lunes, 26 de septiembre de 2011

MIRADA RETROSPECTIVA

No todas las bandas setenteras tuvieron la suerte de unos Yes o unos Genesis. Miles de jovenes que aglutinaban talento y pericia instrumental se quedaron en el camino tirados junto a sus bandas.
Los dos nombres protagonistas de "Mirada Retrospectiva"`pertenecen a ese gran grupo de músicos practicamente anónimos. Ambos discos se publicaron en 1970 y siguen siendo de culto, pero por lo menos hay un pequeño reducto de rockeros que aún les recuerda. Nostros nos sumamos a él.




AQUILA 1970


Primero recomendamos este trabajo de los galeses "Aquila". Poca o nula información podemos ofrecer de este quinteto liderado por el guitarrista y vocalista Ralph Denyer, pero si que desgranaremos un poco su música.
"Aquila" eran una banda de rock progresivo, una de las tantas que pululaban por el Reino Unido a finales de los 60 y comienzos de los 70. Pero su "Prog Rock" no estaba orientado al sinfonísmo, sino al Jazz rock, al que sumaban Blues y elementos varios de Funk o Soul.
Para azuzar las llamas  souleras dentro de su música progresiva, era vital la labor del músico George Lee, que lo hacía utilizando instrumentos de viento como el saxofón. En la inicial "Change Your Way" utliza ese instrumento con gran pericia.
En otras canciones, el mismo componente utilizaba la flauta solamente o la combinaba nuevamente con la sección de viento, en "While You Were Sleeping" comparte esos instrumentos resultando una melodía melancólica y "Prog" total.

El tema destacado de la primera parte del disco es "We Can Make It If We Try", espectacular en sus guitarras, pero más llamativo es lo bien que hace sonar su bajo Phil Childs, que mantiene un bonito duelo con el batería James Smith.



La cara b del disco está dividida en tres movimientos. En todos ellos brilla el organo "Hammond" de Martin Woodward. En el primero de ellos, se reparte protagonismo con la flauta de George Lee. El tema camina bastante parejo de la música que Jethro Tull hacian en sus primeros discos; pero mientras los Tull evolucionaban poco a poco del Blues Rock al Rock duro antes de convertirse al "Prog", "Aquila" ya son progresivos a la primera de cambio.
El segundo movimiento empieza con ciertas maneras sinfónicas, pero el tema muta hacia un colorido rock bastante influenciado por la opera rock de los "Who" "Tommy", y que finaliza de manera psicodélica.
Finalmente "Aquila" concluyen con un tercer movimiento de ligero "Soft Rock" inicial de grandilocuente final, que lleva encima lencería fina progresiva, que transparenta las virtudes de un buen disco que mereció algo más de suerte.




LOCOMOTIVE "EVERITHING YOU SEE" 1970

"Locomotive" realizan un progresivo en el cual sacan a bailar otros estilos o sub estilos dentro del Pop y del Rock. No hacen ascos a la psicodélia y le guiñan el ojo sin cortarse al Jazz.
 Al igual que ocurría con "Aquila", utilizan saxofones y trompetas, y por supuesto, pianos, organos o melotrón; manejados estos tres últimos instrumentos por el vocalista Norman Haines; que dicho sea de paso es un vocalista más que solvente.
Un punto que no tenían "Aquila" y si "Locomotive" son las voces. En este caso los dos componentes que acompañan al vocalista de la banda, lo secundan a la perfección. En las melodías hay influencias de los Beatles u otras bandas británicas tipo "Procol Harum" e incluso "Small Faces" o "The Who".
También merecen atención, la base rítmica, compuesta por el bajista Mick Hincks y el batería Bob Lamb; además de la conseguida producción de Gus Dudgeon.


Caído en Little Big Horn

viernes, 23 de septiembre de 2011

JOURNEY. Los putos amos del AOR


Banda americana que mejor supo combinar las melodías más comerciales con el talento de un elenco de músicos irrepetibles. El grupo de AOR por excelencia, avalado por una trayectoria de 35 años, 16 álbumes de estudio, ventas millonarias y giras mastodónticas. Por su repercusión, posterior influencia y sus canciones atemporales, deben de estar en lo más alto del escalafón de popularidad. Meritorio, teniendo en cuenta el ir y venir de miembros de gran calado, y siendo de los pocos grupos que han sido capaces de sobrevivir a un cambio de vocalista.
  
Todo comenzó en San Francisco a finales de 1.973, cuando dos ex-miembros del grupo Santana, Gregg Rolie y Neal Schon fundaron la banda junto a Ross Valery, proveniente de Steve Miller Band, el batería Aynsley Dunbar y el cantante del primer disco George Tickner.
Sus inicios estuvieron muy lejos de lo que llegaría a ser la banda, grandes estrellas con ventas millonarias.
Sus tres primeros discos: “Journey”, “Look into de future” y “Next”, tuvieron un sonido experimental, orientado al Jazz-Rock-Fusion, pero con nula repercusión comercial.

En 1.977 la llegada del vocalista Steve Perry trajo consigo una dirección más comercial. Dumbar fue sustituido a la batería por Steve Smith y el nuevo quinteto empieza una etapa de gran éxito.
“Infinity”, “Evolution” y “Departure” les introdujeron en los 80’s de forma imparable. Comenzaron las grandes giras, refrendado en un impecable disco en directo “Captured”. Gregg Rolie no aguantó el ritmo y se produce un cambio decisivo en el devenir del grupo. La llegada de Jonathan Cain, proveniente de The Babys, le da otro giro al sonido basado en dobles armonías de guitarra y teclado, y comienza el éxito comercial masivo con dos discos de enorme repercusión, “Escape” y “Frontiers”.
Debido al éxito del disco en solitario de Perry, se convertirá en el cabeza visible del grupo, tomando el control junto a la dirección musical. La lucha de egos se hacía inevitable. Valery y Smith, por desavenencias, abandonan la banda, y se lanza el controvertido “Raised on radio”, con un buen resultado de ventas. Pero ya con un Perry harto de giras que, unido a otros problemas, hace que el grupo se disuelva. Sus miembros dan marcha a otros proyectos musicales.
En 1.995 la banda se reúne y publican el disco “Trial by fire”, de calidad indiscutible. Vuelven las giras, pero el sueño finaliza debido al estado de salud del vocalista. Smith y Perry abandonan de nuevo y la banda se renueva con la llegada del batería Deen Castronovo. La sustitución del líder se solventa con un Steve Augeri que sorprende por su parecido físico y vocal.
Con la nueva formación salen al mercado tres trabajos. Sólo uno de ellos obtiene críticas positivas y el favor de sus seguidores, “Arrival”. Los experimentos instrumentales como el Ep “Red 13” y el irregular “Generations” hace que su popularidad decaiga considerablemente.
Su penúltimo álbum “Revelation” volvió a la esencia de su época más dorada y nos ofrecía aparte de un nivel instrumental inconmensurable, un nuevo cantante, Arnel Pineda, con una  tesitura vocal similar al por todos deseado Steve Perry. Volviendo este año la banda, con  "Eclipse", un disco que ha dejado a la parroquia de fans de Journey bastante dividida.

