viernes, 29 de abril de 2016

TYGERS OF PAN-TANG: WILD CAT 1980

Este 2016 ha empezado como un relampago en cuanto al Heavy Metal clásico en nuestro blog. The Rods, Picture y ahora TYGERS OF PAN TANG...

...Hace algún tiempo, Ritchie Moreno nos recordaba en una fenomenal retrospectiva "Spellbound", el segundo trabajo de los británicos, primero que grabaron con el hacha virtuoso del Metal y Rock Duro John Sykes.

portadatygerswildcat.hardrockmonsters016

Ahora es el momento de rendirse y arrodillarse ante "Wild Cat", su debut; un disco que no es demasiado popular pero que debería serlo, y que nosotros vamos a poner nuevamente en la primera plana que se merece.

De entrada deciros que la competencia dentro de la NWOBHM a la que pertenece "Wild Cat" era más feroz que la cubierta del disco. El debut de Maiden, el de Leppard, "Wheels of Steel", "Lightning to the Nations" de Diamond Head, los discos de los Mötörhead, la unión a la nueva ola metálica de unos renacidos Sabbath, Los Scorpions o los Judas Priest son nombres que obviamente hacen que el tigre parezca un gatito de angora, pero no subestimemos a la banda de Northumberland.

Porque las canciones amigos no van a llegar nunca a la altura de un "Prowler", pero si que tienen ese aura de rebeldia, inmediatez, urgencia y autenticidad del primer Heavy Rock 80´s. 

La ferocidad con que se las gastaba el Punk fue utilizada por las primeras bandas metaleras que supieron mixturar el elemento rocanrolero dentro de los riffs metalicos y de las guitarras dobladas copiadas a los Lizzy.

 A donde no llegaron las esqueléticas escalas de los Punk Rockers, triunfaron sobrados los peripuestos guitarras heviarras, dispuestos al más difícil todavía con sus seis cuerdas y en una descarnada competición por ver quien era el que sacaba más y mejores notas de sus amplis "Marshall".

Nuestro colegas tigres se pasaron el año 79 preparados para dar el salto pero no fue hasta el 80 donde y cuando sus zarpazos empezaron a ser tomados en serio. Comenzaron el año como cuarteto abriendo para bandas como Magnum o Maiden y terminaron con "Wild Cat" bajo sus patas y como quinteto atrapando en sus garras a John Sykes y despedazando con las mismas al vocalista Jess Cox, primera víctima de la voracidad del depredador y de su deseo de mejora.

fototygers80.hardrockmonsters016

Personalmente no creo que Jon Deverill (Vocalista de la banda en Spellbound) sea una barbaridad como vocalista, podría ser el Dickinson de los Tygers por el saliente Cox, que bien podría ser un Di anno, pero ambos vocalistas dentro de la segunda b y tercera división del Heavy Rock mundial.


Pese a todo Cox es el perfecto cantante para este debut, sobretodo en los temas rabiosos y apremiantes de mostrarse rockeros, donde los riffs y punteos mandan señales al bajo y a la batería de que el Heavy Metal ha llegado para dominar al lascivo mundo del Rock and Roll, y meter en cintura al desbocado y herido de muerte Punk, sometiendo su descontrolada y errática arritmia musical y absorviendo sus reivindicaciones de clase media.

La primera mitad del disco es la más excitante e inmediata con la explícita "Euthanasia" haciendo de telonera para "Slave to Freedom", "Don´t Touch me There", "Money" o "Killers", todos ellos himnos de perfil bajo dentro de la incipiente NWOBHM, pero de una militancia estricta y modélica.

 Nada es sobresaliente en "Wild Cat", ni siquiera notable, pero es lo suficientemente bueno y auténtico para que uno repare en "Fireclown" o "Wild Catz", esos primos de barrio pobre del debut de clase obrera transformada en media que es el debut de Iron Maiden.

Luego, cuando aminoran la velocidad semi descontrolada a velocidad Heavy de crucero tampoco les va del todo mal, se las apañan para que "Suzie Smiled" nos mantega sino en vilo, al menos atentos a sus correrías sonoras, como también ocurre con "Badger Badger", aunque la nombrada en último lugar acelera a fondo para empalmar con  "Insanity", un "Killers" primerizo que cierra un irregular pero encantador disco debut.

