jueves, 30 de mayo de 2013

MIRADA RETROSPECTIVA: SOCIAL DISTORTION "Somewhere Beetwhen Heaven & Hell 1992"

portadasomewhere.hardrockmonsters013

Mike Ness. El Punk Rocker californiano (Aunque nacido en Stoneham, Massachusetts). Un "Looser" del Rock And Roll en toda regla, y posiblemente un tipo que se siente cómodo con ese "eslogan" de Rockero Maldito.
Tengo la impresión de que ese papel de eterno perdedor, una mezcla entre sus adorados Hank Williams y Johnny Thunders le ha venido de perillas al bueno de Mike Ness.

Mike, que estuvo en la trena durante una temporada al igual que su colega Eddie Nichols, se sirvió de esa experiencia para dotar de ese carácter tan especial a su banda de toda la vida : Social Distortion.

En 1978 Ness pone a Social Distortion en la cuadratura del círculo Punk Rockero californiano junto a bandas emergentes tipo "The Germs" o sus colegas de San Francisco "X" y "The Avengers".

Pero lo realmente interesante les empieza a ocurrir con el disco "Social Distortion" de 1990. En aquel trabajo "Story of my Life" era el primer capitulo de la leyenda negra de Mike Ness. Un temazo sin duda...Otra de las canciones de aquel disco era una versión del "Ring of Fire" del inmortal Johnny Cash, venerado hasta el tuétano por Ness, y que le quedaba como anillo al dedo en este disco.



Social Distortion han sido una banda que ha regalado música a sus fans con cuentagotas. La suerte para todos ellos es que Mike Ness nunca los ha defraudado con esa música.

Ni lo hizo la pasada década con el formidable "Sex, Love & Rock And Roll", ni en esta con el comercial y tremendo "Hard Times & Nursey Ryhmes"; y mucho menos en los noventa con el mencionado "Social Distortion", el memorable "White Light, White Heat, White Trash", o el que nos ocupa en estas páginas: "Somewhere Betwheen Heaven & Hell".

Un título que juega con el eterno estado de ánimo del siempre ali-caído Mike Ness, y que en pleno "Boom" del Grunge, cuando Pearl Jam y Soundgarden acaban de publicar los imparables "Ten" y "Badmotorfinger", Social Distortion, o lo que es lo mismo, Mike Ness, dan una auténtica lección musical a base de sencillos riffs "Rockanroleros", emotivas melodías y estribillos pletóricos, con un Mike Ness cantando con más rabia y pasión que en sus anteriores trabajos.



Desde la Garajera y pegadiza "Coold Feeling" que empieza las hostilidades , hasta "This Time Darlin" (La versión cd cerraba con la potente "Ghost Town Blues" y el cd para Japón lo hacía con la versión de Hank Williams "Alone & Forkasen" que volverían a grabar para su último trabajo y "Mainliner 1992") serás participe del estado de ánimo de un Ness que llena su música de letras casi siempre pesimistas, logrando que "Bad Luck" o "Born To Loose" se coloquen rapidamente a la cabeza de las favoritas de sus fans.

Es imposible no comulgar con un par de "Ostias" del calibre de "Making Believe" (Versión del artista Country Jimmy Work) o de la descorazonadora "King of Fools"...Rock And Roll triste que alegra el oído...

Otra canción rompe corazones es "99 to Life", algo así como un Rock de Johnny Cash electrificado para que Mike Ness y los Social lo rumien y lo escupan con la fuerza que ellos imprimen a su música. Música con carácter y de himnos Punk californianos como "Bye Bye Baby" o Country Rock amplificado y super mineralizado ("When She Begins") que sirvió para que el álbum vendiese casi trescientas mil copias, algo que no estaba nada mal para una banda casi de culto como Social Distortion. Dentro de una nueva década que iba a poner patas arriba la escena Rockera, podemos decir que Social participaron activamente para que ese cambio fuese posible.

