miércoles, 27 de marzo de 2013

NOVEDADES- BARON ROJO "Tommy Baron"



Después de celebrar el 30 aniversario del "Barón" con la formación original, y visto el aterrizaje forzoso de ésta, era el momento de que Barón Rojo, es decir, los hermanos De Castro, volviesen a encender los motores del planeador por excelencia del Rock duro y Heavy Metal patrio. 


En ese nuevo despegue, los "Barones" han trazado una ruta bastante complicada y muy arriesgada ¿Canciones nuevas? No creo que haya demasiados fans de la banda esperando eso. Otra cosa sería que todo volviese a ser como al principio, pero tras lo leído a los protagonistas de la vieja historia parece más que improbable.

portadabaronestommy.hardrockmonsters013

Otra opción hubiese sido un disco de versiones, y en parte lo es, pero no era lo que uno esperaría como tal. Como ya he comentado los hermanos De Castro han tirado por la ruta donde posiblemente encontrarán más turbulencias. Primero, por que la apuesta era arriesgada en lo musical, y segundo porque ya de mano el solo rumor de lo que tenían entre manos estaba mosqueando al personal. 

Ni más ni menos que los hermanos De Castro han elegido para la ocasión hacer una versión integra de la primera "Opera Rock" de la historia (Para ellos, que no lo es), el "Tommy" de los Who. Ya sabéis, la historia del 

chico que se ha quedado sordomudo y ciego por culpa de un trauma infantil.

Y como no, la han hecho en el idioma de Miguel de Cervantes ¡Ole sus cojones! Los de los "Barones" Of Course!! Y eso que lo de la adaptación casi literal del original al español les ha quedado más bien que mal, aunque con matices, hay momentos cuando menos que la cosa no acaba de funcionar.

fotobandapinball.hardrockmonsters013


Pero quitando ese problemilla, "Tommy Baron" no les ha salido del todo mal, y si obviamos lo raro que resulta el comienzo del álbum al escuchar los primeros temas en castellano (ese poco convincente "Un Varon") o los temas cantados por Armando (¡Ay si estuviese el Sherpa!), a los "barones" les ha quedado un homenaje a The Who bastante majo, fallido en algún momento pero majo.

Cabe destacar el sonido de este "TommyBaron", que es tremebundo. La producción de Juan De Dios Martín y Antonio Garcia Oñate es buena, pero posiblemente la mezcla del gran Eddie Krammer tenga la clave del perfecto sonido.

La presentación en doble cd con forma de libro está lograda. La música que siempre es lo fundamental tiene de todo un poco. Buenos momentos como "Overtura", "Navidad" (en la cual los riffs de Armando suplen a los coros originales con acierto) o "La reina ácida", con la tía de Amaral de medium ceremonial cantando de manera excelente.


Fallidas la mencionada "Un Varón", "1921", "Viaje asombroso" (Una pena que la interpretación vocal estropee uno de los pilares del original "Tommy") o "Sally Simpson", esta última lastrada claramente por la voz de un Armando que con la guitarra sigue siendo un hacha, pero que como cantante está para que lo ajusticien con dicha arma.

Las perversas "El primo Kevin" y "Al enredar" no defraudan en su adaptaciones hispanas, y el "Rey del Pinball" lo hace a medias, aunque musicalmente, ninguna pega.

"El parque de Tommy", cantada por el batería Rafa Diaz, está muy lograda, y eso que el tío no tiene una voz muy atractiva.

Musicalmente el disco es similar al original, aunque las acústicas del "Tommy" del 69 son reemplazadas por eléctricas y distorsión.

Barón Rojo tenían ante si un reto, y el hostiazo pudo ser de órdago (Para algunos lo ha sido) . Al final "Tommy Baron" mirado como homenaje aguanta las embestidas del viento, vuela a media altura, con algún problema, pero sin llegar al temido aterrizaje de emergencia.

El Hijo de Ron Keel












jueves, 21 de marzo de 2013

MIRADA RETROSPECTIVA- ENUFF Z NUFF "Animals with human inteligence"


fotoportadaanimalsznuff.hardrockmonsters013

Me acabo de dar cuenta que la semana pasada se cumplieron veinte años de la publicación de este disco. Como sé que no va a ser objeto de una reedición De Luxe con quince canciones extras, demos, tomas en directo y un artwork nuevo desde aquí me gustaría darle un humilde homenaje.


 "Animal With Human Intelligence" nació en un momento muy oscuro para la banda, expulsados de Atco por las bajas ventas del magistral "Strength", con una escena musical a la contra (estamos hablando de finales de 1992) y con Donnie Vie y Derek Frigo con graves problemas con las drogas que incluso habían provocado la marcha del segundo durante un breve periodo de tiempo.