Jesus Mujico Insua


IMPRESCINDIBLES:


ESCAPE 1981

Lo que le hace ser el mejor es que es contagioso y estimulador. Desde el primer momento, esa emotiva entrada de teclado en el tema “Don´t stop believe in” te sumerge de tal forma que, cuando Perry comienza su interpretación, terminas contagiado de su vitalismo. Cuando te das cuenta, el virtuosismo de Schon en el solo, te da la sensación de estar delante de una canción mágica. Ya el resto del disco está condicionado a la emotividad positiva inicial.
Las canciones son enérgicas y rítmicas y, según el tema, el instrumento adecuado toma la delantera, con unas armonías de guitarra y teclado que crean un mundo sonoro irresistible.
Con un vocalista como Perry, unos riffs potentes y una ejecución instrumental rallando la perfección, además de la mencionada ,“Stone in love”, “Who´s crying now” o la baladísima “Open arms” son canciones inmortales que hacen de “Escape” el disco definitivo.


FRONTIERS 1983

Después de una obra maestra, un nuevo desafío para quien, disco a disco, ha ido subiendo el nivel de aceptación.
En lo musical significó un recrudecimiento del sonido, pero sin perder la melodía característica de la banda. La magia vocal de Perry, la energía de Schon y ... ¡qué podemos decir de Cain!, con cada nota de sus teclados genera una nueva atmósfera, y ese talento compositivo hace que la música de Journey sea más elegante.
Si “Escape” se excedía en temas lentos, “Frontiers” rompe con fuerza con una combinación más rockera de la instrumentación.
“Separate ways” abre un disco dejando un listón muy alto para el resto. Si alguien pensaba que “Open arms” era inigualable e imposible de repetir, después de escuchar “Faithfully” te darás cuenta que no existe la lógica.
“Chain reaction” o “Rubicon” son temas destacables de un sobresaliente y bien estructurado trabajo.


CUATRO JOYAS:


TRIAL BY FIRE 1996

El regreso, después de diez años desde la última publicación “Raised on radio”, es esperanzador a la vez que decepcionante al no tener continuidad.
Cuando se escucha este disco por primera vez, lo más reseñable es su alto nivel de producción. La mitad lo componen temas lentos y la tendencia es a pensar que es muy cercano en estilo a su antecesor. Se puede pensar que le falta fuerza, pero la calidad del disco es incuestionable.
La potencia vocal de Perry brilla sobre el resto pero se hecha en falta el protagonismo de Schon.  Después de escuchar temas como “When you love a woman”, “Still she cries” y, las más rápidas y pegadizas, “One more”, “Forever in blue” y la inmensidad de “If he should break your heart”, te rindes a la evidencia de que, aunque adolezca de potencia, la elegancia es suprema. 


INFINITY 1978

Si hay un álbum que marca un antes y un después en la trayectoria de la banda es éste.
Después de una fase experimental, llegamos a la que definitivamente sería su etapa más gloriosa. Es el primer disco en el que su nuevo cantante Steve Perry hace gala de sus capacidades vocales aportando el feeling que la banda necesitaba. En el plano compositivo el binomio Perry-Schoon llevan una dirección musical comercial, directa y digerible pero de gran calidad instrumental. Rolie se acomoda a los teclados y pierde el protagonismo de antaño.
Grandísimas canciones como “Wheel in the sky”, primer éxito de ventas de la banda, la clásica “Lights”, la intensa y melódica “Feeling that way”, “Anytime” con ese apoteósico final rockanrolero, proclaman una obra maestra que les llevaría al estrellato. Se habían forjado las bases, sólo había que darle continuidad.


EVOLUTION 1979

El éxito de “Infinity” hace que la fórmula se repita. Esta nueva dirección musical hace que el batería Aynsley Dumbar termine dejando la banda. Le sustituye Steve Smith y con él graban este nuevo disco que se torna aún más melódico. Las canciones se convierten en himnos comerciales  y de fácil accesibilidad. Todo el peso compositivo vuelve a recaer en el dúo Perry-Schoon, y la voz de Perry se hace, si cabe, más majestuosa, siempre al servicio de la canción.
En el tema “Lovin´ you in esasy” demuestra que es todo sentimiento, capaz de derretir los oídos más exigentes. A él debemos ese memorable himno “Lovin´touchin, squeezin” estribillo mil veces repetido en los directos de la banda.
La conjunción se torna perfecta entre el potente riff rockero y la poderosa voz en el tema “Do you recall”. Y qué decir de la rítmica y adictiva “Too late”. En definitiva, talento y personalidad son señas de identidad de otra obra para el recuerdo.


REVELATION 2008

Después de una etapa aciaga Journey renace con vitalidad. La entrada del  nuevo vocalista Arnel Pineda retoma el espíritu original del grupo. Aunque sea clónico, su voz está llena de pasión y demuestra una gran versatilidad para jugar con diversos tonos, adaptándose como un guante a los nuevos temas.
Es un disco inspirado, con canciones que son un regalo para los oídos, compuestas por este dúo mágico Schon-Cain, que siguen forjando su leyenda.
El inicio con “Never walk away” nos proclama: “hemos vuelto”. La balada irresistible, como no, cortesía de Cain “After all these years” nos muestra su talento como compositor. En “Where did I lose your love”, Schon demuestra que sus solos no son de este mundo. La química musical queda reflejada con verdaderas joyas que encajarían perfectamente, por estilo y calidad, en Escape o Frontiers.
  

TRES INVITADOS:


DEPARTURE 1980

La estrella del escarabajo brillaba con luz propia con la publicación de Departure. Con una sólida producción de Kevin Elson y una química entre los miembros del grupo, que sabían perfectamente por los parámetros sónicos que debían manejarse, derivando su estilo cada vez más al rock y a un método de grabación lo más en vivo posible. Resultado de esta política, surgieron excelentes canciones como la mítica “Any way you want it” o la marchosa “Line on fire”, con un sonido que prácticamente igualan sus versiones en directo.
Novedosa la utilización de un nuevo instrumento en el tema “Pricious time”, la armónica.
El resto de temas en línea con los dos últimos trabajos que les había lanzado a numerosas y duras giras de las que un miembro, Rolie, fue la primera víctima. Su abandono trajo consigo la llegada de Cain. Lo mejor estaba por llegar.


