martes, 26 de julio de 2011

JUDAS PRIEST/MOTORHEAD/SAXON

Este próximo fin de semana La Coruña, Madrid y Bilbao serán testigos de una reunión casi irrepetible. Tres de las bandas que han sido santo y seña para miles de "Metal heads" compartirán escenario y nos harán comulgar a muchos con himnos imperecederos del calibre de "Crusader", "Ace of spades" o "Hell bent for leather"...desde aquí Beriboogie y un servidor queremos hacerles un pequeño homenaje antes de poder disfrutar "In situ" de una de las jornadas rockeras que ha de quedar grabadas en nuestras retinas para siempre.


JUDAS PRIEST- "screaming For Vengance"- Los Dioses del Metal........

...... Deidad compartida con los Maiden.......
Despues de toda una década,los 70s, editando magníficos discos como "Sad Wings of Destiny","Sin After Sin","Stained Class" ó el imprescindible directo "Unleashed in the East", Judas Priest entran en los 80s con fuerza abasalladora con el inmortal "British Steel" una explosión de puro acero Metálico con el que dieron el salto definitivo. "Point of Entry" mantendría por todo lo alto el pabellón y en el 82 dan forma a "Screaming For Vengance" el disco de la masificación de Judas Priest. Screaming es su punto artístico mas alto,un disco ENORME.
En el hipotético caso de que alguien me preguntase ( estúpida pregunta ) lo que es el Heavy Metal mi contestación sería inmediata..... "The Ellion/Electric Eye",la gloria del Heavy Metal,uno de sus himnos definitivos, "Riding on the Wind","Blodstone", y así hasta 10 inconmesurables temas que completan uno de los discos más perfectos que existen dentro del Metálico estilo. Guitarras endiabladas repletas de Riffs y punteos estremecedores a cargo de dos de los mejores músicos del genero,K.K. Downing y Glen Tipton. Una base rítmica contundente y espectacular y todo ello puesto a disposición para que el sumo sacerdote Rob Halford "The God" nos apabulle con su increíble voz ejecutora de los estribillos más referenciales del Heavy Metal.
La década de los 80 continuó con los Judas dandonos satisfacción tras satisfacción : "Defenders of the Faith","Turbo","Ram it Down" y rematan la década con otra obra monumental, "Painkiller"
Hablar de el mejor disco de bandas de la categoría de Judas es delirar en exceso,tienen por lo menos 5 ó 6 discos de categoría 10, pero fue Screaming ( magníficamente secundado por su continuación "Defenders of the Faith" ) el que les colocó en el trono del Heavy Metal. Un disco que al recuperarlo vuelvo a caer en las garras de los Judas y con el que ardo en deseos de volver a ver y escuchar al dios Halford llenando el escenario como él solo sabe hacerlo, derrochando carisma y magnetismo y liderando a su impresionante banda. Estoy seguro que nos llevará a la gloria en esa fecha inedudible del 30 de Julio en Bilbo junto a esos dos monstruos : SAXON y MOTORHEAD


MOTORHEAD-"Ace of Spades"


Es innegable la importancia de Motorhead en la historia del ROCK. Siempre se les ha tenido como creadores de un montón de estilos como el Trash ó el SpeedMetal. Dato erróneo cuando la única pretensión de Lemmy Kilmister, alma mater del grupo, ha sido siempre tocar en la banda más bestia del Rock N roll. Y 35 años de agresividad,crudeza y actitud le dan la razón
Lemmy formó la banda en 1975 pero no despega hasta el 77. Tras cuatro discos nos plantamos en 1980 en el que graban el que posiblemente sea su disco más emblemático ( me abstengo de decir el mejor ) En "Ace of Spades" salen a relucir las virtudes de sus anteriores discos eliminando los defectos. Es un clásico indispensable de principio a fin. El sonido del disco es igual de básico y potente pero menos crudo. Clarke graba algunas de las mejores partes de guitarra que ha grabado nunca y la suciedad se elimina en parte. Esto no quiere decir que suene más suave,ni de coña, suena compacto y brutal,con las revoluciones al máximo. Salvajadas como "Ace of Spades","The chase is better....","Fire fire" " (we are ) the road crew" ,etcetc, hacen de él un disco muy Grande
Uno de los discos más directos,impactantes y demoledoramente sinceros que existen. Además dio pie a una gira monumental que los que tuvieron suert de asistir, la recuerdan con gran satisfacción, como estoy seguro que recrdaremos la que les trae hasta Bilbao junto a esos dos colosos del RockDuro : JUDAS PRIEST y SAXON..... Nos vemos en Bilbo !!!!
Beriboogie 