El Hijo de Ron Keel





jueves, 21 de abril de 2016

FLAMIN GROOVIES: 70-71 DOCTORADOS DEL ROCK AND ROLL

Los grupos de culto nos encantan. No sabemos por qué razón disfrutamos con ellos más que con los artistas de relumbrón puede parecer más "Cool" pero es así. Que nadie se atreva a toser sobre una carátula de un disco de Social Distortion que nos lo cargamos; Redd Kross y los Cynics mejor que sigan siendo como el anillo para el Gollum ¿Y FLAMIN GROOVIES? Idem de lienzo of course!

fotobandagroovie70.hardrockmonsters016
FLAMIN GROOVIES, RNR MASTERS!
El caso es que la banda de San Francisco siempre ha padecido de ese estigma. Da igual que se acabasen los 60, los 70 o los jodidos 90, Flamin Groovies son una banda de culto y lo serán toda la puta vida; poco importa que hasta Mick Jagger se acojonase cuando escuchó "Teenage Head" unos pocos días antes de que los Stones publicasen "Sticky Fingers", la suerte ha sido tan esquiva con los Groovies como genial ha sido y sigue siendo el 90 por ciento de su bestial repertorio.

Lo de estos tipos ha sido siempre remar a contracorriente. Cuando los hippys la liaban a base de ácidos, Folk Rock y Psicodélia, ellos se bebían hasta el agua de los floreros y volvían a poner el legado de Chuck Berry encima de la mesa; y de eso va "Flamingo", tercer trabajo de la banda, y el primero para el sello "Buddha" records después de haber sido expulsados de la CBS por las discretas ventas de su anterior trabajo "Supersanzz".

portadaflamingo.hardrockmonsters016
FLAMINGO 1970
Ahora estamos en el año 70 y los Groovies contraatacan con "Flamingo", un trabajo que hace hinchar el pecho de orgullo a Berry o a Little Richard, porque ven en los de Frisco a unos alumnos magníficos en una época de Rock experimental en la que discípulos como The Who e incluso los Stones empiezan a jugar con las notas musicales y hacer el trilero con las reglas básicas del Rock And Roll, con las que Flamin Groovies no experimentan más allá de incursiones puntuales en el Country Rock al estilo de los Stones del "Let It Bleed" o "Beggars Banquet", caso de la espectacular "Childhood´s End".

Como si se tratase del tándem Jagger/Richard, Roy Loney vocalista/guitarra y Cyril Jordan Guitarra solista/Slide/voces, se sacan de la vena nueve de las diez canciones del álbum, ya que la décima es una excitante versión de un "Keep A Knockin´"de Little Richard que resucitaría nuevamente al mismísimo Lazaro y que convive de puta madre al lado del Rock And Roll Berriano de la inicial "Gonna Rock Tonite" (única firmada en solitario por Loney), el Garaje diluido en rockabilly de "Comin´After Me" (tema que seguro volvería loco a Lux Interior) o el Rock hiper-voltaico de la tremendísima "Headin´ For Texas Border".

El único tema que se escapa del implacable fuego de Rock and Roll producido por las guitarras y los rítmos que los Groovies desatan en Flamingo es "She´s Falling Apart", un tema ligeramente psicodélico que descoloca al lado de "Sweet Roll Me On Down" o la primordial "Second Cousin", y que parece metida a calzador en el disco, bajando del diez rotundo a un nueve como la copa del "General Sherman". Álbum pues, imprescindible.


Pero lo mejor amigos míos estaba por llegar. Con una banda en estado de Gracia total y con Richard Robinson en tareas técnicas los Groovies entran a grabar el que para muchos es su mejor disco: "Teenage Head", que sale a la venta en Abril de hace cuarenta y cinco años y que contiene un repertorio completamente bestial y matador.

portadateenage.hardrockmonsters016
TEENAGE HEAD 1971
Todas las canciones son composiciones de la pareja Jordan/Loney salvo un par de temas de Randy Newman y Robert Johnson ("Have You Seen My Baby" y "32-20") que ganan por el flequillo al anterior trabajo "Flamingo".

"High Fly Baby" es una granada de mano rockanrolera y garaje que no hace prisioneros por la simple razón de que aniquila. Los riffs de guitarra y el estribillo son pluscuamperfectos, y la voz de Loney recuerda a Jagger, pero como si trajese a Lux Interior del futuro para meterse en su cuerpo redondeando este jodido temazo.