RAISED ON THE RADIO 1986

El abandono de Smith y Valory evidencia el final de un ciclo. La publicación de “Raised on radio”, un proyecto más de Perry como solista, incluso hizo de productor, que de una formación estable, desemboca en la disolución de la banda.
Las señas de identidad del disco son sus composiciones heterogéneas, aplicando elementos (funk, saxo, armónica) que ya había utilizado Perry en su LP en solitario “Street talk”. Quedarán para la historia grandes momentos, como la magistral interpretación vocal en “Girl can it hep it”, los teclados omnipresentes de Cain junto a la elegante guitarra de Schon en “Suzanne”; ese inicio matador con las envolventes teclas de “Be good to yourself” (para muchos la perfecta canción del Aor), la intensa y emotiva balada “Why can´t this night...” con un trabajo vocal pletórico, dando cierre a una entrega mitificada por algunos e indiferente para otros.


ARRIVAL 2001

La ausencia de Perry deja a la banda con la dificultad de reemplazar a su auténtico icono. Steve Augeri es el elegido, con menos carisma pero con un notable parecido vocal. Los esfuerzos de Schon y Cain por mantener la banda en actividad fructifican con un nuevo disco, “Arrival”.
Musicalmente es más que correcto, sin pretensiones novedosas, manteniendo el sonido original de la banda. Las canciones son melódicas donde el teclado de Cain y la guitarra de Schon vuelven a brillar manteniendo un nivel alto. La presencia del nuevo vocalista, a pesar de dar por momentos sensación de falta de emotividad, muestra finura y elegancia.
En la vena más rockera, canciones como “Higher place”, “All the way” y “Sings of life”, evidencian la calidad deseada. En su lado más romántico “Loved by you” y “Whith your love”, mantienen a Journey en la élite del Aor en el nuevo siglo.


EL POLIZON:


DREAM AFTER DREAM 1980

En un momento en que su popularidad subía como la espuma, a petición del director de cine Kenzo Takada, el grupo se encarga de la banda sonora de su film debut “Dream after dream”. Desconocida, no sólo por el gran público, sino por muchos de sus seguidores, la obra nos lleva por derroteros conceptuales.
Con reminiscencias de su primera etapa, con toques progresivos y una calidad sólo al alcance de unos músicos influenciados por el jazz-fusion. El álbum es tranquilo y relajado excepto en cortes más potentes donde brillan los arreglos orquestales y las atmósferas sinfónicas.
Prácticamente todas las piezas son instrumentales pero hay lugar para que la voz de Perry brille con una sensibilidad fuera de lo común, en la inmensidad de un pre-saxo como en “A few coins”.
El resto de la entrega nos transporta a sonidos mágicos.

Jesus Mujico Insua



DISCOS RECOPILATORIOS, VÍDEOS

Con músicos tan prolíficos, Journey es una banda que ha tenido por parte de sus miembros diferentes proyectos conjuntos así como en solitario. Todos ellos con un significado histórico destacable dentro del género. Por lo tanto, a la hora de completar su excelsa discografía, deberíamos guiarnos por varios fundamentos interesantes.
El primero es descubrir sus directos y es de obligado cumplimiento el magistral “Captured”, un buen resumen a más de seis años de carrera.
Seguidamente es necesario investigar sobre sus orígenes y el recopilatorio “In the beginning” cumple con creces su cometido, al resumir los tres primeros vinilos de la banda. Comienzos escasamente valorados en este artículo, pero a la vez muy interesantes, que sirven para mostrarnos su progresión musical.
La colección de “Greatest hits” (1988) es una sólida evidencia de su indiscutible encanto comercial. Incluye un tema inédito “Ask the lonely” que formó parte de la banda sonora Two a Kind.
A continuación, reflejar que los diversos trabajos que acometieron los miembros de la banda en su dilatada carrera, son tantos y tan extensos que merecerían todo un essential. Si nos referimos a los más destacados, aquellos que su repercusión fue tan grande que están por derecho propio en el Olimpo de los Dioses del estilo musical, no nos queda más remedio que comenzar por Bad English. Banda que formaron Cain y Schon junto a John Waite, Philips y Castronovo. Publicaron dos discos: “Bad english” (1989) y “Badlash” (1991), que por muchos están considerados como en lo más alto de la historia del Aor. Con semejante potencial y con el talento compositivo de sus componentes no era difícil augurar, no sólo un brillante éxito, sino el rápido decaimiento del grupo por el inevitable choque de egos.
Posteriormente Schon formará Hardline, junto a los hermanos Gioli, editando un único disco “Eclipse” (1992), con tintes de potente rock melódico.
Por otra parte, Valory y Rolie junto al vocalista Kevin Chalfant armaron al conjunto The Storm. Publicaron dos magníficos discos de Aor: “The storm” (1991) y “Eye of the storm” (1995), donde las melodías nos sugieren que fueron la mejor reminiscencia Journey.
Por su parte, Steve Perry mantiene su carrera en solitario con un gran éxito, dejó a un lado su faceta más rockera apostando por sonidos más calmados con elementos claros de soul . “Street talk” (1984) y “For the love strange medicine” (1994) son dignísimos trabajos que completan una trayectoria inmaculada.
En lo referente a material visual, existen dos muy recomendables. El primero de ellos se publicó en 1984 titulado “Frontiers & beyond” y ofrece 98 minutos de temas en directo grabados en Philadelphia en la gira de Frontiers. En su primera parte tiene entrevistas con los componentes del grupo y de su manager Herbie Herbet. En el segundo se titula “Live in Houston 1981-The escape tour 2005”, documento fundamental en vivo, que nos traslada a su etapa más gloriosa. Destacable y cautivador el feeling que transmite Perry en el escenario, sólo comparable a la reciprocidad de un público entregado.
 Para ver como se desenvuelve el último fichaje Arnel Pineda, es de obligada compra "Live in Manila 2009", un dvd que repasa clásicos de la banda y el material del primer trabajo del filipino con Journey.