SAXON "HA LLEGADO EL AGUILA"



 Ha pasado una eternidad desde la foto que encabeza este articulo, pero la banda con sus cambios de formación a lo largo de los años y pese a los constantes altibajos normales en una carrera de más de tres décadas continua al pie del cañón, y así parece que será mientras el entrañable Biff Byford no arroje la toalla. Lejos queda la NWOBHM (¿Deberiamos decir vieja ola del metal? No nunca!) y discos entrañables como "Wheels of steel", pero el tiempo se para cada vez que hacemos sonar canciones como "Motorcycle man", treinta años después sigue sonando a gloria bendita.
La banda vivió sus momentos de gloria a comienzos de la década de los ochenta, "Denim & leather" o "Strong arm of the law" tenían los temas perfectos para enganchar a toda una legión de seguidores en el Reino Unido primero y en el resto de Europa después. Quedaba el mercado americano...

Desde luego que temas como "747 Strangers in the night" tenían la suficiente calidad y comercialidad para America, pero por una u otra causa Saxon nunca llegaron a triunfar en aquel continente, almenos con plenitud. Grabaron algunos buenos discos como "Crusader" o "Rock the nations", otros menos afortunados como "Power & the glory" o "Innocence is no excuse", incluso coquetearon con el AOR con el desafortunado "Destiny", en ellos desfilaron productores cualificados para el éxito en norteamerica, pero ni por esas!
Los noventa los condenó al ostracismo entre discos mediocres en su mayoria, logrando levantar cabeza en la década pasada gracias a discos más o menos dignos como es el caso de "Killing Ground" o "Lionheart"...En directo siguen estando en forma y este fin de semana seguro que descargarán un buen puñado de clásicos y alguno de los temas de su nuevo y potable disco: "Call to arms"...allí estaremos para verlo, y poder contarlo.

Caído en Little Big Horn

viernes, 22 de julio de 2011

KANSAS: VINYL CONFESSIONS 1982


"Rock Candy" acaba de reeditar los dos primeros discos que la banda grabó sin Steve Walsh, "Drastic masures" del 83 y este que nos ocupa "Vinyl confessions" de un año antes.

La marcha del carismático vocalista de Kansas la cubren con un músico de perfil completamente diferente y bastante más joven que Walsh o los propios componentes de Kansas: John Elefante.

John Elefante está asociado a su hermano, el compositor y productor Dino Elefante; y juntos responden por cuatro de las diez canciones de "Vinyl confessions". Las otras seis en su mayoría llevan el Real cuño de Kerry Livgren.

Con el cambio de década Kansas exploran nuevos terrenos como el AOR o el Pomp Rock, de los cuales no habían viajado demasiado desviados escuchando temas de obras como "Point of know return" o el siguiente "Monolith". Pero baste con echarle una oreja a los dos primeros temas de este trabajo para darse cuenta del cambio de cromos prog, por calcamonías aoreras ("Play the game tonight" y "Right away")

Las canciones que vienen firmadas por los hermanos Elefante son las que respiran AOR con más nitidez, aunque del AOR no se escapan ni canciones como "Fair exange", compuesta por Livgren, bastante setentera en su desarrollo y ejecución, pero con un estribillo netamente 80's. Aunque el cambio es evidente, los hermanos Elefante no quieren desprenderse de golpe del sonido clásico de los de Topeka; la balada "Chasing shadows" conserva ese aroma añejo de los creadores de "Dust in the wind"

"Diamonds & pearls" de Kerry Livgren muestra por otra parte, a unos Kansas dueños de un "Sinfonísmo moderno" instrumentalmente (buenas secciones de viento, violines y teclados) mezclado con "Soft rock" e includo "West coast".
Otro tema con resgustillo clasicorro es "Windows". Una canción que intenta guardar la compostura con sonidos tipo "Down the road". Es además, de ejecución ciertamente rápida para el tipo de música del estilo, con varios riffs duros y esas típicas maratones que se hacían Rich Williams, Kerry Livgren a las guitarras junto al violín de Robby Steinhardt.