Caído en Little Big Horn





jueves, 23 de mayo de 2013

NOVEDADES: LEROY POWELL & THE MESSENGERS "LIFE & DEATH"


portadapowell.hardrockmonsters013
NOVEDADES
Las dos caras del Rock and Roll. Por un lado la triste, melancólica y acústica. Su reverso es agresivo, pendenciero y Sureño.

La portada del disco ya ejerce de juez sobre esas dos facetas del Rock and Roll. Sobre la vida y la muerte, como reza el título del álbum.

 Dos tipos frente a frente, el de blanco y el de negro, como en el "Séptimo sello", jugando una partida de ajedrez y enseñándonos efectivamente las dos caras que conviven en este nuevo trabajo del rockero de Redlans (California). 
Una blanca y otra negra, luz y oscuridad, vida y muerte...


Powell no es un alma neófita en esto del Rock. Fue el hacha de las seis cuerdas en "Put the O Back in the Country" y "Electric Rodeo", los dos mejores trabajos del vástago de Waylon Jennings: Shooter Jennings.

 

Luego se lo empezó a montar en solitario y junto a su banda "The Messengers", pasando por caja con varios discos de Rock de pelo en el pecho, heredero de Montrose, Grand Funk o los garrulos sureños Black Oak Arkansas.

Esos discos son "Atlantis" y "The Snowblind Moonshine Deathride", y cualquier tipo que presuma de llevar tatuadas las siglas RNR en su alma debería de poseerlos.

Leroy Powell ya había demostrado sus dotes con la "Slide", "Dobro" y "Lap-Steel" con Shooter Jennings, demostrándolo nuevamente en "Life & Death", sobretodo en la primera parte del disco, que es la más acústica.

En temas como la inicial "Satan Put on my Tab" o su predecesora y "Bittersweet" "I´ve got you Where I Want You".

La tristona "It Hurts to Mutch to Cry" es una de las estrellas relucientes de este trabajo. Country Rock tratado a lo "Crooner" por Leroy Powell y con unos arreglos orquestales que le añaden épica a este temazo que también es engatusado por el Soul de mediados de los sesenta.


"Send me Out the Door" es otro de los temas country con todos los ingredientes que ponen cachondo al fan medio de ese estilo, y además con cierto regustillo a Johnny Cash.

Con "You´re Driving me Count my Every Loving Mind" este "Life & Death" empieza a resucitar...Con un genial "Roots-Rock" entre Steve Earle y Neil Young; fantástica, genial...

El cambio radical llega con "Cannonball", entre el garaje bien pulido y el Rock de alto octanaje "Super"...En lo que va a quedar de álbum ya no habrá paradas para repostar.

Así que quedarse sin aliento y disfrutar de un Leroy Powell a lo ZZ Top en "Straight Up" o de un cruce entre Montrose y Skynyrd en "Give me What I Need" es tan seguro como que Athens pertenece al estado de Georgia.

Y de aquí hasta el final "Life & Death" es un sin vivir de riffs, Blues Rock pesado, "Southern" y "Hard Rock" que te deja sin resuello. Tan solo la fabulosa "The Searcher" te da un pequeño respiro, y ojo con ese final con "The Agent of Death" donde el "Over my Head" de los King´s X planea sobre nuestras cabezas, tan genial como inesperado..."Life & Death", una hermosa agonía de disco ¡Y que gran disco!

Caído en Little Big Horn






jueves, 16 de mayo de 2013

MIRADA RETROSPECTIVA: BLACK CROWES- By Your Side

portadabyyourside.hardrockmonsters013
Recuerdo perfectamente cuando los "Cuervos Negros" publicaron este trabajo. Fue recibido con disparidad de opiniones por la crítica y muy bien por los fans de la banda.


Habían pasado tres años desde su último disco y el grupo aparecía en la portada con un cambio de "Look" total en comparación con sus anteriores trabajos.

Los ropajes blancos sustituían al atuendo negro y tirando a lúgubre de sus dos primeros discos. "En "Three Snakes & One Charm", y concretamente en aquella gira Chris Robinson lucia una barba más profunda que la de John Lennon en los primeros setenta.