En "Have You Seen My Baby" los Groovies se adelantan a lo que los New York Dolls nos ofrecerán dos años más tarde, Rock And Roll duro y sucio "Made in USA" antes de que Johnny Thunders o los "Toxic-Twins" y de cuando los MC5 la liaban gorda una noche sí y otra también; otro tema espectacular.

Los Stones hacen acto de presencia en "City Lights" via "Dear Doctor" primeramente, y en "Yesterday´s Numbers" después, en esta ocasión se apoderan del inicio del "Get Off My Cloud" al que luego le insuflan  el riff del "Street Fighting Man", despachando otro sobresaliente Rock voltaico.

El tema que titula el álbum es el mejor tema del disco y uno de los cinco mejores de los Groovies. "Teenage Head" es el garaje Rock perfecto; intenso y sucio, vacilón y sensual, muchas canciones posteriores le deben su vida al legendario tema de los Flamin Groovies.

Luego le dan al Rockabilly cosa mala en "Evil Hearted Ada" y se sacuden un Rhythm And Blues a hostiazo limpio en "Doctor Boogie", para cerrar tal maravilla de disco con la nuevamente Stoniana "Whiskey Woman". La verdad es que escuchando el disco es normal que Jagger flipase con semejante repertorio, aunque claro, tener "Sticky Fingers" bajo el brazo no era como para preocuparse.

Os daré un consejo, no dudéis en haceros con las versiones en cd remasterizadas de "Flamingo" y "Teenage Head". Entre los dos hacen un total de trece estupendos bonus tracks de clasicazos que van del "Carol" al "Louie Louie", pasando por "Around & Around" o el "Baby Scratch My Back" de Slim Harpo.
Fundamentales no, lo siguiente.

GENERAL CUSTER (RIDES AGAIN!)






jueves, 14 de abril de 2016

HARD STUFF "BULLETPROOF" 1971: TROGLODITAS DEL ROCK DURO VOL 14

Resulta que John Cann y Paul Hammond estaban en los Atomic Rooster y se empezaron a cansar de la dirección que estaba tomando la banda liderada por Vincent Crane. Crane estaba interesado especialmente en el Soul y el Blues, mientras que Hammond y Cann querían seguir con el Rock Duro.

Así que Crane los invitó cortesmente a que se fuesen a tomar vientos...
...y eso hicieron. Los dos tipos que eran guitarrista y batería engatusaron al bajista y vocalista de los Prog-Rockers Quatermass y trataron después de apropiarse de la marca Atomic Rooster.

portadabulletproof.hardrockmonsters015

Al no conseguirlo, se bautizan como Daemon, pero tampoco prospera el nombre y optan por ponerse el de Bullet, pero no contaban con que ya existía una banda con ese nombre en los USA, así que hartos de tantas vueltas le añaden al Bullet "Proof", quedando  "BULLETPROOF", algo así como "A prueba de balas", que finalmente (vueltas que da la vida) será el título del disco, ya que la banda decide llamarse Hard Stuff.

Los chavales (que lo eran en aquella época) como Bullet habían sacado un siete pulgadas ("Hobo"/"Sinister Minister") y como Hard Stuff otro sencillo más ("Jay Time"/"The Orchestrator") , para luego terminar con un par de discos, el que os vamos a comentar hoy aquí  y "Bolex Dementia", que cerraría la discografía de la banda en 1973.

El disco lo componen diez cortes de Hard Rock con la yugular como destino con guitarras afiladas y ritmos pesados, muy Heavies por momentos y que en temas como "Hobo" o  "Sinister Minister" enseñarán el camino a seguir a bandas como UFO o  Judas Priest, en discos como "Phenomenon" o el "Rockarolla" de los de Birmingham.

Obviamente y pensando en que "Bulletproff" podría haber sido disco de Atomic Rooster, al prescindir definitivamente de la presencia de Vincent Crane y sin el aporte  envolvente de sus teclados, las canciones toman un carís puramente "Power Trio", con sonidos duros lejanos al Rock Progresivo y cien por cien "Proto Heavy Metal" ("No Witch At All").

fotobulletproof.hardrockmonsters016

John Gustafson bajista de la banda, lleva el peso de las composiciones a medias con John Cann, coincidiendo ambos en "Monsters In Paradise", donde también lo hace Roger Glover, un músico que en esa época y apunto de salir de los Purple no paraba de colaborar con todo aquél que necesitase de su experiencia, algo de lo que se beneficiarían bandas como Nazareth, Jerusalem o los Hard Stuff.