Las evoluciones de Kansas al AOR ocurren totalmente en "Borderline"; puro Kansas en ese estribillo pero trasladado a la música que Journey o Foreigner comandarán a comienzos de los ochenta.Kansas también ponen su granito de arena con este temazo, o los dos siguientes; las estupendas "Play on " o "Crossfire", muestras ambas de como evolucionar sin perder totalmente la identidad y sin dejarse las vergüenzas en el camino. Como ocurre siempre con las reediciones de Rock Candy, excelente sonido y mejor presentación. Esta vez sin bonus tracks que merendarse.

Caído En Little Big Horn

martes, 19 de julio de 2011

RIVAL SONS: PREASURE & TIME


Llegan desde la soleada California con "Preasure & time", su segundo disco, diez canciones, treinta minutos de puro rock and roll y rock duro en los cuales aparte de no dejar indiferente, enseñan sus credenciales como banda con sonido personal pese a que las influencias de bandas como Led Zeppelin, The Cult, The Doors o Aerosmith son más que evidentes.

Para abrir bocado "All over the road", un rock and roll rocoso espolvoreado de notas de piano zeppeliano y voces que invocan a Jack White, por el que Jay Buchaman (vocalista de Rival Sons) siente algo más que respeto. "Young love" es mitad garaje rock y rock duro de finales de los sesenta a la Grand Funk, pero también Ian Astbury y The Who o un montón de bandas americanas de finales de los sesenta a la vez.

"Presure & time," de riff cortante y marchoso, y estribillo emborrachado hasta la cogorza de soul y rhythm and blues. Menudo temazo. Si antes hablabamos de Led Zeppelin, al sonar "Only one", es inevitable que Paul Rodgers, Free o Bad Company nos vengan a la cabeza. Un medio tiempo sobervio tocado con el alma y con una voz que precisamente se la deja (el alma) en cada nota.

Duros y garajeros nuevamente suenan con "Get mine" y "Burn down Los Angeles", dos temas sudorosos enjuagados nuevamente con la mala baba de unos Mc5 o de los primeros Mooney Suzuki. "Save me" anima aun más el cotarro con un rítmo semi frenético y festivo del que se contagia "Gipsy heart"; un tema que podría venir en el debut de Aerosmith.

Y ya que hablamos de debuts, el de Queen me viene a la mente en el momento que suena "White noise", otro temazo repleto de brillantes riffs, solos setenteros y contundencia rítmica no apta para fans exclusivos de sonidos "Lights" o excesivamente melódicos dentro del rock duro. El disco no es bueno, es muy bueno, sin rellenos, y encima parece que la banda tiene la receta para que las canciones suenen como Dios. Veremos si en directo dan para tanto. Muy notable.

sábado, 16 de julio de 2011

WHITESNAKE. "La serpiente de oro"