Pero ni siquiera esta situación secó la incontinencia creativa de Vie y Chip Z'nuff que, una vez resueltos los problemas internos, compusieron 70 canciones en muy pocas semanas......¡70 canciones!. Con ese material consiguieron un contrato con Arista conscientes de que probablemente sería su última oportunidad con una "major".

 La grabación fue un infierno, en especial para Donnie que había dejado las drogas en seco causándole un síndrome de abstinencia que le paralizó una pierna y le dejó maltrecho el brazo izquierda durante parte de aquellas sesiones.



fotoenuff.hardrockmonsters013
Una vez finalizado se produjo otro contratiempo: Vikki Foxx planta a sus compañeros semanas antes de la publicación para macharse con Vince Neil, por eso, aunque el toca la batería en todas las pistas no aparece en la portada de la primera edición del disco (aunque si en la foto original que fue convenientemente recortada) por lo que tuvieron que fichar a toda prisa al malogrado Ricky Parent para la promoción y el inminente tour. Finalmente el 9 de marzo de 1993 se edita este "Animals With Human Intelligence". Recuerdo que me lo encontré de morros en una tienda barcelonesa que por desgracia ya no existe (Discos Pelayo). En aquellos días de la era "preinternet" la información estaba realmente limitada. Sabía que estaban grabando un disco y nada más así que aquel momento fue un subidón muy importante, nada que ver con lo que pasa ahora que antes de publicarse nada ya lo hemos oído y lo sabemos todo.


 Corrí a casa a escucharlo (claro, en los coches un radio cd era ciencia ficción todavía) y durante más o menos un mes no escuché otra cosa. Veinte años más tarde puedo decir que de sus tres primeros trabajos es el menos brillante, el más hard rock estandard por definirlo de algún modo.

 Quizás la producción de Vie, Znuff, Phil Bonanno y Ritchie Zito (este último en tres temas) no fue la adecuada pero aún así estamos ante una colección de canciones que lanzadas hoy sería uno de los discos del año.

 Buenos pelotazos hard rock ("Superstitious", "Black Rain", "Master Of Pain", "Rock N World"), canciones que podrían haber reventado cualquier chart si Nirvana y Pearl Jam no hubiesen dinamitado la escena musical ("Right By Your Side", "These Daze"), los típicos guiños a los Beatles que los hacían tan especiales (la psicodélica "Takin' A Ride" en la que toca nada menos que Slash, "One Step Closer To You"....), baladas que sólo componen los genios ("Innocence", "Fingertips") y sobre todo la fantástica voz de Vie y la guitarra de Frigo, uno de los músicos más infravalorados de los últimos treinta años. Pero la historia acabo mal

 Ni las buenas críticas recibidas ni una gira con Poison lograron que el disco no fuera un fiasco comercial y al año siguiente estaban otra vez sin compañia de discos y lo peor de todo, sin Frigo, esta vez definitivamente. Curiosamente en 1994 lograron editar tres discos pero de eso ya hablaré en otro momento.

Dani Luque Bahamonde




jueves, 14 de marzo de 2013

NOVEDADES- ADMIRAL SIR CLOUDESLEY SHOVELL "Don hear it ...fear it"



Con un "Artwork" y una estética 70's que tira de espaldas, tenemos ante nosotros el primer LP de los británicos "Admiral Sir Cloudest Showell".

La triposa portada del álbum ya nos pone al loro de que nos podemos encontrar parapetados en los surcos de este trabajo que saca el sello independiente especialista en "Stoner" rock, Pshic y prog entre otras cosas "Rise above".

portadaadmiral.hardrockmonsters013
Pues bien, se trata de siete temas patea caretos de Rock durísimo "Old School" que dejará como a un abuelo "chocho" a todos aquellos que se nos pone cara de risa cuando escuchamos el nombre de "Blue Cheer", o el de otras bandas que trataron de hacerse un cocido en los 70, y como mucho les quedó para un caldo de pollo. Me refiero a los británicos "Incredible Hog", o los más vendidos y técnicos "Fuzzy Duck", "Captain Beyond" o los suizos "Toad" entre otros, y los más actuales "Black Mountain".


Como los primeros que nombramos, estos ingleses son tres hard rockeros con pinta de fumetas que hace tres  años publicaron un EP llamado "Return to zero".

Luego, ya en 2011 grabaron los siete pepinazos de este disco que se publicó el año pasado, y que como suele ocurrir, es uno de esos trabajos que se le quedan a uno en el tintero y muchas veces por atender a memeces que no merecen demasiados miramientos.

De todas formas, y como se suele decir, nunca es tarde si la dicha es buena, y coño, en esta ocasión vaya que si lo es.



