martes, 29 de abril de 2014

JETHRO TULL: "A" 1980-MIRADA RETROSPECTIVA

Mi primer contacto con el señor Anderson. En una legendaria tienda de discos de la capital, discos MF (Dios la tenga en su gloria), viendo vinilos y casettes,  y eligiendo cual merecería la pena suficiente para que me pusiera a ahorrar un poco, apareció ante mis ojos un disco de portada llamativa, misteriosa.

caido tull foto 1
 Unos tipos que miraban con cara de asombro, a través del cristal de una torre de control, una misteriosa letra A, iluminada por una refulgente luz púrpura. Wow !!! En mi ya largo caminar por el mundo de la música, a menudo me he dejado llevar por la intuición de que, un disco con una portada espectacular, es posible que contenga muy buena música. No siempre era así, pero, en el caso de “A”, acerté de pleno.

No se si sabreis que este era, en principio, el primer disco de Ian Anderson en solitario. Después de “Stormwatch”, un disco que seguía la tradición folk del grupo, pero en el que ya se adivinaba cierto gusto por la electrónica, Anderson, seducido por ese lado oscuro del rock, decidió preparar un trabajo  en el que los teclados, sintetizadores y demás tecnología tomaran ventaja con respecto a los instrumentos más orgánicos.

 Y se lanzó a la piscina digital, acompañado por su siempre fiel escudero Martin Barre (que no sabemos qué cara pondría cuando Anderson le explicara el proyecto), y fichando para la ocasión a todo un experto en la materia, el siempre eficaz e infravalorado, infravaloradísimo Eddie Jobson, un tipo con la experiencia suficiente como para haber trabajado con bandas del calibre de UK, Roxy Music, Frank Zappa o Curved Air. Ahí es nada.

caido tull foto 2
Chrysalis, que se olía la tostada de que de ahí podía salir un discazo, presionó lo suficiente para que Anderson se olvidara de individualismos, y facturara el nuevo trabajo como un nuevo disco de Jethro Tull. Y así fue, el decimotercer álbum de la banda estaba servido.

Me imagino que a los fans más recalcitrantes del grupo no les debió hacer ni puta gracia el comienzo con “Crossfire”, un tema en el que los teclados y las guitarras sintetizadas llevan la voz cantante, y con cierto aire hard-rock en los riffs. Definitivamente, pensarían, éste no va a ser un album folkie. 
Pero, mira por donde, el siguiente tema, “Fylingdale Flyer”, recupera ese gusto del grupo por las armonías semi-medievales, adornadas, eso sí, por la eficaz y contundente guitarra de Mr. Barre. Este fue el single del disco. Algo similar pasaría con la siguiente, “Working John, Working Joe”, que con ese inicio acústico, transformado en un potente riff guitarrero por parte de Barre, insiste en los tempos que la banda de Anderson tan bien ha dominado en toda su historia.

 Seguro que, tras estos dos temas, los die-hard fans del grupo se quedarían un poco más tranquilos, para quedar de nuevo en fuera de juego con el inicio de “Black Sunday”, electrónico y misterioso. Para mí, el tema más espectacular del álbum, donde Jobson se desboca con sus teclados, pero en el que podemos sentir aún el regusto tradicional andersoniano en la melodía. Su travesera también reluce por allí, no se le había olvidado para nada. 


La segunda parte del disco, todo hay que decirlo, baja un poco el nivel mostrado hasta ahora. “Protect And Survive” y “Batteries Not Included”, éste último, un tema totalmente electrónico, y el más flojo del disco, ya dan más pie a la experimentación, y Jobson toma el mando definitivamente, con sus máquinas y cacharros digitales. “Uniform” y “4WD (Low Ratio)” nos hacen impacientarnos un poco, seguimos con temas algo insulsos e impropios de un tipo como Anderson.

caido tull foto 3

 Hasta que aparece, por sorpresa,  “The Pine Marten’s Jig”, una instrumental que bien podría haber formado parte de discos como “This Was”, “Thick As A Brick” o “Minstrel In The Gallery”. Sorprendente cambio de tercio. Un tema absolutamente medieval, pasado por el tamiz electrónico de este trabajo. Parece una celebración en el patio de un castillo. La flauta de Anderson enloquece, y Jobson nos regala un solo de otro de los cacharros que domina a la perfección, el violín eléctrico. ¿Por qué no incluirían más temas de este calado?