WHITESNAKE,La serpiente blanca,una banda irrepetible. Sus gestas rockeras han quedado inscritas en letras de oro en ese gran libro que es La Historia del Rock. A la hora de hablar de ellos tarde ó temprano asalta la misma cuestión. Con qué etapa te quedas, con la 1ª y más auténtica y que termina con el todavía muy buen disco "Slide It In" ó la que empieza con el archiconocido,multiventas y un pelín sobrevalorado "1987". La opinión de éste escriba ya ha quedado clara ¿ no ?........
WHITESNAKE fue un apasionado grupo de HardRock que en sus 6 primeros años grabó un buen puñado de estupendos,magníficos discos interpretados por una perfecta maquinaria engrasada con el boogie más vacilón,el rock n roll primigenio y el sustrato Blues y Rythm&blues heredado de Free,más el evoltorio sonoro del HardRock Zeppeliano. Una banda de Rock integrada por músicos de lo más competente,con tres ex-Deep Purple en nómina: David Coverlade,Jon Lord y Ian Paice. De ellos poco queda por decir,aunque muchos no valoren suficientemente la excelente última etapa de Purple con Coverdale al micro. Un cantante con una calidad fuera de toda duda. Muy pocos tienen tanta variedad de registros,ese feelin blues,esa calidez en la voz. El resto de miembros ilustres de la banda eran Neil Murray(bass) con un sólido historial en bandas de Jazz. El bigotudo Micky Moody un portento con la slide y el entrañable Bernie Mardsen conformaban un perfecto y excitante tandem de guitarristas. Facturaron entre el 78 y el 84 cinco estupendos discos en estudio y uno en directo en los que desparraman con sumo gusto su personal hardbluesrock,aunque siempre podías encontrar en sus discos un par de rockandroleros himnos tabernarios por los que los mismísimos ZZ TOP se habrían afeitado las barbas. En los textos Coverdale dejaba claro el tipo de depredador sexual que era.
Con la serpiente blanca Coverdale vió su sueño cumplido, ser el líder de una banda de Primera,algo que no alcanzó en los 4 años que estuvo en Purple por culpa del egomaníaco Blackmore. Por eso cuando Purple se separan en el 77, se le abre el cielo y no duda en rechazar las ofertas para enrolarse en bandas tan prestigiosas como Black sabbath ó Uriah Heep. Com la ayuda de su viejo amigo de la infancia Micky Moody graba dos correctos elepes,un esbozo de lo que serían los "Guatesneik" en el futuro.
El primer disco oficial de la banda se graba en el 78,"Trouble" ya con Lord,Moody,Mardsen y Murray como miembros oficiales. Es el asentamiento de la primera piedra de un grupo de verdad dirigido por la poderosa voz de Mr.Coverdale. En "Trouble" afortunadamente se rebajó el numero de baladas lacrimógenas, así que a las aceleradas "Take me with You" y "Lie down" se les unía una correosa versión del "Day triper" de los Beatles y otro buen puñado de estupendas canciones hasta completar un más que digno LP.
Para su siguiente "Love Hunter" del 79, Martin Birch,el avezado productor de todos sus discos,da un ligero endurecimiento al sonido de la banda,lo que hace que temas como el pluscuamperfecto "Walkin in the shadow of the blues" suenen a blues reptante y arrasador. Más perlas para la colección y futuros clásicos,"Medicine Man","mean busines"......

"Ready and Willing" es el tercero y su 1ª obra maestra. A la tercera va la vencida,vive dios que sí. Alcanzan su máxima cota artística y lo bueno es que no sería la única vez que lo consiguen. "Ready...." da la sensación de que el grupo se ha asentado,de que los temas salen redondos,fluyen con pasmosa naturalidad. Se hace palpable la habilidad de Whitesnake de parir temas lentos,blues pesados,de gran tonelaje, pero a la vez de rockear sin problemas. Es el caso de "Love Man",una obra de arte en su género, a la altura de esos blues que se cascaban los más grandes,los Zeppelin..... Seguimos, "Black´n´blue", con sus aplausos y su piano al principio que clase hay que tener para hacer sonar así un tema de estructura tan sencilla. "Sweet talker" potencia rocknroller, "Fool for your lovin" todo un clásico de la música,un tema que escapa a cualquier definición. "Ready and Wliling" por supuesto, "Blindman",cinco minutos de pura energía reptil..... es muy recurrente,pero es un disco perfecto
En el año 1980 editan el live "Live..... in the heat of the city " que además de incluir lo más potente de su repertorio,contiene un par de temas de Purple y un par de inéditos de increíble calidad. Un disco que hay que tener SÍ ó sí.Un live a incluir entre los grandes lives. Se da la circunstancia que el puesto de batería es cubierto en el primero de los discos por el bat. original de la banda David "duck" Dowle y en el segundo es el histórico Ian Paice a partir de aquí batería oficial.
La llegada de la nueva ola del Metal británica hace que endurezcan aún más su sonido,así ocurre para su 4º disco "Come and Get It" del 81. El disco es una maravilla,otra de sus cimas creativas,uno de esos discos en los que no sobra nada.Músicos totalmente ensamblados entre sí,una selección de temas a cual mejor. Hay de todo,desde sólos con slide guitar ( "hit and run") hasta acústicas en "Till the day and day" pasando por rocksongs arrasadores como el contundente "Come and Get It". Por el medio joyas del calibre de "Don´t break My heart again" un temazo estremecedor. En "hot stuff" Ian Paice se lo come todo y "Lonely days,lonely nights" es otro brillante ejemplo de esos temas arrastrados que tan bien se les da. El solo de Moody en el tema es sublime,magnífico. "Wine,woman and Song" es un ostión rockero,con Lord aporreando el piano y los guitarras llevando el peso a base de contundentes riffs...... OBRA MAESTRA TOTAL e INCONTESTABLE