Louis-Comfort-Wiggett, Bill Darlington y Johnny Gorilla son las tres fierecillas indomables que ponen sobre esta guija de Hard rock pesado títulos tan explícitos como "Mark of the beast", "Devil Island" o "Death". Seguro que el mismísimo Aleister Crowley les apadrinaría de estar vivo hoy.

fotoadmiral.hardrockmonsters013


El disco hay que decir de él que suena de puta madre, sin fisuras. Y el trío calavera de marras demuestran una pericia y una pegada total.


Quizás la primera escucha puede dejar un pelín saturado al personal ante tanta amalgama decibélica, pero con la segunda escucha ya te das cuenta del peligro y del malestar general que te producen esta gentuza del Rock.

Velocidad, parones, arreones, cabalgadas de mástil, riffs muy venenosos, bajos desenfrenados, baterías matadoras y voces que nos conducen al caos rockístico es lo que palparás al darte de bruces con temazos de la talla de "Scratchin'& Sniffin", que recuerda a los Sabbath un montón, o en "The last run". "Killer Kane", el corte que cierra esta sesión espiritista con el mejor rock "Stoner" setentero es realmente asombrosa.

No los conocía ¡Maldita sea! Pero estos pavos hacen sonar a los estupendos Wolfmother o a los prometedores "Rival Sons" como a una banda de Rock melódico.

Su música quizás esté más cerca de unos "Black Mountain" o de los "Witchcraft", no se, el caso es que estamos ante un gran debut. Lo juro por mi puñetera cabellera!! 


Caído en Little Big Horn








jueves, 7 de marzo de 2013

HAREM SCAREM "Voice of reason" MIRADA RETROSPECTIVA

-->
Si “Mood swings” supuso un giro a un sonido más hard rockero y personal que el del debut, la tercera obra de los canadienses Harem Scarem demostró que Hess y Lesperance no son la clase de músicos cerrados a lo que les rodea ni de los que se conforman con repetir la misma fórmula, algo de lo que han hecho gala a lo largo de su carrera. 

haremportada.hardrockmonsters013Con un giro arriesgado e innegablemente influidos por una época en la que predominaba un sonido tan oscuro y gris como la portada de su nueva entrega, “Voice of reason” fue el disco que provocó un cisma entre los fans, y es que si bien siempre se ha asociado el rechazo a cualquier indicio de cambio al público netamente metalero, el panorama melódico puede llegar a ser igual de intransigente. 

El caso es que, polémicas aparte, “Voice of reason” es un disco extraordinario, en el cual Lesperance se volcó por completo y firmó su trabajo más intenso, rico y espectacular a la guitarra y Harry Hess, aparte de su solvencia habitual a la voz, firmó unas letras inspiradas como nunca. 

El tema título, cuyo ritmo inicial casi podríamos decir que tiene una estructura progresiva, desemboca en un riff de cariz oscuro y pesado pero a su vez ofrece una luz cálida en estribillo y puente que precede a uno de los grandes solos que nos deja Lesperance. Se puede decir que es la tónica que sigue el disco.

 “Blue”, el elegido como single y del que se grabó un video clip también diferente a lo habitual, con una elegante intro a capella puede que fuera el tema con más posibilidades comerciales, gracias sobre todo al enfoque vocal por parte de Hess y otro de los solos para enmarcar de Pete.


fotoharembanda.hardrockmonsters013
  En general es un disco homogéneo, de los que da gusto escuchar de principio a fin, pero podemos destacar perlas como “Warning a frozen rose” con un piano lírico como apertura y una de las letras más inspiradas que nunca haya firmado Harry Hess sobre una relación dañada sin remedio y dos partes que se resisten a verlo; “Breathing sand” cuyo título ya habla por sí mismo y en el que parte de los coros pueden traer fácilmente recuerdos de Queen (ese “Love-hate affair”); la atmósfera pesada y casi opresiva de “Candle”, que da un giro en un estribillo melódico magnífico (como curiosidad, la versión acústica incluida en la edición japonesa no desmerece a la eléctrica); “Untouched”, vuelve a sacar lo mejor de la pluma de Hess y musicalmente está dominado por completo por el wah de Lesperance y un luminoso estribillo arropado por unos arreglos acústicos de fondo de los que enriquecen y embellecen.

 Y en cuanto al terreno de las baladas, tampoco tenemos cortes al uso: “Let it go” parte de un inicio en el que Lesperance utiliza un sonido poco habitual en la guitarra como si de un teclado melancólico se tratara y acompaña al tema a modo de arreglo durante todo su desarrollo, y para cerrar “Necessary evil”, un perfecto broche del que siempre he admirado ese pequeño arreglo de piano al fondo. 

Es difícil plasmar las sensaciones que transmite este disco con simples palabras, los matices y arreglos que tiene se van apreciando conforme más escuchas se le da y es de los que, si te agarra, jamás te soltará sin importar cuantas veces acudas a él.