Jesús Mujico Insua


EL NUEVO DISCO :




Journey siguen haciendo las cosas bien con Arnel Pineda. El tio es un "impersonator" de la leche pero hay que reconocer que la banda explota el filón clónico con unas nuevas canciones rebosantes de calidad. También estamos posiblemente ante el repertorio más arisco que los de la bahia hayan grabado jamás en un estudio, motivo por el que hay que disfrutar de la cantidad y pelaje de los riffs que nos ofrece Neal Schon en "Eclipse". Efectivamente, parece que el eclipse sin ser total si es parcial cuando el rockerio de Schon oscurece a un Jonathan Cain que está casi todo el trabajo en un segundo plano. Posiblemente esto es lo que ha disgustado a no pocos seguidores de la banda.

Aunque a fuerza de ser sinceros debemos reconocer que pese a todo este disco está compuesto por material puramente Journey desde el comiezo. Himnos como "City Of Hope" no descubren absolutamente nada pero son ideales para engancharte desde el comienzo. Tampoco es que Journey sean una banda innovadora, pero en "Eclipse" tocan palos más duros dentro de lo que es su ermética propuesta musical ("Edge Of The Moment" o "Human Feel") y como es habitual en ellos ofrecen su ración de azucar glass en la balada "Tantra", aunque no tan empalagosa como en otras ocasiones. El eclipse dura sesenta y seis minutos con doce fogonazos de rock melódico , pero son sensenta y seis minutos de calidad y buenas canciones.

Caído en Little Big Horn 

miércoles, 21 de septiembre de 2011

MIRADA RETROSPECTIVA


Bien, aquí tenemos a  un quinteto de rock duro británico más famoso por los grupos a los que varios de sus componentes y ex-componentes estuvieron ligados en el pasado, o después de publicar este disco en 1971, que por su propia música.

Parece ser que cuando se llamaban tiempo atrás "Black Cat Bones", dos miembros de "Free" (Paul Kossoff y Simon Kirke) formaron parte de él. Mientras que el miembro más carismático y dotado de la banda, su vocalista Peter French, lo haría pocos años más tarde en los "Atomic Rooster" de Vincent Crane y en los americanos Cactus de Carmine Appice.

Pero volvamos a 1971. "Decca" publica "Growers Of Mushrooms", un título cargado de referentes lisérgicos al igual que su carpeta. También  la música del álbum posee esbozos de "Pshic", pero el rock duro y el blues rock es lo que mandan en los surcos de este explosivo trabajo.

Sin duda Led Zeppelin o Free son dos bandas por las que Leaf Hound se sentian atraidos, y Peter French era un gran admirador de Paul Rodgers y Robert Plant, pero grupo y cantante desarrollan en este disco un trabajo más que notable, donde sus capacidades no se reducen a copiar a las bandas y vocalistas citados, sino que ponen sobre la mesa un planteamiento sincero, inmediato y bastante original.

Para empezar la producción no es tan cristalina ni tan rotunda como la de los discos de Free o Zeppelin, aquí la falta de dinero la suplen con la fuerza de un disco de esos que parecen grabados en directo en el estudio. Las guitarras suenan realmente asesinas, igualmente en ritmos desasosegadores que en punteos varios lanzados por el duo Derek Brooks/Michael Walls. El primer tema "Freelance Fiend" está repleto de ellos. Pero no es el único, probad suerte con "Downed In My Life In Fear", "Stray" o "Stagnant Pool"; todas ellas innagotables fuentes de salvas de fuego cruzado hard rockero entre las guitarras y una base rítmica que ha sabido absorver Blues rock, psicodélia y prog rock a partes iguales.

Por supuesto que mi preferido del álbum es Peter French. Vocalista de rasgado pero limpio timbre de voz, embadurnado de grandes voces blancas y negras de la década de los sesenta, pero con  "Feeling" y carisma. Su trabajo en "Sad Road To The Sea" es sobresaliente, y en el resto del disco muy notable.

Las comparaciones entre Leaf Hound, Free y Led Zeppelin pueden llegar a su punto álgido en la mencionada anteriormente "Work My Body" y en la siguiente "Stray", aunque finalmente la banda de esta crónica se abandona a postulados más progresivos, a los que "Free" no llegó nunca a acercarse. En el otro tema si que se ven claras maneras al segundo disco de la banda de Page y Plant.

Una curiosidad es el tema que titula el disco, un rock psicódelico que no llega a los tres minutos que causará sensación entre los fans de "Cream" o los "Amboy Dukes" de Ted Nugent. Incluso hay un resuello a lo Black Sabbath en la final "Sawdust Ceaser".
Finalmente deciros que si os haceis con la reedición del disco que publicó "Akarma" hace unos años, os encontrareis con un par de bonus tracks, uno de ellos , "Its Going To Get Better" fue la cara b del single "Downed My Life In Fear" que se publicó en el mismo año que el álbum, 1971.

Caído en Little Big Horn

miércoles, 14 de septiembre de 2011

MIRADA RETROSPECTIVA

Screaming Trees "Sweet Oblivion" 1992

Una de las grandes ventajas de tener una colección tan amplia de discos, es que de vez en cuando puedes recuperar uno de esos discos de antaño que llevas tanto tiempo sin escuchar. Es entonces cuando puedes calibrar la grandeza de la música.
Sweet Oblivion es un gran disco, muy grande diría yo. Aunque suene a frase hecha, es como los buenos vinos, que mejoran con el paso del tiempo.
Fue publicado en plena explosión grunge y por un momento pareció que se iban a convertir en un grupo tan grande como Nirvana. Pero por caprichos del destino o vaya usted a saber porqué, la cosa se estancó aquí y tras su estupendo siguiente disco "Dust", a los Screamig Trees se los comió la implacable rueda del olvido.
El grupo estaba formado por los hermanos Conner. Gary Lee escupía riffs a diestro y siniestro y de su Les Paul surgían punteos cargados de lisergia y misticismo. En la batería, un metrónomo de fascinante y compacta pegada Barrett Martin. Y en el micro Mark Lanegan, uno de los mejores vocalistas de su generación, capaz de pasar de claustrofóbicos tonos bajos a explosiones de contenida emoción y desgarradora belleza, como en"troubled times" todo un catalogo de buenas maneras a la hora de expresarse con el instumento más natural que existe, la voz. Capaz de dotar de un aura espectacular a fantásticas canciones. El disco consta de 11 temas, todos ellos de un nivel mágico que a día de hoy sigue resultando asombroso, "Shadow of The Seson”, “Nealry Lost You”, "Dollar Bill", "Buterfly" hay que confiar mucho en un disco como para colocar una maravilla como "No one knows" en penultimo lugar del disco......
Sweet Oblivion es uno de los mejores discos de la marejada grunge y posiblemente sea el "menos grunge" de todos ellos. Un disco que bebe de las mejores fuentes del HardRock y la Psicodelia clásicas, nombres como Black Sabbath o Neil Young y sus Crazy Horse se sentirían orgullosos de haber firmado esta colección de joyas............... Un Disco Perfecto y Maravilloso !!!!