Ahora el ropaje blanco inmaculado de la banda sobre un luminoso azul, la pulcritud que lucían los hermanos y la banda, y la producción de Kevin Shirley buscaba un giro importante para los Crowes tras dos discos introspectivos como "Amorica" y "Three Snakes & One Charm"...

Pues si, algo cambió. La banda volvía al sonido más directo, al de su primer trabajo. Las canciones todas estaban copuladas por los hermanos Robinson, de la primera a la última.

fotobanda.hardrockmonsters013
Johnny Colt hacía tiempo que era historia y Sven Pipien intentaba hacerse un hueco en el seno del grupo arrancando notas a su viejo bajo.


Steve Gorman seguía siendo el metrónomo con sabor a clásico que los Crowes mantenían  a las baquetas, mientras que el teclado era otra vez para Eddie Harsch, el tío que nos hacía mover algo más que los pies en "Remedy" o "Sitin´Me".

"By Your Side" era un álbum que no podía empezar de mejor forma que con "Go Faster". Inmediata y agresiva, con la pasión y fuerza de los singles triunfadores de sus dos primeros trabajos, Robinson soplaba su armónica con gracia entre los riffs y punteos de su hermano cantando con un feelin tremendo, como los grandes, Chris ya estaba a la altura de otras leyendas a las que solo unos pocos años antes tenía pegadas en su pared.

"Go Faster" terminaba ganando por KO técnico, pero perdiendo a los puntos con su predecesora, la matadora e inmortal "Kickin´My Heart Around". El tema patea algo más que el corazón del que lo escucha. Los Crowes más fiesteros y feroces en un comienzo de disco desde el "Southern Armony & Musical Companion". Habíamos tenido que esperar siete largos años y la espera había merecido la pena.

"By your side", el tema que titula el disco rebaja la tensión buscando un  "Jealous Again" que casi conseguía, era y es un temazo.

Los Crowes con apetito más "Soul" y los guitarrazos que despachaban en "Amorica" pican a la puerta en "Horsehead", trayéndose con con ellos las extraordinarias voces de las coristas Cindy Mizelle, Tawatha Agee, Brenda White King y Vanees Thomas, que repiten su pasión "Soul" en la comercial y resultona "Only A Fool", que en las listas rockeras americanas llegaría al número siete, y al tres en Canadá.




Solo un año después los Black Crowes girarían con Jimmy Page en una serie de conciertos que quedarían plasmados en varios vinilos, oficiales y no oficiales.

Para él, o por él parece compuesta la excitante "Heavy", otro temazo repleto de riffs pesados, contagiosa letra y memorable estribillo.

"Welcome To The Goodtimes" muestra a unos "Stonianos" Crowes con vientos acompañando la melodía, y anticipa esta canción lo que escucharemos con claridad en el siguiente disco en estudio "Lions".

fotocrowes.hardrockmonsters013El rock pesado era convocado por los cuervos en "Go Tell The Congregation", mientras que en "Diamond Rings" volvían a caminar por la pasarela musical creada por los Faces unas décadas atrás.

Quizás "Then She Said My Name" y "Virtue & Vice" desvirtuaban y deslucían los blancos ropajes que los Crowes se gastaban en este disco, pero sin llegar a desteñir, cerrando un trabajo impoluto y que daba carpetazo a una grandísima década. En el año 90 los Crowes eran unos perfectos desconocidos y diez años después ya eran clásicos del rock and roll.

Caído en Little Big Horn










jueves, 9 de mayo de 2013

NOVEDADES: TOM KEIFER "The Way Life Goes"


keiferfoto1.hardrockmonsters

fotoportadakeifer.hardrockmonsters
De verdad que echaba de menos a este tío. Hace muchos años que llevaba jurando que tenía un montón de canciones y que cuando llegase el momento las grabaría.


La verdad es que Tom Keifer llevaba haciéndose de rogar casi 20 años, al menos en hacer acto de presencia con nuevo material.