El disco se cierra con “And Further On”, un tema tranquilo y reposado para descansar después de la exhibición de la anterior canción, y despedirnos.Sorprendente álbum de Anderson, como seguro era su intención.

 Una extraña mezcla de elementos tradicionales y nuevos, y quizá un punto de inflexión en la música de los Tull, que culminaría en el ya absolutamente raro e inusual “Under Wraps”, otro intento, fallido, por parte de Anderson por sacar, de una vez por todas, su disco en solitario, algo que tendríamos que esperar aún varios, muchos diría yo, años.

Yo sigo teniéndole mucho cariño a este álbum. Es como esa primera novia a la que no has olvidado todavía, y que te hace sonreír de vez en cuando con su recuerdo. 

Ritchie  Moreno



GREENLEAF "TRAIL & PASSES": NOVEDADES 2014




"Small Stone Records" pondrá en la calle el próximo mes de Mayo (el día 13 concretamente) el nuevo trabajo de los suecos Greenleaf.

Con éste el cuarteto escandinavo ya suma seis lanzamientos desde el año 2000, aunque los cuatro músicos de esta banda ya tenían bagaje musical a sus espaldas desde la década de los noventa.

caido greenleaf 1
"Dozer" es quizás la banda de la que provienen gente como Tommy Holappa  que más puede sonar a los seguidores del Rock más pelotudo y "Stoner" de la vikinga Suecia.

Y "Stoner Rock" tan volcánico como la portada de este disco es lo que nos topamos desde el prólogo de "Our Mother Ash" hasta el epílogo de la novena canción "Trail & Passes", que por cierto titula también  la nueva obra de los Greenleaf.

Con este nombre artístico sacado de un tema de Black Sabbath y con un DNI sueco puede dar la impresión de que el legado de Tommy Iommi debería de estar temblando; pues no, si bien es cierto que como buenos hijos de su padre los genes son los genes, Greenleaf son una banda que vive en la frontera opuesta de sus compatriotas "Graveyard".

El desierto y el Rock fumeta de los "Queens of Stoneage" o de los "Nebula" se diluye entre furiosos riffs de guitarra de Tommy Holappa que lo mismo pueden ser hirientes ("Equators") que hipnóticos y sicodélicos ("With Eye Wide Open").

caido greenleaf 2

Otros temas del disco están más cerca de "Soundgarden" que de "Kyuss" pero sin llegar a construir aquellas murallas guitarreras que Kim Thayil levantaba con su instrumento en los primeros noventa. Es más la voz de David Johnson la que se acerca al timbre del mítico Chris Cornell en temas como "Ocean Deep" o "Humans".

Como ya comenté anteriormente, la sicodélia también germina en la música de estos suecos, "Trail & Passes" recuerda a los Pink Floyd de Syd Barret pero con toda una artillería metálica detrás.

En resumidas cuentas, buen disco de una experimentada formación que no suele fallar dentro de un estilo en el que hay que mirar muchas veces con lupa ante la cantidad de material existente.

General Custer "Rides Again!"



miércoles, 16 de abril de 2014

GOTTHARD "BANG": NOVEDADES 2014

Antes de nada deciros que nunca en mi vida he sido fan ni seguidor de Gotthard. Cuando sacaron su primer disco un servidor estaba dando botes con las L7 y el único Hard Rock que entraba y salía de su tocadiscos eran los de los Black Crowes y alguna que otra reliquia de los setenta y ochenta.

caido bang 1
Hace algunos años en el foro de "Rockangels" de Carlos Destroyer y Adolfo Torres empecé a ver el nombre de los suizos y al ver la cantidad de entradas en  "Topics" sobre la banda decidí echarles una oreja.
Como me esperaba Gotthard no me enseñaron nada que los Whitesnake no hicieran en el pasado.

Creo que fue "Lipservice" y aunque no puedo negar que Steve Lee era un buen cantante y que los músicos también eran de nivel, las canciones nunca me acabaron de convencer. Más tarde me hice con su tercer  trabajo "G" y por ahí lo tengo criando polvo...

El último trabajo en el que trabajó el malogrado Steve Lee ("Need to Believe") se fue a la papelera de reciclaje después de varias infructuosas escuchas.
Gotthard eran como ese coche que luce de puta madre pero que bajo su pintura la chapa no es tan resistente como aparenta.