BERIBOOGIE


"Sweet Oblivion" se ha convertido en un disco atemporal. Salió en el momento adecuado al mercado, cuando el rollo "Grunge" rompia moldes. Pero nunca lució también como lo hicieron los trabajos de otros compadres de lamentaciones tipo Nirvana, Soungarden o Pearl Jam. Quizás su sonido cargado de referentes psicodélicos no acabó de cuajar entre las huestes avidas de puntapies directos como "Smell like teen spirit", pese a ello contaron con un hit tan cojonudo y pasado en la "MTV" como la pluscuamperfecta "Nearly Lost You".

Mark Lanegan además poseia una voz capaz de arrastrarnos por diferentes estados de animo, tanto en los momentos en los que buceaba buscando notas bajas tipo "For Celebrations Past" , hasta en los que  rockeaba como un auténtico salvaje, en este caso "The Secret Kind". Otra de las cosas que más me gustaron siempre de los Screaming Trees y de este disco era el sonido de la sección rítmica. Sobreto la batería de Barret Martin, el tio debuta en este disco y su sonido es brutal; ya sabeís que veniamos de una década en la cual las baterías llegaron a saturar, el sonido en "Sweet Oblivion" de este instrumento es todo lo contrario, dinámico y aparentemente sencillo, pero ahí reside su grandeza.

Las guitarras como comentó Beriboogie en esta misma crónica, alcanzan casi el punto álgido (Con el permiso de "Dust") en este disco, y son capaces de estremecernos de mala manera en temas tan diferentes como "Winter Song" o "Julie Paradise".  Dos de las irresistibles perlas de una banda de la que desearíamos saber noticias buenas, algo que sospechamos no va a ocurrir.
Por cierto, "Sweet Oblivion" es mi disco favorito de lo que se llamó "Grunge", quizás deberia de haber empezado por ahí...
Caído en Little Big Horn

miércoles, 7 de septiembre de 2011

BOB SEGER.El bufalo de Detroit!!

Cariñoso apelativo con el que se conoce a Bob Seger allá en los USA, país en el que es considerado un gigante de la música a la altura del trío de Ases que conforman el trono del Rock Americano de las últimas décadas, es decir Sprinsteen-Mellencamp-Petty.
Nació en Detroit en 1945 y ya desde jovencito descubre la música de la British invasion con los Stones a la cabeza y sobre todo de la black músic de la que se siente desde un primer momento atrapado. Se empapa de los discos publicados por ilustres sellos como Stax y Motown y de artistas como Solomon Burke ó James Brown, una de sus mayores influencias.
Tras innumerables proyectos de bandas escolares y juveniles, Seger y su recién formado grupo "Bob Seger System" editan su homónimo debut en 1968,impactante disco que todavía hoy en día sorprende por su fuerza y frescura. Seger se encarga de guitarras y teclados además de cantar de una forma superlativa. Soul sicodélico,Rocknroll dan forma a una serie de temas aplastantes que hace que la repercusión sea considerable,sobre todo en directo.

"Noah" del 69, baja y de qué manera el listón. Seger deshace la banda y a punto está de dejar la música,lo que gracias en parte a su amigo y mano derecha Punch Andrews no se lleva a cabo. En el 70 y despues de reformar la banda se publica "Mongrel" uno de sus discos más logrados. Rock'N'Soul vitaminado a base de una orgía de órganos,guitarras y la espectacular voz del "Buffalo". Temas para el recuerdo "Song to Rufus","Evil Edna","River deep,mountain high" y el resto de un disco espectacular.
"Brand New morning" (1971) supone el último paso del Bob Seger System y flojea y bastante al lado de su predecesor,tanto es así que no gusta ni siquiera a su creador.
Esta vez no piensa en dejar la música, deshace la "System" y cargado de autoconfianza graba "Smokin O.P.'s" (1972), el tiro da en la diana y de qué manera."Bo Didley","Love the one you're with","Let it Rock" y así hasta 7 revisiones de temas ajenos de los que Bob se apropia hasta hacerlos suyos. Sólo dos son de cosecha propia "Someday" y la trepidante "Heavy Music" todo un homenaje a la escena musical se su ciudad natal.
En menos de un año dan forma al brutal "Back in 72", a precio de oro hoy en día y el disco lo vale. Mantiene el tono negroide característico en su música pero el cambio es evidente. El disco sorprende por su luminosidad. Una producción más nítida, coros celestiales y el piano gana terreno sobre el órgano. A partir de aquí nace la época dorada para Seger,su música va ganando poder y lirismo,van apareciendo esas melodías tan irresistibles que han caracterizado a gran parte de su tremenda colección de clásicos entre los que están "Rosalie" y "Turn the Page" temas destacados de un LP más que destacable.
Para su siguiente "Seven" su nombre viene acompañado en portada por la SILVER BULLET BAND grupo que le acompañará en las mejores páginas que ha escrito el Buffalo de Detroit. En Seven se adentra en el terreno del RockNroll blanco,sin abandonar el soul. Las guitarras ganan en presencia así como al aparición del saxo,elemento fundamental a partir de ahora. Titulos para la historia del Rock : "Get out of Denver","Need Ya","Upper midle class" hasta nueve composiciones de cosecha propia para un disco clásico.

"Beatiful Loser" (1975), le acompaña su nueva banda más el apoyo de la Muscle Shoes Rhythm section todo un derroche de músicos de altisimo nivel, lo que explica el tremendo punch y genialidad de un tema como "Katmandú" punto ágido en sus conciertos. La Silver Bullet es una eficaz y portentosa banda de acompañamiento lo que queda demostrado en el LP "Live Bullet",doblel disco de majestuoso contenido y sonido. Seis grandes músicos comprometidos con el sonido de la banda y más importante , disfrutando y haciendo disfrutar. En una época en que toda banda importante grababa su doble disco en directo,ellos con Live Bullet se sitúan a la altura de los grandes. La relectura que hacen de algunos de sus mejores temas,alcanza un climax que a día de hoy sigue siendo igual de excitante que hace 35 años.
Por ésta época la prensa musical en USA entra en una estúpida batalla por ver quien es mejor,la Silver bullet ó la E Street band ó Seger es peor cantante que Springsteen, que acababa de publicar Born to Run. Cuando algo es tan grande resulta una pérdida de tiempo estas comparaciones, y además las balas plateadas de Seger nada tenían que temer de ninguna otra banda de Rock. Sencillamente eran imbatibles en un escenario. Drew Abbot en las incandescentes guitarras, Alto Reed con su saxo capaz de dotar a las canciones de absolutos clímax sonoros,Robyn Robbins al piano,Chris Campbell y Charlie Allen Martin en la sección ritmica conformaron una de las mejores bandas de Rock que han pisado escenario alguno.
En el 76 y despues de una agotadora gira por todos los States graban "Night Moves" quien arrastrado por el sulfuroso Live Bullet escala en la lista de ventas situando a Seger en el trono compartido del RockAmericano. El disco está cargado de singles como la propia Night Moves,power balad cálida y rutera. Una fórmula que repetirá en innumerables ocasiones con resultados casi siempre soberbios. "Rock N roll never forget","Ship of fools" son algunas de las canciones que conforman un LP rico en emocinantes canciones.