Albytor







viernes, 1 de marzo de 2013

NOVEDADES-STEVEN WILSON "The raven that refused the light"







-->
Bueno... algunos ya sabeis de qué va este tío… o no. Al despiste, como siempre. Este culo inquieto siempre nos depara sorpresas. Y, esta vez, toca volver a los orígenes. Si, amigos, este señor se ha marcado un disco 70’s por los cuatro costados. Nos alejamos de la experimentación, de los minimalismos y de otras zarandajas que, la verdad, a veces empezaban a aburrir. Echa mano de sus influencias… de esas influencias que le adornaron en sus primeros tiempos, y se da un homenaje setentero. Muy agradecidos, Sr, Wilson, algunos empezabamos a abusar de obras maestras como “Selling England By The Pound”, “Close To The Edge” o “Wish You Were Here” por su culpa. Y el abuso no es bueno. Ahora, gracias a trabajos como éste, hay alternativas.

Wilson, que es alumno aventajado en muchos aspectos, no solo musicales, sino técnicos y, además, un tío modesto, se ha echado un socio de lujo para perfilar esta pequeña maravilla que comentamos… un tal Alan Parsons. Seguro que a algunos solo les suena del hipermachacado “Eye In The Sky”, pero a otros, más técnicos como el Sr. Wilson, les sonará, y nunca mejor dicho, de otros menesteres. Es el ingeniero de sonido de este disco.

Y otros colaboradores de lujo: Marco Minneman, un sujeto que a punto estuvo de ser el recambio de Portnoy en Dream Theater…. Theo Travis, un habitual colaborador de Wilson: saxofones, flautas y demás instrumentos de viento… Jakko Jakszyk, un hombre que ha sacado hace poco uno de los mejores álbumes progresivos de los últimos tiempos, junto con Robert Fripp… en fin, un elenco de artistas, si señor.



Vamos a desgranar lo que nos depara esta caja de sorpresas:

LUMINOL – Un tema típicamente prog-70’s, con una fuerte presencia de la sección rítmica, sobre todo el bajo. Por momentos, sobre todo el principio, recuerda a canciones de los Tree de hace algunos años, como esa “Tinto Brass”, instrumental, que casi cerraba su magnífico “Stupid Dream”, aunque a mitad del tema el octanaje baja y, con la voz de Steven ya adornando, nos encontramos con algo distinto… más reposado y cercano a sus últimos trabajos. A destacar esas aportaciones de flauta (Theo Travis) y piano y, acercándonos al final del tema, ese mellotron omnipresente, un artefacto que nos recuerda con qué jugaban los grandes de esto del prog.

DRIVE HOME – Un acercamiento a los Tree más clásicos… si amigos, a esos que a todos nos gustan. La melancolía con un mellotron de fondo se lleva mucho mejor. Siete minutos y medio para apagar la luz y acordarte de éso que pudo ser y no fue….

THE HOLY DRINKER – Un poco de prog-jazz-jam para empezar, virtuosismo (joer, cómo las gasta el Travis aquí)… un tema que dará mucho juego en directo, porque es para lucirse. Y ojito con el ramalazo hard del final del tema, ramalazos que Wilson tampoco pierde de vista.

THE PIN DROP – Reminiscencias de los mejores Génesis, casi parece que la guitarra de Hackett vaya a recordarnos sus afiladas notas, y que Banks ande por allí también… o Rutherford con su doce cuerdas. Si Gabriel se encargara de la parte vocal de este tema, amigos, no podríamos pedir más.

THE WATCHMAKER – Y si de Génesis hablábamos en el anterior tema, éste ya es de manual. Me recuerda a cosas como la inmensa “The Musical Box”, o discos como “A Trick Of The Tail”, donde Gabriel ya no estaba, pero su espíritu sobrevolaba los surcos (esa flauta….). Doce minutos de dulces sueños. Para mí, sin duda, el mejor tema de un disco que pone el listón muy, muy alto.

THE RAVEN THAT REFUSED TO SING – El tema que da título al álbum, y con el que se cierra, bien podría haber formado parte de ese proyecto que Wilson tiene con Mikael Akerfeldt, Storm Corrosion. Es más, el vídeo que ilustra la canción es muy similar al de “Drag Ropes”, del disco de Corrosion: una historia oscura, invernal, triste… un final muy adecuado para un disco soberbio.

En general, me parece más un álbum de Porcupine Tree que de Wilson… qué coño, ESTE es el álbum que los Tree tendrían que sacar. Y si lo hubieran sacado en 1972, no sé de qué estaríamos hablando...seguramente, de un clásico. Mucho de los grandes de los 70. Mataría a quien fuera porque Wilson hubiera convencido a Gabriel para ocuparse de la parte vocal. Si lo hizo, con Parsons… por qué no con el Maestro ?

Quizá algún día…


Ritchie Moreno