Así que cuando Steve Lee la palmó y Gotthard sacaron nuevo material con un nuevo vocalista, viví completamente ajeno a los debates entre los que lloraban a Lee y se cagaban en los muertos del nuevo vocalista y entre los defensores que le quedaban a los "nuevos" Gotthard.

Y tengo que decir que no he escuchado el primer disco de Nic Maeder ("Firebirth") como vocalista de la banda y que por casualidad "Bang" cayó en mis manos y bueno, no seré yo el que critique la labor de Maeder o el que ponga peros al sonido más o menos parecido entre "Bang" y los discos famosos de la banda.

"Bang" es un disco que ofrece derroche Hard-rockero, melodías resultonas y estribillos con mucho gancho. Vamos, que el nombre del disco viene ni que pintado y su música es ideal para tiempos de ocio, ya sabéis, Rock 80´s deudor de los Whitesnake" cantado por un tío que lo hace muy bien, bastante mejor que David Coverdale a día de hoy vaya.

Dentro de "Bang" hay varios momentos retro que bien parecen los Whitesnake (otra vez!) del "Come & Get  It" o a los mismísimos Uriah Heep de ahora mismo, con el "Hammond" echando humo, ese "Spread your Wings" suena con elegancia y marchamo de himno ficticio, ya que a día de hoy es lo que seguramente ocurriría con este pedazo de tema.

"My Belief" también tiene mucho de himno reminiscente de las mejores épocas del Hard melódico con guitarras que me recuerdan a los Saxon del "RnR Gipsies". Y como suele ser habitual, los guiños a Led Zeppelin que nos visitan cada dos por tres. Esta vez la magnífica "I Want Look Down" o como inspirarse en el legado de los ingleses sin copiarles con descaro.

caido gotthard 2
Quizás todo esto que estoy contando pueda asustar a los fans de los discos más comerciales de Gotthard (véase "Lipservice") pero no debería de ser así. Hay minutos reservados para baladas de enorme calidad ("Maybe") y tiempos semi aoreros con la épica de los últimos Magnum ("What you get") dentro de "Bang", un disco solido como una puta roca y que cuenta con una producción de acero inoxidable.

Definitivamente parece que hay vida para Gotthard más allá de Steve Lee, el que no quiera saber de ella peor para él.

General Custer "Rides Again" !!





viernes, 11 de abril de 2014

BLUES ADDICTS "BLUES ADDICTS" 1970: TROGLODITAS DEL ROCK DURO VOL 3


bluesaddictsportada.hardrockmonsters2014

Una banda hiper recomendable que esta semana os dejamos aquí son los daneses "Blues Addicts". Como bien dice su nombre, degustadores de la música Blues Rock británica y americana de finales de los sesenta.

"Cream", "Jimmy Hendrix Experience" e incluso "Free" pueden contarse como las principales referencias para este cuarteto.

Imagino que su lider sería el guitarrista Ivan Horn (la información brilla por su ausencia)que en las canciones de este artefacto saca chispas de su guitarra y pone a prueba en cada canción a las válvulas de sus amplificadores.

Guitarras salvajes cargadas de riffs de Rock durísimo y notas sincopadas repletas de "Fuzz", todo ello acompañado de una sección rítmica que parece robada de un club de Jazz.

blues addicts caido 2

Aunque hay algún altibajo el nivel tanto de las canciones como de los músicos es de notable alto. Ivan Horn es un guitarrista sobresaliente. No hay duda, Jimmy Hendrix o Jeff Beck han estado en la dieta alimenticia de este hombre que además no perdió el tiempo en los ensayos con su banda demostrando pericia total en los demoledores solos de los dos mejores temas de este álbum.

Las largas y con madera de "Jams" "Hailow" y "electric" que cierran las dos caras de este único trabajo de los Blues Addicts, son joyas de Rock pesado autodestructivo, del que deja huella en tú reproductor y en los bafles de tú equipo musical.

Nota: Actualmente hay una edición de este disco en vinilo publicada por el sello "Valhalla" "Nothern Rock Productions" y anda sobre los 25 euros.