La maquina sigue funcionando estupendamente en su siguiente, "Stranger in Town"(1978), que aporta una nueva colección de clasicos indiscutibles al Rock,todas ellas relegadas a un 2º plano por la que posiblemente sea la canción más conocida del Genio de Detroit, "Old time RockNroll" todo un himno generacional y a día de hoy una de las canciones más pinchadas en la FM Americana.
La S.B.B. con Seger a la cabeza se encierra en un estudio de Miami a registrar su siguiente disco con la misma dinámica que su antecesor,es decir perfectas RockSong y medios tiempos de irresistible belleza y sentimiento. "Against the Wind" (1980) es el resultado,escala inmediatamente al nº1. Otra tremenda colección de gemas en forma de canción, "the horizontal bop","Her strut" la misma "Against the wind",la irresistible "Betty Lou's gettin out tonight" ó esa ya legendaria "Fire Lake" uno de los temas más emocionantes jamás escritos. A éstas alturas Bob compone la totalidad de los temas y el disco y el estado impresionante de forma del grupo en el escenario sirve de perfecta excusa para grabar un nuevo directo.
"Nine Tonight" no deja lugar para el relax,incandescente doble LP live que el que esté grabado de dos conciertos diferentes no significa handicap para obtener una vez más un resultado impactante como lo demuestra el gran nivel de ventas del LP.
El estrellato en el que están situados sienta mal a alguno de los componentes de la S.B.B.

"The Distance" se publica en el 82 con la banda totalmente reformada,sólo aguantan Alto Reed y Chris Campbell. En el disco aparecen músicos de sesión de gran prestigio como Waddy Wachtel ó Roy Bittan. Este no es el único músico de la órbita de Springsteen que aparece en el disco, tambien lo hace Jimmie Lovine como productor. El resultado es un disco más relajado,alejado de la potencia de anteriores discos,aunque su resultado sea gratificante . Antes de la quema Seger desaparece por un largo período, cuatro años.
Su vuelta tampoco es para echar cohetes. "Like a Rock" abraza descaradamente las corrientes musicales cercanas al RockMelodico,un cambio poco disfrutable con momentos "impactantes" en sentido negativocomo en Tightrope. El resultado es un disco disfrutable pero no excitante para entendernos.
Bob Seger y la S.B.B. no dan señales de vida nuevamente hasta el 91 con "The Fire inside" donde remontan el vuelo sin alcanzar las cotas de antaño. Pese a los peros, el disco tiene momentos brillantes como la final "she can doanything wrong".
 En el año 1995 y a los 50 años de edad publica "It`s a mystery" disco poco más que anecdótico,buen disco para oir más que para escuchar, aunque siempre puedes rescatar esas tonadas que tan bien sabe parir el Buffalo de Detroit.

 Instalado en un semiretiro, tarda 10 años en publicar nuevas canciones. y ésta vez sí, recupera parte de la magia e inspiración que tuvo antaño. "Face the Promise" es su mejor disco desde el lejano Nine Tonight. Demuestra que en puertas de la tercera edad todavía es capaz de sorprender y emocionar como en "NO MATTER WHO YOU ARE" excelente broche que no punto final a toda una carrera repleta de momentos mágicos. Todo aquello de que el que tuvo retuvo se hace evidente en un buen disco,excelentemente maduro y gratificante............................
Ya para acabar y retomando algo que decía al principio BOB SEGER ¡¡¡¡ debe !!!!! ser considerado como un Gigante de la música porque lo es ni más ni menos. Pocos artistas pueden presumir de tanta colección de clásicos y de joyas, obras maestras en forma de canciones superlativas. Sirva éste inacabable tocho como homenaje a un increíble músico y sirva tambien para acercarnos más la obra musical de un GENIO en un país donde no es lo suficientemente valorado.

BERIBOOGIE

jueves, 1 de septiembre de 2011

CHEAP TRICK. Una vida entre el pop de guitarras y el rock duro


Aunque está claro que son una banda setentera y su época de esplendor fue precisamente ésa, su cordón umbilical hay que verlo y cortarlo más atrás, concretamente en 1969.
Este año es en el que dan a luz a los Fuse, grupo de Rockford (Illinois) liderado por el bajista Tom Petterson (9 de Mayo del 50) y el excéntrico guitarrista Rick Nielsen (nacido en Rockford en 1946). Estos músicos estaban completamente influenciados por la British Invasion y fueron otros de los tantos que intentaron emular a sus dioses particulares, que iban desde los Yardbirds a The Who, pasando por Led Zeppelin, The Beatles y particularmente The Move, la banda liderada por Roy Wood, que era escasamente famosa en Estados Unidos, pero que influiría muchísimo a los futuros Cheap Trick.

Una vez Fuse publican disco, cambian su nombre por el de Sick Man Of Europe que les durará hasta 1973, en el que mutan por el que les dará fama y prestigio: Cheap Trick.
Junto al nuevo nombre de la banda, llegan primero el batería Bun E. Carlos (12 de Junio del 54) y el vocalista Robin Zander (23 de Enero del 52) después. A mediados de esa década la formación definitiva ya está completamente rodada gracias a las continuas giras, abriendo para bandas que ellos admiraban (Kiss, Queen, The Who o la ELO), lo que les hace ganarse el favor del productor de los Aerosmith Jack Douglas, que les pone un contrato sobre la mesa y la grabación de su primer gran clásico en el que mecían todos los estilos que el grupo amaba, desde el rock duro hasta el power pop, pasando por el glam.