En menos de un año,82, está en la calle su siguiente disco "Saint and Sinners". Sorprendentemente en este disco el tema estelar no es un tema trallero lanzado a toda pastilla. Es un tema arrastrado a media velocidad pero la fuerza de ese arrastre lo convierte en un bulldozer, "Here I go Again" un clásico desde el mismo momento de su publicación. "Cryin in the Rain" es una balada dura,fuerta,dramática...Portentosa !!! . "Love and afection" es boogie-rockcaliente y potente. El resto del album son potentes descargas capaces de mover mountains,la adictiva "young Blood","rock and roll angels","bloodt luxury"....... Un grandísimo album con nota altísima en calidad.
En éste momento los Whitesnake se encuentran en su punto más importante en cuanto a popularidad,pero llegan las primeras deserciones. Mardsen,Murray y Paice abandonan el barco y en el caso de éste último parece que de manera forzada. No problem,entran Mel Galley (guit. ),Colin Hodkinson (bass) y el gran Cozy Powel.

Con ésta formación editan el último disco de su primera y brillante época, "Slide it In" en el 84 en el que sus guitarras adoptan un filo más metálico y con el que se lanzan al desembarco y ataque del mecado Americano. Otro disco colosal pues la inclusión de melodías radiables no resta un ápice el impacto de la maquinaria de la Serpiente blanca,aunque más bien es de oro.!!!!!!
Y hasta aquí llega este dossier-homenaje hacia una de las mejores bandas que ha dado el HardRock,porque lo que vino despues sin menospreciarlo ni mucho menos,ya no era lo mismo y da para una segunda parte.........
BERIEBOOGIE

jueves, 14 de julio de 2011

SAXON: CALL TO ARMS

Incombustibles y altamente comburentes se nos presentan Saxon con "Call to arms", su decimonoveno disco de estudio, una llamada a todos los hijos e hijas del Metal y rockeros de pro del mundo mundial, para volver a orar una vez más puño en alto, corando la mayor parte del nuevo material de Biff y sus veteranos forajidos metálicos.

"Hammer of the God" o "Surviving against the odds" serán suficiente carnaza metálica para satisfacer a sus huestes agradecidas, y seguro que serán perfectas ambas para el directo, como ha de serlo "Back in 79", su título lo dice todo, su sonido aun nos dice más, puro clasicismo "Made in" "Denim & leather".

La épica está representada primeramente por la Heavy y contundente "Mist of Avalon", que pese a su comienzo y riffs emparentados con el Metal europeo de último cuño, se da un baño de pureza en su estribillo puro Saxon, reconocible en Inglaterra, Argentina o la China.

Al modo de "Crusader" (Salvado las distancias) desfila el tema que da título al álbum ("Call to arms"). Un bien armado medio tiempo marcial que hará las delicias de los veteranos fans de Saxon. La buena forma en la que están los de Barnsley a la hora de encarar su nuevo material sigue manifiesto con la sensacional "Chasing the bullet" ¿Recordais aquel rítmo facilongo que practicaba el mítico bajista Steve Dawson? Pues lo recupera Nibbs Carter en esta fenomenal canción, en la que Paul Quinn y Doug Scarratt están de cine.