General Custer 







jueves, 10 de abril de 2014

DENIZ TEK "DETROIT"




tek caido 1
NOVEDADES 2014
Lo primero antes de nada es hacer las presentaciones. Este señor que sostiene la guitarra es un músico nacido en Michigan USA que en 1967 se las pira para Australia. Se establece en Sydney, se hace doctor y como el tío se aburre se monta su primera banda llamada "TV Jones".


Con éste grupo está el año 72 y el 73 pero será en el 74 cuando forme parte de una de las bandas más legendarias del "Killer Rock" australiano: los "Radio Birdman". 
Durante cuatro años graba clásicos del Rock y del "Proto Punk" influenciados por "The Stooges", "The Doors", "Alice Cooper Group" o "Blue Oyster Cult" y a su vez temas propios como "Burn my Eye"o "New Race" serán fundamentales para la eclosión Punk y Garaje australiana en la década de los ochenta con Lime Spiders, The Hitmen o Celibate Rifles entre otros.

Durante los ochenta nuestro hombre de hoy forma parte de los "Visitors" y de los "New Race"; en los noventa forma "The Deniz Tek Group" antes de regresar a "Radio Birdman" en 1996. 
El solo ha publicado cuatro trabajos, cinco contando este último, el ultra recomendado "Detroit".

caido tek 2

Y con este título que homenajea a su tierra natal y al sonido que como un virus contagioso se llevó a Australia, Deniz Tek nos asola con diez canciones que son puro veneno. "Killer Rock", "Garaje" y "Power Pop" ensamblados a la limón y ejecutados a lo grande por un músico que se sabe todas las triquiñuelas del territorio "Underground" en el que se siente como pez en el océano.

"Pine Box" empieza las hostilidades en clave "Killer Rock" via "Radio Birdman". "Fate Not Amenable to Change" y "I M All Right" juegan con los Stones pero también con bandas 80´s del tipo "Dream Syndicate" o "The Del Fuegos".

Hay bronca de la buena en la trepidante "Take that Way" y pausa en  "Perfect World" que suena a garaje 80´s australiano, pero todo en este "Detroit" es homogéneo. Sin trampas, Deniz Tek y su guitarra amplificada acompañada por batería, bajo y ocasionalmente por el "Hammond" de Tom Morrison al que se suma la endiablada y super Blues armónica de "Daddy Long Legs".
Todo ello grabado religiosamente en sistema "Mono". Una delicia de disco.

General Custer






viernes, 4 de abril de 2014

GRAND MAGUS "TRIUMPH & POWER" NOVEDADES 2014

Es posible que en el rock ya esté todo inventado. Hoy en día es tan difícil ofrecer algo nuevo que prácticamente en todos los estilos lo que se está viviendo es una recreación de las propuestas de aquellos que marcaron el camino, llegando muchos al extremo de intentar sonar en sus discos como si se hubieran grabado hace treinta o cuarenta años dependiendo de a quien quieran emular.
magus caido
 No todos llevan a ese extremo las cosas, y uno de esos grupos es Grand Magus, que si bien conforme han ido evolucionando de unos inicios más doom e influidos por Black Sabbath a las propuestas de la N.W.O.B.H.M, no han optado por sonar añejos a toda costa.

En su séptimo trabajo de estudio, el grupo fundado y liderado por Janne “JB” Christoffersson (conocido por su paso por Spiritual Beggars) sigue ofreciendo un disfrutable viaje al heavy de antaño y la cosa no puede empezar mejor que con la épicas y guerreras “On hooves of gold” y “Steel versus steel”, cortes de esos cuyos coros invitan a levantar el puño y cantar, con claro sabor a los mejores Manowar de “Hail to England” y que ya les gustaría conseguir firmar en la actualidad a estos. Sencillos, directos y buenos riffs rematados con solos que les sientan como un guante.

 El grupo también sabe soltarse y cabalgar, pero no unas cabalgadas machaconas y con abuso de doble bombo como es la tónica en muchos grupos de la actualidad, lo hacen con cabeza y buen gusto en cortes como “Fight” o “The naked and the dead”, canción perfecta para blandir las guitarras imaginarias y dejarse llevar.

magus caido 2

 El ritmo machacón del tema título, “Triumph and power” baja las revoluciones y la nota exótica la ponen las pequeñas instrumentales “Arv”, con su sabor a música tradicional, e “Ymer” que sirve como preludio al nuevo corte épico que han elegido para cerrar el disco, “The hammer will bite”, casi siete minutos que arranca con una melancólica melodía acústica antes de abrir su marcial recorrido en el que incluyen otro buen solo de tintes dramáticos.