A partir de ese momento todo les fue sobre ruedas, completando esa década gestando obra maestra tras obra maestra ("In Color", "Heaven Tonight" y "Dream Police"), con giras multitudinarias por el país del sol naciente, que les llevaron a lo más alto de medio mundo y a encabezar giras mastodónticas de alto calibre. Pero como en esta vida nada es eterno, a comienzos de los 80 la buena estrella se fue apagando hasta dejarles a media luz primero y completamente a oscuras después. "All Shock Up" cosecharía ventas decentes, pero empezarían una cuesta hacia abajo que parecía no tener fin, con discos ciertamente irregulares ("One On One", "Next Position Please" y "Standing On The Edge"), con el que pasaron de ser cabezas de cartel a telonear a bandas emergentes como Mötley Crüe, hasta tocar fondo con un disco tan lamentable como "The Doctor". Maquillaron su sonido de rock Aor con "Lap Of Luxuri" y el tema "The Flame", y en los 90 "Busted", "Wake Up With The Monster" y "Cheap Trick 97", los devolverían sanos y salvos para otra vez ser grandes en el nuevo milenio.

DOS IMPRESCINDIBLES:

DREAM POLICE 1979
Finiquita una década y cierra el circulo de fuego que forman sus tres anteriores discos con nota sobresaliente. Nuevamente Tom Werman produce unas canciones impecables de principio a fin. No hay espacio para los temas mediocres. Desde la inicial y exagerada ·Dream Police" hasta el final con la tremenda "Need Your Love". La dramática y rockera "Way Of The World" es otro de los ases de este discazo, que guarda comodines hard rockeros ("The House Is Rockin'") o las epopeyas sónicas, "Gonna Raise Hell", otro de los inolvidables de su repertorio. Pero esto no es todo, el power pop y el Aor se besan en la boca en la inolvidable "Voices", uno de los picos más altos a los que haya escalado la voz del gran Robin Zander.

IN COLOR 1977
Primera obra maestra, un perfecto decálogo de power pop rabioso al mismo tiempo que melódico e inteligente. Si el germen de un estilo que explotaría en los setenta lo empezaron a incubar The Who y Easybeats, los Cheap Trick se encargaron de propagarlo gracias a la garra y tesón de composiciones tan acertadas y redundantes como la incendiaria "Hello There" con la que abrían y cerraban sus conciertos (transformada en "Good Night") o las comerciales y pegadizas "I Want You Want Me" y "Southern Girls", dos grandes éxitos sobretodo en Japón. La primorosa y emotiva "Downed" junto a la brillante y dinámica "Come On Come On" figuran también entre las genialidades  de esta segunda obra de la que tampoco debes perderte las roquerísimas "Big Eyes" y "Clock Strikes Ten".

CUATRO ELEGIDOS:

ROCKFORD 2006
Tras lustros de irregularidad vuelven con una brillantez en sus composiciones que no se escuchaba desde "Dream Police". Haciendo honores a su ciudad natal, estamos esta vez si, ante un catálogo de temas a los que no se les puede poner pero alguno. Doce refrescantes himnos de power pop rabioso y contagioso. Canciones perfectamente ensambladas y engrasadas que hacen que el motor de estos veteranos de Illinois ruja como en sus mejores tiempos. "Welcome To The World" es el prefacio de un redondo en el que no existe tregua para la música excelente. "Perfect Stranger" un nuevo clásico que añadir a la colección, y "Come On Come On" tiene más pelotas que varias discografías enteras de grupitos actuales. Y lo mejor de todo, Robin Zander sigue exultante, un eterno veinteañero.

HEAVEN TONIGHT 1978
En esta tercera entrega acentúan el dramatismo en sus composiciones y a las infuencias de Beatles o Badfinger se añaden las de la ELO e incluso de los mismísimos Queen. Pero siguen manteniendo intacta esa originalidad que los acompaña desde su debut, a las que se unen las pintorescas melodías de Rick Nielsen y Robin Zander que escriben el hit single "Surrender" sin despeinarse. Hay cabida también para el pop de corte sinfónico en la atmosférica "Heaven Tonight" y para el rock duro desenfrenado y desenfadado de "Auffidersen". Ahí están gemas tan precisas y preciosas repletas de quilates powerpoperos: "High Roller", "On The Radio", la divertida "California Man" o la musculosa "Teen Competition".

CHEAP TRICK 1977
Vibrante y arrollador debut producido por Jack Douglas. Diez temas que sorprenden por su inmediatez y por una vilurecia muy poco común en aquella época. Amasan varios estilos musicales que van desde el glam de la inicial "Elo Kiddies" o su predecesora "Daddy Should Have Stayed In High School", al power pop Beatle de "Taxman Mr.Thief". El rock duro es el envoltorio de dos caramelos potentes, "Hot Love" y la travestida "He' s A Whore", cargadas al unísono de la energía decibélica del incipiente Punk rock. El mismísimo Joe Ramone era fan de la banda y aseguraba que pocos grupos en directo les podían hacer sombra. La tormentosa "The Ballad Of The Tv Violence" y la agridulce pero hermosa "Mandocello" cierran un disco que dejaría huella en generaciones venideras. Que se lo pregunten a Bill Corgan. Disco de 1977

NEXT POSITION PLEASE 1983
"Next Position Please" es su tercer disco en los 80. Tras dos discos decepcionantes vuelven de la mano de Tod Rundgren, que les ayuda a salir momentáneamente del atolladero en el que estaban atascados, gracias a un disco que si bien sigue siendo irregular, recupera en parte el brío y categoría de sus primeras grabaciones. Escaló hasta el puesto 61 de las listas americanas y vio tres singles. "I Can't Take It" es la canción estrella, puro pop vitaminado y super mineralizado, obra y gracia de Robin Zander. Las guitarras de Nielsen vuelven a brillar como antaño, tanto en facetas melódicas creadoras de excelencias ("Borderline"), como en la más agresiva y dañina "Invaders Of The Heart", que contiene un guiño inicial al "My Generations" de los Who. "Dancing The Night Away" es el otro "highlight" de un disco en el que debuta John Brant al bajo.

TRES PERLAS:

CHEAP TRICK 97
En plena demolición del Grunge aparece su plástico número 13 de estudio, "Cheap Trick 97". Apenas hay canas que peinar, pero las cuatro almas que conforman Cheap Trick han sobrevivido a casi todo. Egos, confrontaciones, partidas y regresos...Casi tres décadas de música con sus cuestas empinadas hacia la cima del rock and roll, tan dificil de tocar como fácil despeñarse de ella una vez la coronas. Sin nada que demostrar más que a ellos mismos y con la sapiencia de la veteranía y el beneplácito de las nuevas generaciones (Smashing Pumpkins, Pearl Jam...) este trabajo contiene un buen puñado de canciones que no pueden pasar desapercibidas ¿La receta? La de siempre: buen rock and roll, melodías macizas con más clase que nunca y las cuatro personalidades de unos músicos únicos en su estilo.