Atrás parecen haber quedado sus casi eternos problemas de cuerdas vocales, y los conflictos con la industria discográfica. 
No se el motivo del porqué Keifer ha renunciado a Cinderella, sobre todo cuando en los últimos años lo hemos visto girar con el grupo de su vida (Todavía recuerdo la memorable noche madrileña de hace tres años).

Pero deberíamos recordar que el 90 % de Cinderella es Tom Keifer.


Pues el carismático vocalista (Un tío que ha puesto su voz a "Long Cold Winter" y "Heartbreaker Station" merece ese calificativo) debuta en solitario con catorce canciones y casi una hora de música.

Desde luego que después de tantos años de sequía se merecía un buen chapuzón con éste "The Way Life Goes". Y es que el disco amigos míos empieza en la misma estación en la que se apearon los Cinderella y que ilustraba la carpeta del mágico "Heartbreaker Station". Y "Solid Ground" es una memorable manera de recordarnos como se las gastaban los de Philadelphia en aquel trabajo...Do you remember???...

En cuanto suena el riff arpegiado seguido del alarido de Keifer nos damos de bruces contra un muro de puro Hard Rock & Roll americano, emocionante y con unas melodías grandiosas desorbitadas por un gran estribillo pintarrajeado lujosamente gracias a unas voces féminas que ya disfrutamos en el glorioso pasado de "Shelter Me".


A continuación "A Different Light" nos perfuma con sus aromas de balada-medio tiempo de corte moderno, olor a alquitrán de carretera americana y estribillo AOR ochentero. Otro tema muy bueno.

"It's Not Enough" nos vuelve a llevar a los Cinderella , quizás a los de su último trabajo, el infravalorado "Still Climbing". Otro tema adictivo.

Seguramente si Cinderella hubiesen grabado un álbum post-"Still Climbing"poseería alguna canción del tipo "Cold Day in Hell".

 Puro Rock & Roll Stoniano altamente comercial y con un toque Blues Rock fenomenalmente cantado por Keifer que además sopla la armónica con bastante gracia.

Las primeras baladas llegan muy pronto y por partida doble, sobretodo por que no hace tanto del primer tema lento. "Thick & Thin" y "Ask me Yesterday" satisfarán a los fans de Cinderella que todavía sienten algo al escuchar "Don't Know What you Got (Til'Its Gone)".

Aerosmith siempre han sido una referencia para la música de Cinderella. Tom Keifer nunca lo había plasmado con tanta pasión y claridad como lo hace en este disco.

La primera que se deja escuchar es la efectiva "Fools Paradise", que tiene un esquema similar al de "Livin' on the Edge" de los Aerosmith comerciales del "Get a Grip".

Habrá muestras más adelante de la influencia de los "Toxic-Twins" en los dedos y en la garganta de Keifer...


fotokeifer.hardrockmonsters

...Llega el turno de "The Flower Song", una "Road Movie" rockera con ritmo pausado, super elegante ella. Sus arreglos de piano "Wurlitzer", slide y acústicas compiten con la garganta de Keifer a ver quien se lleva el gato al agua.


Volviendo a la banda de Boston,  la vena más Aerosmith del solista de Cinderella la muestra en tres ases  de picas incontestables. "Mood Elevator" huele a "Rock in a Hard Place", aquel buen disco en el que Jimmy Crespo nos hacía olvidar (parece mentira) a Joe Perry.

"You Showed Me" es un bonito medio tiempo que te quema como lo hacían las canciones a medio tiempo del fenomenal "Pump"; y "The Way Life Goes" es tan claramente Cinderella como deudora del mejor "Permanent Vacation" vs "Toys In the Attic".

Tampoco nos olvidemos de tres canciones más. La Funk Rockera de alma Soul "Ain't That a Bitch", la "Sleazy" "Welcome to my Mind", un Rock cantado con mucho brío que me recuerda un poco al tenebroso sonido de la Alice Cooper Band, y la final "Babylon", un carnaval Stoniano que mezcla el "Bitch" del "Sticky Fingers" y el "Star me Up" regado por los riffs y la voz de un gran Tom Keifer, que ha tardado lo suyo en volver y que sigue demostrando que su música para Cinderella no fue una casualidad del momento, era y es la música de un gran músico.