En definitiva, un nuevo y disfrutable disco de una banda honesta y trabajadora que merece ser admirada y reconocida.

Albytor





ALICE COOPER "TRASH" 1989

Bien, imaginémos ahora a Alice Cooper a comienzos de los ochenta...el tío Furnier estaba más perdido que Johnny Weissmuller haciendo de "Tarzán" en mitad de la "Gran Manzana" neoyorquina. En los años setenta se lo había comido todo con su excéntrica propuesta musical y escénica. Había sembrado el caos en los escenarios y el pánico fuera de él junto a su sensacional grupo (Alice Cooper Band).

trashportadacooper.hardrockmonsters2014

"Killers", "Billion Dollar Babies", "Muscle of Love" eran títulos preñados de muscular Rock and Roll. 
Luego se lo montó el solito y "Welcome to my Nightmare", "Goes to Hell" o "From the Inside" sirvieron para agrandar su leyenda. La estrella de Alice Cooper no declinaba, pero una serie de desacertadas decisiones y la mala cabeza de Vincent Furnier hicieron que todo se fuera al garete.

Llegaron los ochenta y el mundo se pobló de "Heavies" a un lado y otro del Atlántico y fueron muchos los que saquearon sin pudor el legado de Kiss o Alice Cooper.
Así que a mediados de los ochenta Alice decide sacar su "Constrictor" de gira ¡Que diablos! Si Lizzy Borden y WASP montaban un circo, el volvería con el suyo que para eso era el original.
"Constrictor" (1986) y "Raise Your Fist & Yell" (1987) lo ponen nuevamente en el mapa del metal. Se hace acompañar de una banda de "Heavies" pelanas entre los que destacan el musculoso guitarrista Kane Roberts y el guaperas de Kip Winger al bajo. 
Banda y repertorio son puro "Metal USA" de los ochenta, pero en los dos discos mentados faltan "Singles" que puedan hacer "Pupita" en las emisoras de radio.

Con Bon Jovi en lo más alto y los indestructibles Aerosmith reivindicados en la era del "Sleazy" a golpe de "Hit-Single", Alice Cooper da un golpe de timón que hace girar su sonido 180 grados rumbo al AOR imperante a finales de aquella década.

caido alice cooper 2

No es el único, Heart o los mencionados Aerosmith contaban ya con escritores a sueldo para relanzar sus carreras y Desmond Child era el tipo perfecto para inflar de esteroides la música del extravagante artista de Detroit.

Así que Desmond Child compondrá practicamente todo el material del nuevo disco ("Trash") a "Pachas" con Furnier y coño, la cosa funciona ¡Vaya que si lo hace!.
El tema que relanza a Alice Cooper es "Poison". Nunca un veneno fabricado por Cooper es tan dulce y empalagoso.

El tema tiene un riff que se pierde entre los arreglos del teclado y de las voces, pero tiene un gancho innegable. El estribillo es muy resultón y "Poison" se convierte en el tema más exitoso de Alice Cooper desde "School Out". Habían pasado diecisiete años entre ambos "Hit-Singles".

En realidad hay muy poca insulina dentro de "Trash" que estabilice nuestro organismo después de tal sobredosis de azucar y no es para menos, los mismísimos Jon Bon Jovi y Richie Sambora echan una mano a la hora de componer la balada "Hell is Living Without you" junto a Desmond Child y el propio Alice Cooper.

Pero ahí no se terminan las colaboraciones, cuatro de sus colegas de Aerosmith (Steve Tyler, Joe Perry, Tom Hamilton y Joey Kramer) pondrán su sapiencia al servicio de Cooper en los temas "Trash", "House of Fire" y "Only my Heart Talkin´", quedando aun espacio para Kip Winger en la explosiva "I´m your Gun", el tema junto a "Trash" más contundente del disco.

El álbum sería un éxito rotundo de ventas en USA (número 20) y en Europa donde destacaron el puesto número dos y cuatro de Reino Unido y Noruega respectívamente. La gira le valdría para mezclar los trucos de siempre con algunos nuevos y de paso conquistar a una nueva hornada de "Metal Heads" que por edad desconocían la grandeza de sus primeros discos junto a la "Alice Cooper Band".



El Hijo de Ron Keel