SPECIAL ONE 2003
En el nuevo milenio también hay sitio para nuestros amigos que se sacan de la manga un excelente disco rico y variado ¿Es "Scene Of A Woman la mejor canción de la banda? Si no lo es poco le falta a una melodía irresistible y arrebatadora como pocas han grabado, un estribillo a la postre que pone los pelos de punta , una canción que se siente cómoda rodeada de temazos, Las perfectas "Too Much", "Special One" o la espacial "Pop Drone". Tom Petterson y Bun Carlos siguen insuflando ese carácter especial que posee la base rítmica de la banda, como si fuesen unos Moon y Entwistle rejuvenecidos y teletrasportados al año 2000. Rick Nielsen y Robin Zander siguen comandando la nave con rumbo firme hacia "Rockford" su penúltima parada hasta la fecha.

STANDING ON THE EDGE 1985
El último hurra de los años 80. A partir  de aquí los intentos desesperados por volver a estar en nómina con las listas de éxito serán efímeros y estériles, como lo son las colaboraciones de compositores a sueldo en trabajos mediocres como el aoero "Lap Of Luxury" o el inutil "The Doctor", que intentaban recunducir una discografía que empezaba a desinflarse. Al menos en este trabajo aún quedan un buen puñado de canciones que los salvan de la quema. El clásico Jack Douglas y el reputado Tony Platt intentaron con suerte dispar que el disco recuperase el brio de sus primeras grabaciones. A ratos es un trabajo vibrante y equilibrado, lo demuestran en la radiante "Little Sister" o la buenísima "Tonight it' s you" cuyas melodías volvían a recordarnos a los viejos y añorados tiempos pasados.

EL POLIZON:

ALL SHOCK UP 1980
Patinazo en una discografía impoluta hasta ese momento. Un fiasco para la crítica y fans, que fueron casi unánimes al inclinar el dedo pulgar hacía abajo en señal de desaprobación de algunas canciones que en varios momentos rozan la autocomplacencia. Ni la producción del legendario George Martin, ni las técnicas de grabación del ingeniero de "Sargento Pimienta" de los Beatles Geoff Emerick, superan el trabajo anterior de Jack Douglas o Tom Werman. De todas formas, quedan dos clásicos enmarcables en cualquier grandes éxitos que se precie: Las excelsas y orquestales "Stop This Game" y "World' s Greatest Lover" suenan más Lennon/McCartney/ELO que nunca y son las muestras palpables  de que incluso cuando andan faltos de de ideas Cheap Trick son muy grandes.

GRANDE COMO LA VIDA:

BUDOKKAN 30 ANIVERSARY 
Sin duda la encarnación del disco original en directo grabado en Japón que merece más la pena hasta el momento es "Cheap Trick At Budokan 30 Aniversary", que completa en formato audio y dvd el escueto primer directo grabado durante la gira del "Heaven Tonight". A las canciones que en su momento eran diez y que  fueron grabadas un 30 de Abril se le sumaron  las que aparecieron en la segunda versión del Budokan en 1998 y que no fue la definitiva. Desde hace un par de años podemos disfrutar por fin del concierto tanto en dvd com cd que ofrecieron dos dias antes del mundialmente conocido hasta la fecha, y que no puede faltar en la colección de un fan que se digne a llamarse tal cosa.

LA ULTIMA PARADA:

THE LATEST 2009
Seis lustros de música dando vida a dieciocho discos de estudio. Algunas canciones memorables para la historía del Rock y otras que no lo son tanto. Un puñado de obras maestras y un buen número de rotundos fracasos.

Pero en los últimos tiempos "la buena estrella" parece haberse aliado con su causa y Cheap Trick cuenta cada nuevo disco como si del primero se tratara. Nos hemos mal acostumbrado a una docena mínimo de excelentes canciones cada tres años tan frescas y rotundas como las que les hicieron célebres. Las arrugas y los kilos de más que lucen los cuatro tipos que debutasen un lejano año 1975, valen su peso en oro. Al menos en cuanto a la calidad de su notabilísimo nuevo y flamante disco.

La fórmula mágica sigue siendo la misma. Para qué cambiarla, ellos la inventaron, así que de lo que se trata es de jugar con ella, saber reinventarse sobre los mismos patrones y sacar el máximo partido a las virtudes propias y al estado de gracia permanente de los cuatro miembros originales de la banda. En especial, Robin Zander que parece haber firmado un pacto con el mismo diablo. Un veterano como la copa de un pino, con una prodigiosa voz, venerado por varias generaciones que van desde Billy Corgan hasta Wendy Case. Aunque uno sigue pensando que el reconocimiento masivo que algunos tienen aún no le ha llegado al gran Robin. Su voz sigue poniéndonos un nudo en la garganta, "Closer, The Ballad Of Burt And Linda" o la agridulce "These Days" son dos muestras de ello y además puedo atestiguar que ambas son las mejores canciones del disco.

Tras varias escuchas queda claro que "Rockford" está un paso por delante, pero "The Latest" es tan bueno o más que "Special One" y bastante mejor que todo lo que grabaron en los funestos, para ellos, años ochenta."Sleep Forever," te introduce con mucha melancolía en un mundo nuevamente dominado por el powerpop de melodías inverosímiles en unos casos ("Everybody Knows"), facilonas y obvias en otros ("Miracle") e incluso relajantes ("Closer"). Siguen invocando el legado de la ELO y sus trucos orquestales les acompañan en portentosas exhibiciones lírico/sónicas comprendidas en "Miss Tomorrow" y "Times Our Lives".

Si hace treinta años homenajeaban al "Hombre de California", ahora "California Girl" hace lo propio con la "Eva" del estado del Oeste americano en clave de resultón Rock And Roll, dejando los momentos más guitarreros de Rick Nielsen en las breves pero efectivas garras de "Sick Man Of Europe" y "Every Day You Make Me Crazy". Cheap Trick, han sido capaces hasta de autoparodiarse, "When The Lights Are Out" calca los riffs iniciales y finales de "Elo Kiddies", el tema que abría su longeva discografía. Esperamos que bajo el título "The Latest", sólo se esconda eso, un nombre que otorgar a su enésima colección de tesoros y que en tres años regresen con un nuevo cofre repleto de buena y sincera música.

Caído en Little Big Horn