Caído en Little Big Horn



miércoles, 1 de mayo de 2013

BLACK N BLUE- "EN LA SERIE B DEL ROCK ANGELINO"





Perdidos en la rueda del tiempo durante mucho aquí tenemos a una de las bandas pioneras del "Metal USA" justo cuando la "NWOBHM" desembarcaba con sus hordas en tierras americanas.
Fueron promesas y en eso se quedaron, aunque firmaron cuatro buenos discos en los 80 y un "Comeback" hace un par de años más que digno.

Ahora son más famosos por Tommy Thayer que por otra cosa. Yo siempre les recordaré por volarme la tapa de los sesos cuando tenía quince años con "Hold On to 18" y "12 O'Clock High".

De Portland a Los Ángeles, y de ahí puede que a ningún sitio...con todos ustedes un extraño caso dentro del Rock Duro ochentero, la historia de un querer y no poder, la historia contada por Carlos Destroyer y el Hijo de Ron Keel, la historia de Black N Blue...!



Aun recuerdo gratamente como me llegó el primer disco de esta banda de Portland, Oregón a mis manos, y como se convirtió en uno de, todavía después de tantos años mis grupos favoritos. También hay que decir que los descubrí de rebote (una en un recopilatorio y otra por la devolución de un disco defectuoso de otro grupo).

Si hacemos un poco de historia, los chicos del actual guitarrista de KISS, Tommy Thayer, se van a probar fortuna a la cuna del rock duro y de las llamadas "Hair metal bands". Fue una avalancha de bandas que tuvieron su oportunidad gracias al éxito de MÖTLEY CRÜE, y el "US Festival". Hollywood era la meca en aquel entonces.

Los Blue, enseguida hacen buenas migas con gente de locales, y encuentran un eficiente manager que hace que Don Dokken realizara su primera demo y este le pasaría la cinta al barbudo caza talentos de "Geffen records", John Kalodner.


THAYER/STJAMES
Eran días de Gloria o comienzos con futuro para estas bandas.

Las revistas americanas, concretamente "Cream" hace un especial sobre esta hornada de bandas, desde "Bitch", pasando por Ratt, los Steeler de Ron Keel y Malmsteen, Armored Saint etc.

A su vez, el capitan de la nave "Metal blade", Brian Slagel", inicia la serie de recopilaciones titulada "Metal Massacre" y donde se empiezan a editar cortes de bandas como Malice, Ratt, Metallica, etc y en el que los Blue tendrán su hueco en el segundo volumen con el tema "Chains around heaven".

El sueño de fichar por una discográfica se hace realidad, y "Geffen" los ficha.
Se ponen todos los medios posibles para que rompan con un gran debut.

Fascinados por bandas de Europa como DEF LEPPARD etc, "Geffen" lleva a los Blue a Alemania por recomendación de Don Dokken, que ya había trabajado en su primer disco allí, y el elegido fue Dieter Dirks que había plasmado una impresionante producción en el "Blackout" de Scorpions".

El resultado es excelente y no me quedo corto afirmando que sigue siendo el mejor álbum de su carrera, aun a pesar de no contar con los apoyos artísticos que bien recibirán en los siguientes discos.

Pero el primer trabajo lleva desde el primero al último tema los mejores himnos de la banda, abriendo con un estruendo con ese sonido "Pyroleppardiano" que buscaban, "The strong will rock", unos coros melodiosos y a su vez fuertes en "Chain around heaven", "School of hardnocks", y el estupendo hit, "Hold on to 18", con un maravilloso Jaime St. James, y que sería llevado a la MTV en formato de vídeo.




En este álbum se hace hincapié en resaltar el potente dúo rítmico que forman Pete Homes a la batería y Patrick Young al bajo. 

Se incluye una versión del clásico de THE SWEET, "Action".

El éxito estaba asegurado y esto hace que teloneen a AEROSMITH en la gira americana, compañeros de discográfica.