Uno de los temas destacados del disco es la rockera "Taken Alive", un número directo y con notables influencias en sus melodías de los Beatles y los Who, e incluso de los Stones en sus guitarras.

En "Time Gambler (Rodney)" explotan la vena Sabbath/Purple lo que les hace ser menos oscuros que los primeros y sonar incluso comerciales por momentos como lo hacían los segundos en "Machine Head", aunque con un sonido bastante menos pulido que el de la banda de Blackmore.

"Millionaire" es otro de los cortes más destacados de "Bulletproof" con guitarras dobladas pegadas a ritmos sofocantes y pesados de bajo/batería, con un trabajo imponente de Paul Hammond a las baquetas; bajo Funk y guitarras Wha Wha, elementos que acompañan con más o menos presencia al resto de las canciones de este excelente y duro disco.

GENERAL CUSTER (RIDES AGAIN)



lunes, 4 de abril de 2016

ZZ TOP: RIO GRANDE MUD 1972

 Los todavía escasos de barbas ZZ TOP se bautizan por vez primera con las aguas sagradas del "Rio Grande Mud"(trabajo que hoy cumple cuarenta y cuatro años), aunque en realidad su debut ya nos había dejado algún que otro pecado rockanrolero y Blues rockero, que sonará con más atino en este segundo, llamémosle milagro.

portadazztop.hardrockmonsters016

Gibbons, Hill y Beard; nuevamente apoyados en Bill Ham y en un repertorio no apto para almas cándidas nos harán blasfemar con cada corte escuchado, cada rockanrol, Blues o Rock sureño que es interpretado en disco como si fuese la última vez y con la magía de la música cuasi en vivo.

Empezando con el Stoniano "Francine", la sombra del Sticky Fingers no era larga, era lo siguiente...
...Menudo tema camaradas, Gibbons se apodera de los riffs de Mick Taylor manoseándolos con violencia a su antojo y dejando claro que el apellido Gibbons será de referencia para cualquiera que se empeñe en empuñar una Gibson de aquella en adelante.

El productor Bill Ham mete la mano acontinuación a un tema de Gibbons que termina por ser de ambos y que lleva por título "Just Got Paid", otro tema de los que no se hacen, como mucho se imitan.

El Blues Rock llega en el momento justo con "Mushmmouth Shoutin´" y "Koko Blue", siendo la primera un descarnado número deudor de los primitivos y demoniacos lamentos de Robert Johnson y la segunda un corte mucho más voltaico y enérgico, a la "Power Trio", con un decibélico final en el cual Beard y Hill con sus ritmos batería/bajo  y Gibbons con sus punteos y riffs lo llenan absolutamente todo.

hardrockmonsters016.fotozztop72

"Chevrolet" cierra el primer acto siendo una composición de Gibbons, ese apasionado de los coches que funde sus riffs Rock y Blues en una base ritmica Funk Rock tejida por sus otros dos colegas Tejanos.

Como no podía ser de otra manera la guitarra de Gibbons sigue siendo protagonista principal al comienzo del segundo acto, presidiendo desde el primer acorde un banquete de Ritmo y Blues servido por los dos mejores comensales que el fiero Bill pudo echarse a la barba, es claro, "Apologies To Pearly" un instrumental que es el invitado a la fiesta de "Bar-B-Q", un Boogie Rock que causa sensación y un pariente muy cercano del super clásico "Le Grange" que dominaría con saña su siguiente obra "Tres Hombres".

Pero como el Blues es en verdad  un lamento, Gibbons aprovecha la ocasión para recitarnos "Sure Got Cold After The Rain Fell", siete minutos largos en los que su guitarra llora incluso más lastimera que una voz que busca al Southern Rock desesperadamente...
Gran y jodido temazo...

Los trios poderosos de Rock habían empezado a rockear duro en los últimos años de los sesenta, aquellos Cream entre otros son carne de cañón para carroñeros bien dotados musicalmente como los tipos de ZZ Top que se destapan con el Rock Duro de "Whiskey´n Mama" y cierran este estupendo segundo "Rio Grande Mud"  con "Down Brownie", una galleta enveneda de hirientes riffs de guitarras con un sensacional groove de bajo de Dusty Hill y esa característica batería del bigotes Beard.

GENERAL CUSTER Rides Again