Más madera metálica en "Afterburner" y "When doomsday comes"; entre "Princess of the night" y los Accept de mediados de los ochenta la primera , y más del estilo de "Crusader" (Nuevamente) la segunda, aunque en el excelente solo de guitarra el tema se acelera considerablemente.

De las tres últimas canciones cabe resaltar la potente pese al título "The ballad of the working man" y la versión orquestal del "Call to arms"...¡Ah! ¡Y que no se me olvide! Biff Byford a sus sesenta tacos vuelve a estar increible, se nota que ser amigo de Lemmy Kilmster le da suerte. y de la buena. Buen disco.
Caído en Little Big Horn

miércoles, 13 de julio de 2011

BAD COMPANY: HERE COMES TROUBLE


Bad Company con Paul Rodgers, Bad Co con Brian Howe...dos grandes voces para una de las más grandes bandas que ha parido el "Classic Rock". Rodgers es el alma del combo británico con más sabor americano de la historia del Rock pero no se le pueden hacer ascos a los discos que Bad Co grabaron con el vocalista de Portsmouth desde mediados de los ochenta hasta principios de los noventa.


Howe derrocha carisma en las canciones de discos como "Holy Water" (1990) o "Dangerous Age" (1988); tiene "feeling" y en el caminar aorero de la banda es fundamental ya que compone junto al productor Therry Thomas casi todo el material del grupo desde la salida de Paul Rodgers.


Simon Kirke y Mike Ralphs siguen al pie del cañón aportando su granito de arena para que temas como "How About That" o "Stranger Than Fiction" sean perfectos. Toneladas de melodía nos acompañan a lo largo de "Here Comes Trouble", palpable en la inmensa canción que titula el álbum o en la posterior "This Could Be The One"; balada empapada con el mejor aroma de los mejores Foreigner de los ochenta.


Para encontrar alguna referencia al sonido que hizo grandes a Bad Co en los setenta hay que esperar a la quinta canción, "Both Feet In The Waters" es rica en la garra que derrochan en "Run With The Pack" mismamente, un tema con ese "feeling" Blues Rock americano tan característico de la era Rodgers. "Take This Town" es más rockera y directa, rock FM puro y duro.


Bad Co con Howe son el referente de lo que es el AOR sin el predominio de los teclados que absorben a las guitarras como una esponja en los ochenta y primeros noventa. Las guitarras limpias, acústicas y las melodías vocales mandan, "What About You" y "Little Angel" muestran lo que digo.


Y para terminar otros dos temas bastante inspirados, la rockera "Brokenhearted" y "My Only One", una balada "soft" total compuesta por Simon Kirke ideal para románticos empedernidos y horteras varios en la cual esta vez si, los teclados llevan la voz cantante.

martes, 12 de julio de 2011

NIGHT RANGER: SOMEWHERE IN CALIFORNIA



El regreso de una banda que en España siguen conociendo cuatro afortunados, pero que en la cuna del Rock and roll han vendido discos como churros. Los Night Ranger con los tres clásicos Jack Blades, Brad Gillis y Keally Keagy nos muestran sus respetos y nosotros caballerosamente nos quitamos el sombrero y tiramos flores a su paso.

Que estos tios empiecen un álbum a estas altura de sus vidas y carreras musicales con temazos del calibre de "Growin'up in California" y "Lay it on me" nos confirma lo que muchos presentiamos, que discos como "Man in motion" no fueron producto de la "chamba" y que el AOR y el Hard melódico sobrevive gracias a los nuevos discos de los de siempre: Journey (Ese excelente "Eclipse), Foreigner y ahora mismo Night Ranger.

Estribillos super adictivos y guitarras duras en primer plano, voces cuidadas al decimetro...y nosotros a corear con fuerza el enésimo himno ("Bye bye baby not tonight") y a flipar con Brad Gillis, un guitarrista de primera al que injustamente se le trata muchas veces como si fuese un segundón.
Los primeros doce segundos de "Follow your heart" me recuerdan a Boston, pero entre riff y riff aparecen los Night Ranger más asperos y roqueros, el solo final borraría del mundo unas cuantas discografías de bandas que no merece la pena nombrar pero que seguro tenemos en mente.