Unos meses más tarde darían el salto al mercado nipón, de ahí que se filmara el  concierto de Tokyo en vivo que tardaría en ver comercialmente la luz.

No sería hasta 2005 dentro de una limitada caja recopilatoria con sus primeros cuatro discos.
La rueda estaba en marcha, un año más tarde tendrían que ratificar el éxito obtenido con su segundo disco "Without love".

Carlos Destroyer.





blacknblueportada


En "Without Love" empieza a notarse más las intenciones del sello "Geffen", o lo que es lo mismo, un sonido más comercial para la radio y tv, una imagen más visual.

Geffen pone todas las armas para ello, encabezadas por Bruce Faibairn a la producción, Bob Rock, Mmick Fraser y George Marino.

Se invitan también a algunos músicos de la talla de Mike Reno (Loverboy), Steve Porcaro (Toto) o el trotamundos Adam Bomb.

Completa el team el genial Jim Vallance que co-escribiría con St.James el tema que da título al álbum, "Without Love" y "Miss mistery".

El sonido de los Blue se comercializa y pierde ese toque anglosajón que nos dejaba con buen sabor de boca en su primer disco. Fairbairn venía de terminar los trabajos del 84 de Loverboy, Blue Oyter Cult, e intentar de introducir en el mercado USA a Krokus con "The Blitz".

La ídea era clara: adaptar a los Blue al más puro rock radio americano, pero realmente este disco no cuajó tanto como el primero, aun a pesar de ser el segundo trabajo más vendido de la banda, perdieron a sus fans más metaleros.

Los  temas eran buenos, melódicos contundentes pero no llegan al sonido del primer trabajo. Una sobresaliente cara A con los mejores cortes, "Rocking on Heavens Door", "Without Love", Stop the Lightning", o la baladita "Miss Mistery" que contrasta con la mediocre cara B en la que sólo destaca "We got the Fire".

Se incluyó en el formato cd una versión del "Same Old and Song Dance de Aerosmith. 
Un segundo disco pasto del marketing y que merecía la continuación del sonido de su predecesor.

Después de su lanzamiento vuelven a girar con Aerosmith y más tarde en el tour "Asylum" de Kiss, donde Gene Simmons se cuela en su carrera musical.

Carlos Destroyer











Con un buen "Look", dos guitarrístas y un vocalita solventes, una base rítmica potable y un sello como "Geffen" con John Kalodner apoyando tus discos, el éxito parece cosa segura.

No siempre amigos míos. Black N Blue tenían todo eso pero ni por esas.

Con dos discos repletos de hímnos del mejor "Pasteleo duro L.A." ("Hold on to 18", "Rocking On Heavens Door", "Without Love"...) Tommy Tahyer , St James y demás jamás lograrían abandonar las ligas secundarias, esas en las que abres para los grandes como Kiss o Aerosmith. Una banda utilizada para caldear el ambiente antes de la salida del monstruo de turno y poco más.

Después de descolocar a sus fans con el super comercial "Without Love", Black N Blue, o su sello, deciden volver al Hard-Heavy de influencia anglosajona de su primer disco. La ídea era volver a aquella contundencia pero reservando el sonido más potente de su segundo aĺbum.

Pero en esta ocasión Geffen no repite la costosa experiencia del primer disco (Grabado en Alemania con Dieter Dierks) y la banda pide que Gene Simmons les produzca su tercer trabajo.

Gene estaba haciendo sus pinitos en Hollywood y como productor de discos (Keel, Wendy O Williams) y había hecho muy buenas migas con la banda de Portland emigrada a L.A. cuando Kiss se los llevaron de gira en el "Assylum" tour.
El buen rollo era tal que Gene Simmons participa en tres de las nueve canciones de "Nasty Nasty". "Nasty Nasty", "I Want it all, I Want it Now" y la fresca y mega Kiss "Does She or Doesn't She". Tres hímnos pegajosos, más heavy el primero y pastel los otros dos, que imprimirían cierto caracter al comienzo de este tercer álbum.

