roll.

Hubo momentos que fueron pocos en los que Lemmy llegó a grabar alguna balada...¡Caramba¡ ¡En esta ocasión también¡ "Till The End" lo es en toda regla; el único respiro que da este "Bad Magic", un trabajo estupendo que se cierra con un cover del "Simpathy For The Devil" de sus satánicas majestades...Que ustedes lo disfruten como un servidor, porque vienen tiempos duros para Lemmy y sus fans. Crucemos pues los dedos...

El Hijo de Ron Keel




miércoles, 2 de septiembre de 2015

LYNCH MOB: REBEL

George Lynch es un guitarrista brillante pero difícil de entender. No sabemos muy bien si por sus inquietudes o por su afán de intentar adaptarse a los tiempos a cualquier precio, consiguió hacer que a finales de los 90 tanto Dokken, con “Shadowlife”, como sus propios Lynch Mob, con el apropiadamente titulado “Smoke this”, tocaran fondo de manera esperpéntica.
 
lynchmobportada.hardrockmonsters015
NOVEDADES 2015
Su carrera siguió dando tumbos durante casi toda la primera década de este nuevo siglo hasta que en 2009 recuperó a Lynch Mob con un disco tan cargado de buenas intenciones como falto de temas con gancho, “Smoke and mirrors”. Pero esta vez parece que su idea es seguir dándole continuidad y prioridad al grupo mientras sigue ocupado en proyectos que no la tienen o no gozan de notoriedad (en este último aspecto, podemos dejar aparte el caso del único y buen disco de KXM hasta ahora) y tras haber publicado dos más que estimables EPs entre 2012 y 2014, ahora vuelve con un disco completo, “Rebel”, que sí da en la diana.
Lo primero que llama la atención nada más empezar el cd, con “Automatic fix”, es que se aprecia una mimada producción que permite disfrutar de un sonido limpio y potente, en el que se pueden distinguir cada uno de los instrumentos. Ese inconfundible tono de Lynch y la voz de un Oni Logan cuyas idas y venidas desde la reunión parecen no haber hecho mella en la relación final entre el cantante y el guitarrista, respiran en armonía con el contundente y metálico bajo del ex compañero en Dokken y amigo de Lynch, Jeff Pilson, y el gran trabajo de un excelso Brian Tichy a la batería.

fotobanda.hardrockmonsters015

Puede que aquellos excesivamente puristas no comulguen con este sonido que, pese a ser clásico de Lynch Mob, a estas alturas no va a ser una copia de “Wicked sensation” y en el segundo tema, “Between truth and the lie”, el aire más actual incluso puede recordar al “Dysfuncitonal” de Dokken, cuyo conjunto podrá gustar o no, pero veinte años tras su publicación no suena fuera de lugar y lo mismo pasará con “Rebel”.
Si bien es cierto que no encontramos temas de tempo más rápido hasta que llega el cierre con “War”, que es uno de los mejores del disco y en el cual Lynch se suelta por completo y nos ofrece un tremendo solo cuya duración nos devuelve a los días en los que no había complejos a la hora de grabarlos, el conjunto goza de homogeneidad y hay momentos para incorporar algún toque funky en “Pintree avenue”, inequívocamente clásicos en “Jelly roll” y trazos oscuros en uno que podría pasar por una balada sin azúcar como es la deliciosa “The ledge”.

Es fácil decir que por fin estamos ante un disco que hace justicia a lo que supusieron lss dos primeras obras de Lynch Mob tras veinte años de espera, pero también hay que dar crédito a George Lynch por habernos entregado un disco que le hace a uno volver a disfrutar del hard rock con pasión, y que es un género en el que no abundan discos redondos. Este lo es.
 Albytor