"Time our alives" es uno de los momentos "Bimbo" del disco. Balada por autonomasia, junto a "Stranger in my life" de Mr.Big es la balada del año.
Se ponen rockeros de nuevo en "No time to Lose", un tema con demasiado parentesco a "My girl" de la banda de John Wayte The Babys, pero tampoco vamos a ponernos quisquillosos, disfrutemos cerveza en mano y con la compañía deseada.

El buen rollo continua con "Life for to day", un tema modernito y elegante a "A pachas" y "It's not over". más clasicorro y contundente. Contundencia precisamente es lo que no le falta a "Rock n roll tonite", con más esteroides en sus riffs que en todo el disco de Vega (por poner un ejemplo de banda nueva AOR a tener en cuenta) y con un güiño al "Let the music do the talking"  de Joe Perry Proyect.

Calificar "Somewhere in California" como el mejor disco de los Night Ranger puede sonar poco más que a herejia, pero no está tan lejos de sus mejores trabajos y este año hasta la fecha no tiene competidor en su estilo, o por lo menos eso creo. Notable tranquilamente.

Caído En Little Big Horn

lunes, 11 de julio de 2011

BLACK COUNTRY COMMUNION: 2


Dos chimeneas humeantes. Un par de aves de rapiña sobrevolándo y dirigiéndose a los rótulos que posan en la carpeta como si fuesen a postrarse en ellos. Dos discos en la edición vinilo.
Un título tan poco original como "2" necesita algunos detalles extras para acaparar la atención. Cuando empieza el disco con "The Outsider" poco debería de importar si el disco se llama "2", "10" o "55".

"The Outsider" se desgañita implacable desde el principio. Casi sin tomar asiento ya te has levantado de el imbuido por el Hard Rock con el que nos menean BCC. El hammond de Sherinian esta vez está a la altura del resto de instrumentos; los veloces riffs de Bonamassa, el poderío mesianico de Hughes y la contundencia del hijo de "Bonzo" hacen el resto. Con "Man in the middle" vemos como Hughes parece feliz de reencontrarse con el Rock duro setentero de Trapeze o Purlpe, el bajo suena como un cañón y el resto de la artillería pesada no apaga sus baterías en ningún momento, otro temazo que suena orgulloso y británico al mil por mil.

"The battle for Hadrian's wall" evoca a Led Zeppelin en el título y a otras bandas que pululabán por la Gran Bretaña en los setenta (Genesis) y en lo musical azecha a los Zepp en vario de los pasajes acústicos, pero la forma de cantar de Hughes dista mucho de intentar emular a Plant. Algunos ramalazos de Bonamassa a lo Page, arreglos interesantes de Sherinian y contundencia del hijo de su padre nuevamente.

Me parece "Save me" el tema más virtuosista de la primera parte de "Communion 2", hasta ese instante es el más largo y poseé una sucesión de encuentros entre pomposos y Arábicos con un acabado perfecto. El solo de Bonamassa es cojonudo y el teclado remembra al "Khasmir", cuantas canciones lo hacen...

Otra que convence es "Smokestrak woman". En esta ocasión el acabado de chapa y pintura es entre ADCD y Led Zeppelin nuevamente, no voy a decir que es un deshecho de originalidad pero nos encanta escuchar temas así de potentes y directos. El único pero hasta el momento para mi está en "Faithless", un tema que no me sabe a nada; demasiado soso en un plato con varias exquisiteces hasta ese momento.

El comienzo del segundo disco sigue rallando a buen nivel. "An ordinary song", el tema más largo del disco y uno de los más reposados. Es semi acústico y aunque bastante lineal, está realmente guapo. Glenn Hughes canta de manera muy natural y calmada. Las voces que acompañan al británico en el coro o a lo largo del tema están igualmente muy logradas.