No nos engañemos, Black N Blue habían dejado toda su originalidad en su debut, pero eran un buen grupo. Tenían buenas canciones, iguales o mejores que las de muchos de sus contemporáneos, pero la suerte no estaba alineada con su causa.

 Y eso que en lo musical aportaron cuatro buenos trabajos en aquella década de grandes cardados y riffs con sabor a rimmel barato.


Lo que tenía "Nasty Nasty" por encima de todas las cosas eran buenas canciones como "Kiss of Death", que tiene un excelente poso a los Dokken más cañeros.

bandaconsimmons
Simmons y la banda 
El resto de canciones no son para nada deschables, todo lo contrario.

¿Quieres diversión y Heavy Rock americano a raudales? Ahí tienes "12 O'Clock High" y "Do you Wanna to do". Ambas canciones cortadas del mismo centro a cuchillo fino...Potentes, muy potentes y pegadizas. Estos eran los temas por los que Black N Blue deverían de haber apostado...Pero prefirieron jugársela con "I ll Be there for You", una empalagosa balada escrita por el Journey Jonathan Cain que como single y video para la MTV funcionó más bien poco.

El tema en cuestión no era un desastre, pero estaba claro que las baladas no eran el punto fuerte de la banda. Black N Blue eran un grupo para divertirse, melódicos pero también rockeros.

Tommy Thayer demostraba que era un buen guitarrista en los solos de "12 O'Clock High"o "Nasty Nasty", y Jeff Woop Warner lo secundaba a la perfección. La banda se las apañaba bien con temas tipo "Rules" que iban a la caza del sonido de su debut, o de "Best in the West", en la que colaboran Ron Keel, Marc Ferrari y Peter Criss. Esa clase de temas vacilones que bandas como Ratt, Great White o los propios Black N Blue chuleaban petulantemente en discos como este "Nasty Nasty".

Disco con el que ocurriría más bien poco, menos ventas que sus dos antecesores. Luego llegaría una nueva gira con Kiss y otra nueva oportunidad por parte de John Kalodner, que sería la última: "In Heat"...

El Hijo de Ron Keel










 
 ...E “In Heat” sería la última bala que les quedaría a Black N Blue con el sello “Geffen” para alcanzar el éxito. Llegar al millón de copias es a lo que la banda volvía a aspirar, una cantidad altísima hoy en día pero que no lo era tanto en aquella época. 

Bandas como Keel primero, o Britny Fox después lo lograrían, pero los Blue tuvieron que contentarse con el cuarto de millón de copias, más o menos las mísmas que habían vendido con sus tres anteriores trabajos, aunque a la baja disco a disco. Estas son cifras por las que matarían los grupos de Rock actuales.

Pero “Geffen” en 1988 estaba más preocupada de Guns N Roses y de la tropa de clones que atestaban Hollywood, que del cuarto trabajo de unos semi fracasados “Hair rockeros” a los que no acababan de lograr colocar en el mercado como John Kalodner había ansiado cuando los ficho para su sello en el 84.

La apuesta de “Geffen” era tan a la baja por los Blue que pese a seguir contando con Gene Simmons de productor, no les filmó ni un video clip para que lo exhibiesen en la MTV, y sin single ni video la cosa se complica bastante más.

Una pena, caciones como “Rock On” o “Live it Up” quizás podrían haber funcionado...”In Heat” era un buen disco de Rock duro americano. La banda no se decantó por el rollo “Sleazy”, aunque la estética se volvió más callejera, ataviándose St. James y los suyos de ropa vaquera rota y el cuero negro que ya habían lucido en “Nasty Nasty”.



El sonido se comercializó un poco respecto al anterior álbum. El año anterior al lanzamiento de “In Heat” (1987) Def Leppard habían volado los “Charts” americanos con “Hysteria”, producido por John “Mutt” Lange, que a su vez había producido “Back in Black” de ACDC en 1980.

Ambos discos más las influencias de Kiss que Simmons había implantado en los Blue con sus colaboraciones y producción, más algún compositor a sueldo como el colega de Brian Adams Jim Wallace, fueron cogidos para dar la forma a las nuevas canciones de “In Heat”.