"I can't see you spirit" es otra cosa. Vuelven BCC a la carrera hard rockera de riffs potentes en la "Pole position" y rítmos machacones en la primera línea de la parrilla de salida.
En "little secret" fantasean con el Blues rock donde Bonamassa se siente tan comodo como en sus discos en solitario. "Crossfire" es un rock duro deudor del hard practicado por los trios tipo Grand Funk Railroad, con mucho "Groove" Soul y "Cold" la bajada de persiana en forma otra vez de Blues rock de este segundo disco.

Conclusiones; prometia más que el debut, pero una cosa es lo que te prometan en la promoción del disco y una vista de pájaro a los primeros "Samples" y otra, una escucha reposada del mismo. Por lo tanto, calidad para dar y tomar como en el álbum debut, ni mejor ni peor, con una aceleración de cero a cien en pocos segundos pero con una cierta tendencia al ralentí en los metros finales. Veremos para cuanta gasolina tienen estos Black Country Communion. Casi notable.


domingo, 10 de julio de 2011

WARRANT: ROCKAHOLIC


¿Son Warrant lo mismo sin Jani Lane? ¿Suenan Warrant a Warrant sin Jani Lane? ¿Se roconoce el sonido de Warrant en "Rockaholic" sin ver su portada y encontrarse con las letras de la marca Warrant? Preguntas cuyas respuestas pueden crear controversia. Una más ¿Graban Warrant música decente con otros vocalistas que no sean Jani Lane? Después de escuchar sus dos trabajos con "ST James" (Black N Blue) y con Robert Mason (Lynch Mob) creemos que si.

Si sois de la opinión de que Jani Lane era casi un genio y que reinventó el "Pop Metal" con "Cherry Pie" o "Dog Eat Dog" no sacareis nada en limpio con "Rockaholic". Si en cambio creeis que era un mortal más que compuso temas decentes y que tubo la suerte de estar en el sitio adecuado en el tiempo adecuado disfrutareis nada más que comienze el riff de "Sex Ain´t Love", bastante más "Sleazy" que el material antiguo de la banda.

El disco es bastante variado y alternan los temas cañeros y rockeros con las baladas, quizás demasiadas aunque no se note demasiado en un disco de catorce temas. Los azucarillos son "Tears In The City", la emotiva y ochentera "Home" y la casi AOR "Found Forever". Los viejos fans de "Heaven" deberían de encontrar su pedazo de pastel en cualquiera de estas tres baladas.

Pero lo que más se pisa en el jardín de estos Warrant del siglo XXI es Hard Rock americano del que se destilaba en Los Ángeles unos años antes de que Jani Lane y los suyos irrumpiesen con fuerza en la MTV. Hay pequeños destellos de Rock Moderno en algunos temas como "Candy Man" o "Sunshine" aunque no pierden esa esencia "80´s" que se les huele en "Snake" o "Innocence Gone" dos temas en los que si se pueden encontrar ciertas evidencias de que Warrant son Warrant. Se trata de dos temas vitalistas y alegres,
riffs pesados pero almibarados por unos estribillos resultones a la vez que enfáticos. "Snake" tiene ese aire Funk Hard Rockero de "Cherry Pie", aunque mucho me temo que nunca llegará a estar ni una cuarta parte de lo sobada que terminó el celebrado "Hit" de los noventa, malos tiempos para el rock and roll.

Otros temas destacados de "Rockaholic" son la "Western" Hard Roquera "Revenge", la "Poppy" y revitalizadora "Life´s A Song" que tiene a Poison como referente o las cañeras y "Sleazy´s" "Cocaine Freight Train" y "Show Must Go On", en las que sobremanera destaca la capacidad como vocalista de Robert Mason, que sinceramente en esas lides campea muy por encima del añorado Jani Lane.

"Rockaholic" pasará casi con toda seguridad con más pena que gloria, pero los que gustan del Hard Rock americano ochentero, y no tienen el complejo de la falta de Jani Lane, disfrutarán seguramente de un disco muy digno, perfectamente ejecutado y cantado por un vocalista sobrio y de altura. Catorce canciones, unas más afortunadas que otras pero que reunen los elementos que suelen gustar por estos lares: A saber, baladas a flor de piel y Hard Rock vaciletas para el Viernes Noche.
Próximamente la crítica de la segunda obra de la banda del gran Glenn Hughes...