Y aunque el resultado no era muy personal si que volvieron a grabar un disco más que digno.
De un lado los temas más contundentes y rockeros: “Heat it up burn it out”, la “Sleazy” “The Snake”, la ACDC “Get wise to the rise” y “Great guns of fire”, tema éste que bien podía haber estado en el anterior disco de la banda “Nasty Nasty”.

Del otro lado los temas más comerciales tipo “Sight for sore eyes”, la Kiss ochentera “Gimme your love”, o la Def Leppardiana “Suspicious”. Dentro de esta última habría que colocar también a la inicial “Rock On”.

“Live it up” o la correcta balada “Stanger” tenían que ver más con el sonido propio de la banda.

Todo sonaba más que correcto en “In Heat”, los muchachos volvían a estar solventes con cada uno de sus instrumentos, y posiblemente St. James cantase su mejor trabajo, pero la cosa siguió sin funcionar.

Así que tras una infructuosa gira con Yngwee Malmsteen, a finales del 89 cada uno se fue para su casa, y durante mucho años Black N Blue fueron historia.

Caído en Little Big Horn




LAS MAQUETAS

Este CD recopila el primer material de la banda. Desde 1981, cuando todavía estaban en Portland y grabaron sus dos primeras canciones que estarían en el primer LP tres años más tarde.

"Chain around heaven" y "I'm the king" suenan bien para ser una grabación amateur de una de las todavía promesas del 80'S Metal USA.

Obviamente, Portland se les queda pequeño y emigran a Los Ángeles, donde esté el epicentro de la explosión "Glam-Metalera", y además el sitio en el que grabarían junto a Don Dokken y Michael Waganer sus primeras maquetas realmente profesionales.

En esta antología también están algunas canciones que la banda nunca llegaría a publicar en disco. Llama la atención sobretodo, que la super heavy "Violent Kid", y la Hard rockera "Squeeze Me" den la espantada. Parece que fue una decisión de John Kalodner que no confiaba en ambas canciones, sobretodo "Violent Kid", un tema demasiado Heavy para el capo del sello "Geffen".

El sonido del CD es bueno fallando la presentación, que peca de cutre. Vital para fans de la banda.

Caído en Litttle Big Horn






EL ÚLTIMO HURRA!!!!!


..Y pasó casi toda una década sin noticias de la banda. Obviamente si en los 80 no rompieron moldes, hacerlo en los 90 (década "Territorio Comanche" para las "Hair Bands") era poco más que imposible, y una banda de "Party Metal" con dos dedos de frente se lo pensaba dos veces antes de hacerlo (Aunque ST JAMES lo intentó con los "Freight Train Jane).

A finales de los 90 el "Line-up" clásico de la banda se reúne en Portland para un concierto en una noche de Halloween y publican el concierto registrado.

Thayer formaba parte de Kiss pero St James a comienzos de la década pasada quiere reactivar la carrera discográfica de los BNB (Pero antes graba un disco en solitario de lo más intrascendente titulado "American Man").

Se empieza a hablar de "Hell Yeah" y del sello "Z records", que lo pondría a la venta a comienzos del 2003...Finalmente pasan ocho años y "Voilà"!!! Frontiers records publican "Hell Yeah" con cuatro de los BNB originales y un guitarrista desconocido.

Entre medias St. James había grabado un cañonero disco de Hard Rock con los Warrant ("Born Again").
"Hell Yeah" es un revival de la banda más que aceptable. Seguramente que es su disco más flojo pero entretiene desde el primer riff. Intentan mezclar en este disco el sonido de su debut y del "Nasty Nasty" y son unas cuantas canciones las que funcionan.

Hay temas puramente BNBy otras que recuerdan a Kiss, Cheap Trick e incluso Mötley Crüe, dando como resultado  un trabajo tan entretenido como irrelevante, que sirve para que los viejos fans les recuerden y colar alguna de las nuevas canciones entre sus clásicos en sus actuaciones en vivo.

Caído en Little Big Horn